Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Conoces a Mr. Sharpe? El secreto para elegir los mejores fondos de inversión

Bolsamanía Bolsamanía 29/10/2016 Óscar Giménez

Los diferentes tipos de segmentos de renta variable comparten una característica común durante los últimos tiempos. Entre Grecia y el Brexit, pasando por el desplome del petróleo, los temores sobre China y las decisiones de los bancos centrales, los gestores han tenido que lidiar con un aumento de la volatilidad. Por eso hacen falta brújulas para saber guiarse. Como la que ofrece el ratio de Sharpe.

La clave de la gestión de fondos durante el último año no sólo ha estado en lograr rentabilizar el patrimonio invertido por los partícipes, sino también el control de riesgos del capital expuesto por parte de los clientes. De hecho, una de las variables que siguen en mayor medida los selectores a la hora de escoger un producto es el ratio de Sharpe.

William Forsyth Sharpe (en la foto), Premio Nobel de Economía en 1990, propuso esta referencia para comparar la rentabilidad de una inversión con el riesgo asumido. En el primer caso, se tiene en cuenta el retorno generado en comparación con un activo libre de riesgo. El resultado se divide por la volatilidad, medida por la desviación típica de las rentabilidades.

© Proporcionado por Bolsamanía

Así se obtiene el ratio de Sharpe, según el cuál un total de 18 fondos de inversión españoles obtienen más de un 1% comparando la rentabilidad y el riesgo en 12 meses hasta septiembre inclusive, tomando únicamente la mejor serie de cada vehículo. A partir del umbral del punto porcentual, los selectores suelen considerar que se trata de un dato alto, y que es positivo al reflejar que se ha conseguido una determinada rentabilidad con un riesgo empleado menor, especialmente en un entorno de turbulencias en los mercados con dosis elevadas de incertidumbre.

Asimismo, un total de 25 vehículos supera el 0,9% (ver cuadro tras el texto). Nueve de ellos son de renta variable europea, otros seis son de renta variable norteamericana, cuatro están especializados en la inversión en el sector tecnológico, y el resto se centra en los emergentes u otros activos como agricultura.

LOS GRANDES GANADORES

El producto más destacado en el universo de fondos españoles, según las estadísticas de Morningstar, es el EQMC con un 1,56% entre octubre de 2015 y septiembre de 2016. Un periodo de 12 meses en el que el vehículo de la gestora Alantra (antes N+1) genera una rentabilidad del 36,8% con su estrategia de invertir en empresas europeas de pequeña y mediana capitalización, aunque la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) lo califica como “inversión libre” sin la publicación periódica de sus posiciones.

El segundo fondo en el ranking es el Renta 4 USA. El fondo, con un patrimonio de 12,6 millones de euros y centrado en la inversión en grandes compañías norteamericanas, genera un Sharpe en el periodo analizado del 1,49%, con un retorno del 19,8%. El gestor, Celso Otero, tiene sus principales apuestas en tecnológicas, con un peso del 42% de la cartera y con nombres propios como IBM, Cognizant Technology Solutions, Intel o Cisco. Entre las posiciones más fuertes también están la firma de inversión de Warren Buffett, Berkshire Hathaway, la farmacéutica Pfizer y el grupo industrial Illinois Tool Works.

El 'pódium' lo completa otro fondo con similares características. El BMN Bolsa USA obtiene un ratio Sharpe del 1,36%, con una rentabilidad en 12 meses hasta el 30 de septiembre del 16,5%. El producto también está gestionado por Renta 4, en este caso con un volumen de activos de cinco millones de euros y diferentes apuestas. Los valores con más peso en la cartera son McDonald's y Pepsi, del sector cíclico y defensivo respectivamente, según las estadísticas de Morningstar.

El cuarto producto de la lista es el PBP Gran Selección con un 1,26% en rentabilidad-riesgo a partir de un 18,4% en rentabilidad. Es un fondo de renta variable global con flexibilidad para invertir tanto en áreas geográficas como en tamaño de las empresas. El producto de Popular Gestión Privada gestiona seis millones de euros, invertidos principalmente en la empresa holandesa de servicios tecnológicos, Berkshire Hathaway, el fabricante coreano de electrónica Samsung, o la firma suiza de alimentación Nestle.

Todavía por encima del 1,2% en el ranking elaborado con el ratio de Sharpe, a partir de las estadísticas de Morningstar, hay otros dos fondos. Uno de ellos es el Panda Agriculture & Water Fund, con un 1,23% y una rentabilidad del 16,2%. El instrumento de Gesiuris Asset Management, gestionado por Marc Garrigasait, invierte principalmente sus cinco millones de euros administrados en compañías del sector agrícola de todo el mundo. Así, elige valores como los estadounidenses Sanderson Farms, Archer-Danields Midland o Waters, en la noruega Yara International ASA o en la española Baron de Ley.

El otro vehículo es el CaixaBank Comunicaciones, con 87 millones de euros en activos y un universo de inversión acotado a las tecnológicas. El vehículo, que logra un ratio de Sharpe del 1,23% y un retorno del 24,1% con María Jesús Martínez Pardell como gestora, tiene entre sus principales apuestas Facebook, Microsoft, Alphabet, Cisco Systems, IBM, Samsung o Nokia.

Los 25 mejores fondos por Sharpe a un año hasta septiembre

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon