Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cuál es el enemigo del empleo para Niño Becerra?

Bolsamanía Bolsamanía 13/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

“En las crisis, el salario mínimo se vuelve un enemigo del empleo”, asegura el economista jefe para Latinoamérica del Banco Mundial, el chileno Augusto de la Torre. El economista español Santiago Niño Becerra critica este argumento y explica que el empleo depende de la productividad, y que según avanza la tecnología, se agrava el exceso de mano de obra.De la Torre realizó estas declaraciones este mes en la reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en Lima. “Es un tema delicado, ligado a cuestiones filosóficas e ideológicas. En el mundo moderno ese salario mínimo debe garantizar una vida razonablemente humana. Pero conviene evitar los apasionamientos y mirar a lo que importa, que es la calidad del empleo”, señaló el economista del Banco Mundial, según recoge El País.“Estoy en total desacuerdo con lo que plantea el economista jefe del Banco Mundial, que en las crisis el salario mínimo sea enemigo del empleo”, confirma Santiago Niño Becerra, catedrático de Estructura Económica de la Universidad Llull, en La Carta de la Bolsa.No habrá puestos de trabajo para todas las personas que buscan empleo. Algo que se va a agravar según “se abarate y simplifique la tecnología, y peor mucho que el salario baje”Para este experto, hay dos razones por las que el economista del Banco Mundial no tiene razón. Por un lado, “la demanda de trabajo de las empresas ha dejado de ser función del salario”. En segundo lugar, “la tendencia de la demanda de trabajo es decreciente”.RECORDANDO A MARXNiño Becerra es crítico con gran parte del argumento de Augusto de la Torre, que recordó a Marx y a su idea de conquistas de los trabajadores para hablar del salario mínimo, pero pidió que sea analizado en función de los ciclos económicos. “Meter a Marx en el razonamiento no tiene sentido porque la segunda mitad del siglo XIX no tiene nada que ver con la segunda década del siglo XXI”, advierte Niño Becerra.Cuando Marx escribió sus tesis era una época en la que “existía una relación directa entre demanda de trabajo y PIB”. Actualmente no pasa lo mismo, opina Niño Becerra, ya que ahora “es posible generar más PIB con menos trabajo”.LA CLAVE ES... LA TECNOLOGÍAMás que el salario mínimo o el coste en general de la mano de obra, ahora la clave es la productividad, expone el catedrático de la Universidad de Llull. “La productividad aumenta con tecnología y con mejoras organizativas”, añade. Mientras que la demanda de trabajo por parte de las empresas depende de la necesidad que tienen de mano de obra.Niño Becerra alerta de un escenario en el que hay “un enorme excedente de población activa y susceptible de serlo, un escenario en el que la oferta de trabajo ya es muy superior a la demanda”. Es decir, un contexto en el que no habrá puestos de trabajo para todas las personas que buscan empleo. Algo que se va a agravar según “se abarate y simplifique la tecnología, y peor mucho que el salario baje”.Así, para este economista “la única manera de reducir el desempleo es disminuyendo la población activa, es decir, la oferta de trabajo”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon