Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Es contraproducente la calma?

Bolsamanía Bolsamanía 19/04/2016 Bolsamanía

Por un lado, la elevada inestabilidad y baja liquidez de los mercados en los dos primeros meses del año aumentó las alertas entre las autoridades internacionales por su potencial impacto negativo en el crecimiento.

Por otro, la relativa mejora observada en el último mes y medio ha llevado también a una mayor confianza internacional sobre el escenario económico futuro. Naturalmente, también ha relajado la presión para tomar medidas fiscales y estructurales que acompañen a la política monetaria expansiva.

© Proporcionado por Bolsamanía

La conclusión de los dos puntos anteriores es obvia: es cuestión de tiempo, poco o mucho tiempo que depende al final de los bancos centrales entre otros condicionantes, para que volvamos a ver nuevos conatos de inestabilidad financiera. Y es que la inestabilidad como sinónimo de incertidumbre tiene un detonante claro: las perspectivas de bajo crecimiento. Al final, la estabilidad financiera favorece la recuperación cíclica pero puede hacer bien poco para aumentar el crecimiento potencial.

"Aprovechar la calma para tomar medidas"; esta parece ser la recomendación de economistas y analistas.

Obviamente, es complicado.

El escenario político es complicado. Con todo, siempre se puede reconocer (y así hacen) que se han producido avances. Francia e Italia, entre otros países.

¿En China también? Las conclusiones en este caso son claras: si el crecimiento se estabiliza, la urgencia para tomar nuevas medidas se ralentiza. Poco a poco, claro. Y así ha sido desde hace muchos años....¿por qué va a cambiar ahora?.

Son los mercados. Y son las divisas. De hecho, la combinación de un USD a la baja, política monetaria expansiva desde el ECB y aplazamiento de las perspectivas de tipos en USA han sido suficientes para aplacar los miedos y hasta el pánico que vimos a principios de año. Pero, es también cierto, ahora se reconoce que en el peor de los momentos las divisas actuaron de amortiguador de la inestabilidad en países emergentes. ¿Intervenir en el mercado? nadie lo comenta, con una mirada puesta en las autoridades japonesas.

En fin, esperando acontecimientos. El problema precisamente es que estamos ante una situación donde el paso del tiempo es una variable negativa. Pero esto parece importar poco cuando el objetivo a corto plazo es la supervivencia: política, económica y de los mercados.

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon