Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿El contrato indefinido pasó a la historia?

Bolsamanía Bolsamanía 13/06/2016 Lorena Sacristán
© Proporcionado por Bolsamanía

Hace unos días el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, se mostró satisfecho con los datos del paro presentados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social del pasado mes de mayo y declaró que hay que acostumbrarse a que el contrato indefinido ‘forma parte de la Historia'.

En concreto, Fernández Díaz comentó en declaraciones a RNE que es verdad que el empleo de calidad está asociado a la contratación indefinida, pero que hay que ‘ir acostumbrándose para bien y para mal a que eso forma un poco parte de la Historia', y añadió que él ‘prefiere un contrato indefinido frente a uno temporal'. Aunque considera que es mejor que haya menos de cuatro millones de personas desempleadas que cinco como había.

Por ello, el ministro en funciones ha pedido ‘no exagerar las cosas' y en referencia a los contratos de un día destacó que representan un 0,01% de las contrataciones. Entonces, ¿ha llegado el fin de los contratos indefinidos? ¿Es la era de los denominados ‘contratos basura'? ¿Qué tipos de contratos existen en otros países?

EN EEUU HAY ACUERDOS DE TRABAJO

Estados Unidos (EEUU) es un país que está formado por 50 estados, y estos a su vez funcionan como un mercado independiente, tienen sus propias leyes y características independientes, por lo que le hace ‘un mercado laboral complicado' tal y como explican desde la página web ‘lifexpandUSA'.

En este sentido, las condiciones de trabajo estadounidenses son muy diferentes a las europeas. La legislación da libertad a las empresas para gestionar las condiciones laborales de sus empleados, entre otros motivos, por la ausencia de un seguro médico universal y porque es un sistema muy capitalista, lo que hace que cada empresa decida que exigirá a sus trabajadores y cómo les compensará.

Así, al otro lado del charco no existen los contratos de trabajo, sino que se firman acuerdos escritos en los que el trabajador expresa ‘que desea trabajar en esa compañía por el tiempo que sea, que acepta las condiciones de trabajo y que en el caso de renunciar al empleo puede hacerlo libremente cuando desee', mientras que el empleador refleja ‘que acepta al empleado como trabajador, para cierto puesto, por tiempo completo, ocho horas, parcial, entre cuatro y cinco horas o freelance'.

Además, en EEUU se diferencia entre ‘trabajadores por hora' y ‘trabajadores por contrato'. En el caso de los primeros, cada hora extra que el empleado trabaja se le paga como si hubiera trabajado un hora y media normal, mientras que los segundos suelen ser los ‘managers' o altos cargos que obtienen un salario extra si consiguen buenos resultados en su equipo.

EN ALEMANIA, RECIBE EL CONTRATO ANTES DEL PRIMER MES

En el país germano la ley prevé que el empleador debe fijar por escrito las condiciones del puesto de trabajo y entregárselo al empleado en un plazo máximo de un mes a partir de su incorporación a la empresa, según explican desde el portal de noticias e información sobre Alemania, Portal Alemania.

Los tipos de contrato, en general, son muy parecidos a los que existen en España. Así, en el mercado laboral se puede encontrar el conocido contrato indefinido, que no indica una finalización concreta de la relación laboral entre ambas partes. El contrato laboral de duración determinada que se caracteriza porque aparece la fecha final y se suele utilizar para las contrataciones por un proyecto o para hacer suplencias. A su vez, el periodo de tiempo no puede superar los dos años y no se puede repetir más de tres veces, salvo excepciones.

El contrato de trabajo temporal se establece a través de una empresa de trabajo temporal, no de forma directa con el empleador, mientras que el contrato de obra y servicio permite emplear trabajadores para una tarea que se llevará a cabo durante un periodo de tiempo determinado.

Además, hay un contrato a tiempo parcial en el que la jornada establecida es reducida, en torno a las cuatro horas diarias, y un contrato de formación profesional, enfocados a recién titulados, y un contrato para empleos a escasa identidad o ‘minijobs', por el que se pueden cobrar hasta 450 euros sin tener que pagar las cotización es obligatorias a la seguridad social.

EN SUECIA LOS CONTRATOS SE AJUSTAN A LOS CONVENIOS COLECTIVOS

En Suecia los contratos se ajustan a los convenios colectivos, en los que, por norma general, aparece que la jornada laboral será, como máximo, de 40 horas semanales, aunque puede haber excepciones, según explican en la web de la Embajada de España en el país nórdico del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

A su vez, en el portal se especifica que los contratos se adecuan a los convenios colectivos y que existe una amplia modalidad, entre los que destacan el contrato indefinido, el de jornada reducida, por horas y por temporada.

DINAMARCA Y EL CONTRATO ÚNICO

Durante los últimos años se ha hablado de establecer un contrato único en España. De hecho, Ciudadanos lo incluyó como propuesta en su programa electoral de las pasadas elecciones del 20 de diciembre. En este sentido, hay un país europeo que sirve como ejemplo.

Hace dos décadas, Dinamarca tenía una tasa de paro superior a la de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Ahora, el país nórdico cuenta con una de las tasas de desempleo más bajas a nivel global, en torno al 6%, según Eurostat.

En este sentido, este país es uno de los pocos que ha optado por un contrato único, que se entiende como un único contrato para todos los trabajadores, pero no un contrato indefinido, al que ha aplicado la ‘flexiseguridad' danesa, para lograr que el mercado laboral sea flexible y seguro a la vez, según ABC.

CON MÁS DE 18 AÑOS EN INGLATERRA SE TRABAJAN 48 HORAS SEMANALES

Los contratos laborales en Inglaterra son similares a los de España y Alemania. Los más corrientes son el ‘permanent contract', que es similar al contrato indefinido español, el contrato a tiempo parcial, que permite tener las mañanas o las tardes libres, o los contratos temporales, que son de duración determinada o intermitente.

Por otro lado, está el contrato ‘freelancers, consultants and contractors', destinados a los trabajadores autónomos, los ‘agency staff', contrato a través de una agencia, y los contratos de voluntariado, que tienen como objetivo mejorar el curriculum y, en ocasiones, suelen dar comida e incluso el alojamiento.

El contrato de cero horas, en el que no se especifican el número de horas de la jornada laboral, el contrato de trabador eventual, que son de corta duración y ocasionales, el contrato de interino, por el cual el empresario contrata a una persona durante la ausencia de un trabajador con derecho de reserva de puesto, y el contrato de aprendizaje, para adquirir experiencia laboral.

También, dependiendo de la edad se podrá tener una jornada laboral de más o menos horas. Así, si se es menor de 18 años la jornada no podrá ser superior a 40 horas semanales y si se es mayor de 18 años la jornada podrá llegar a las 48 horas.

A su vez, desde el portal ‘primer empleo' explican que en muchos casos se diferencia entre ‘part-time', contrato de una jornada laboral menor a 35 horas semanales, o ‘full time', que es como si se hablase de un contrato a jornada completa.

ESPAÑA, ¿CONTRATO ÚNICO?

En España el problema del paro estructural viene de lejos, por ello, la idea de establecer el modelo de contrato único ha cobrado más fuerza en la época de crisis. Hay quienes están de acuerdo, y, por el contrario, están los que opinan que no es la opción para reducir la tasa de desempleo española.

No obstante, en la actualidad hay establecidos cuatro tipos de contratos, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que se asemejan a los que se establecen en otro países europeos. El contrato indefinido es aquel que se estipula sin fijar límites de tiempo en la prestación de los servicios, puede ser verbal o escrito y a jornada completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos.

Otra posibilidad son los contratos temporales, que tienen por objeto establecer una relación laboral entre empleado y empleador por un tiempo determinado, podrá celebrarse a jornada completa o parcial y se formalizará por escrito, a no ser que la duración del mismo sea inferior a cuatro semanas y la jornada completa que podrá ser verbal.

Por último están el contrato para la formación y el aprendizaje, que se configura como un instrumento destinado a favorecer la inserción laboral y la formación de las personas jóvenes, y el contrato en prácticas, que tiene por objeto que el trabajador obtenga la práctica profesional adecuada al nivel de los estudios cursados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon