Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cómo se preparan el real brasileño, el peso mexicano, el rublo o el yuan para la Fed?

Bolsamanía Bolsamanía 21/09/2016 Noemí Jansana

Los movimientos de las últimas semanas que han presentado las divisas de las economías emergentes dejan entrever cierto nerviosismo por parte de los inversores ante lo que pueda pasar en la reunión mensual de la Reserva Federal (Fed). No tanto por una subida de tipos inminente, sino por el calendario que ofrezca la presidente del banco central, Janet Yellen, sobre el inicio de la normalización monetaria. Expertos consultados creen que el dólar aún presentará mayor debilidad ante las monedas emergentes, pero economías como la mexicana, la brasileña o la india tienen otros factores por los que preocuparse además de la Fed.

Los analistas de Goldman Sachs alzan las voces de alerta sobre la senda bajista por la que el billete verde puede deslizarse en lo que queda de año. El motivo, según apuntan, es que “la normalización monetaria de la Fed se hará de manera más paulatina y superficial de lo que el banco central tiene previsto”. Y el mercado está esperando que las subidas de tipos graduales que la autoridad monetaria de EEUU prometió hace casi un año empiecen a finales de 2016, con lo que la decepción de los inversores está servida.

Por otra parte, economías como la brasileña, la mexicana o la india tienen sus propios problemas y, tal y como indica Kathryn Rooney Vera, estratega de BullTick Capital Markets, en declaraciones a Bloomberg TV, “en las divisas emergentes lo que vemos es que son altamente sensibles a cualquier tensión política interna o externa”. Si bien, la experta reconoce que una subida de tipos de la Fed antes de lo esperado también impactaría en estas economías generando altas cotas de volatilidad.

MAL MOMENTO PARA BRASIL Y MÉXICO

Como claros ejemplos de monedas expuestas a las tensiones internas, tanto el peso mexicano como el real brasileño 'se llevan la palma'. Por un lado, las elecciones de EEUU impactan en México y, por otro, la agitación política de Brasil, tras las acusaciones de corrupción vertidas contra el ex presidente Lula da Silva, está dejando su huella en el comportamiento de la divisa del país. Vera cree que el ‘factor Trump' pesa demasiado sobre el peso mexicano, de la misma manera que el real brasileño se está dejando llevar por el momento político, ya que “ambas monedas están infravaloradas actualmente”, y se muestra “alcista” en ambos casos.

Centrándonos en el peso mexicano, este parece totalmente a merced del devenir de las elecciones en EEUU. El pasado 16 de septiembre, la moneda alcanzó su nivel más bajo contra el dólar, hasta los 19,77 pesos, tras la publicación de las encuestas que situaban al candidato republicano Donald Trump codo con codo con la candidata demócrata Hillary Clinton. La muestra de esta correlación entre peso mexicano y el ‘factor Trump' es, tal y como comentan expertos de Credit Suisse, el hecho de que “el peso se vendió masivamente mientras el resto de divisas emergentes se mantuvo sin cambios”.

Volviendo al caso brasileño, además de los vaivenes políticos, la economía sigue en caída libre, aunque los expertos de Lloyds Bank creen que podría haber tocado fondo después de cinco trimestres consecutivos de contracción. Pero alertan de que “la constante intervención de su banco central desde marzo para frenar la apreciación sugiere lo contrario, como lo hace la probabilidad de un recorte en las tasas de interés en los próximos meses".

Y en la línea de bancos centrales que no van a quedarse de brazos cruzados, India, China y Rusia no se quedan a la zaga y son casos que merecen un análisis más detenido.

© Proporcionado por Bolsamanía

LA RUPIA INDIA, PRESIONADA A LA BAJA

El comité de política monetaria del Banco Central de la India se reunirá por primera vez este mes de octubre bajo el mandato de su nuevo gobernador Urjit Patel y los expertos de Lloyds Bank esperan que haya un recorte de tipos del 0,25% en el precio del dinero de la rupia.

“Esta flexibilización monetaria, junto con las modestas presiones externas, colocarán una ligera presión a la baja sobre la rupia en los próximos meses”, afirman desde la entidad bancaria. Además, circulan rumores que desde el Ministerio de Comercio del país se persigue devaluar la moneda, mientras un estudio del Consejo Indio de Estudios sobre Relaciones Económicas Internacionales, indica que el valor de la divisa frente al dólar es un 10% mayor de lo que debería. Así que cabe esperar caídas en la rupia.

¿Y EL YUAN Y EL RUBLO?

La tasa interbancaria del yuan ha subido a su mayor nivel desde el pasado mes de enero, en medio de las especulaciones de que el Banco Popular de China está interviniendo para defenderse de las apuestas bajistas contra la moneda. Estos rumores han sido constantes ya que hay evidencias de que el banco central está apuntalando su moneda antes de que se haga efectiva su entrada en las reservas del Fondo Monetario Internacional el 1 de octubre.

Desde el Banco de Asia del Este, sus analistas creen que la autoridad monetaria del país está tratando de salvaguardar el cambio de los 6,70 dólares por yuan, ya que tratan de evitar a toda costa un declive en la moneda antes de la fecha de entrada oficial en la cesta de divisas reserva.

Otra moneda que también pone el foco en las tasas de interés es el rublo. Desde Lloyds Bank creen que el escaso rendimiento que la divisa rusa ha mostrado frente al dólar en las últimas semanas, “apunta a una nueva disociación entre el precio del petróleo y el rublo”.

“La atención, en cambio, se ha desplazado a que el rublo es un activo relativamente atractivo para el carry trade comparado con otras divisas emergentes”, opinan desde el banco británico. Sin embargo, "una prima de riesgo alta, relacionada con los factores geopolíticos en Rusia, debería seguir actuando como un viento en contra desfavorable para el rublo", concluyen desde Lloyds.

Así las cosas, Las divisas emergentes presentan grandísimas oportunidades, según afirma Kathryn Rooney Vera, estratega de BullTick Capital Markets, con amplias posibilidades de retorno. "Pero el riesgo es directamente proporcional", alerta la analista. Apto sólo para estómagos fuertes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon