Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Están los bancos españoles expuestos a la caída del petróleo? ING es el más afectado a nivel europeo

Bolsamanía Bolsamanía 02/03/2016 Nieves Amigo

Poco a poco da la sensación de que se va desdibujando ese panorama tan pesimista que se pintaba a comienzos de año y que parecía contar con unos elementos negativos muy claros que estaban afectando al mercado, a saber: caída del petróleo, recortes en la bolsa de China y posible crisis sistémica en los bancos mundiales.

Las bolsas parece que empiezan a optar por las subidas, China esta tranquila e incluso nos regala sesiones como la de este miércoles, cuando ha subido un 4% a pesar del recorte de perspectiva de S&P, el petróleo lleva un par de semana estable por encima de 30 dólares y, en cuanto a los bancos, existen muchas dudas de que, realmente, estemos ante otro momento de crisis en el sector, algo que, en absoluto se ve tan claro.

Cierto es que varias han sido las entidades europeas que han publicado cifras "complicadas", empezando por Deutsche Bank, y cierto es también que mucho se ha escrito también sobre cómo están empezando a "fallar" las grandes (Deutsche Bank, Société Générale, Credit Agricole, este mismo martes Barclays...) y que eso es preocupante. También se ha hecho un ejercicio de análisis de hasta qué punto las caídas en el crudo afecta a los bancos y, todo ello, ha dado lugar a un cóctel peligroso que, aun así, no tiene pinta, de momento, de que vaya estallar.

© Proporcionado por Bolsamanía

LOS BANCOS MÁS AFECTADOS POR LA CAÍDA DEL CRUDO

Según datos recopilados por Bloomberg, los préstamos concedidos por la banca a la industria del petróleo y gas en el último ejercicio asciende a 200.000 millones de dólares. La agencia hace un ránking con las diez entidades más expuestas, entre las cuales no hay ninguna española.

La más expuesta sería la holandesa ING, con préstamos a lo largo de 2015 de hasta 31.900 millones de dólares a las industrias del petróleo y gas. Le seguirían en el "top 3", HSBC (29.000 millones) y Credit Agricole (27.400 millones). De hecho, el pasado 22 de febrero HSBC anunció una caída en el beneficio de 2015 del 1,2% mientras que Credit Agricole se desplomó en bolsa en noviembre tras presentar débiles resultados trimestrales.

Este grupo de bancos se completa con Société Générale (25.900 millones), que también sufrió en bolsa tras publicar sus últimos resultados, BNP Paribas (25.600 millones), Standard Chartered Bank (24.000 millones), Natixis (13.300 millones), Credit Suisse (9.100 millones), UBS (6.200 millones) y Commerzbank (4.300 millones).

¿Y LOS BANCOS ESPAÑOLES?

Es difícil "navegar" por las cuentas de las entidades de nuestro país tratando de encontrar su exposición a la industria petrolera y la cantidad prestada a la misma. De hecho, así nos lo reconocen los analistas a los que Bolsamanía ha consultado. Aun así, desde Ahorro Corporación sí nos dejan claro que la exposición de nuestros bancos al petróleo es "residual".

"No creemos que a los bancos españoles eso les afecte demasiado", señala César Sánchez, director de análisis de Ahorro Corporación. "No estamos en un país en el que se preste a petroleras o empresas del sector... en otros países, sus bancos invierten mucho más. España es un país donde el peso del petróleo es residual", añade.

En España, sin embargo, hay otros problemas. Está, sobre todo, el problema de la rentabilidad de los bancos y de que nos encontramos ante un sector que debe "moverse" y reestructurarse porque, a día de hoy, como es cada vez más evidente, no hay mercado para todos. Eso sí, si tenemos en cuenta cómo está el panorama político en nuestro país y lo mucho que depende lo que ocurra en el sector de la estabilidad de éste, difícil será empezar a ver movimiento en breve.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon