Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Estamos preparados para la llegada de la inteligencia artificial?

Bolsamanía Bolsamanía 14/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Tendemos a pensar que toda mejora tecnológica es positiva, que la evolución en este sector nos facilitará el día a día en nuestras vidas, ya sea en el ámbito laboral, educativo o político, sin embargo, debemos ser conscientes de que si no nos adaptamos a los nuevos cambios de forma correcta, los avances podrían ser contraproducentes.¿Qué papel jugarán las personas una vez que estas máquinas vayan extendiéndose en la economía y la sociedad?La llamada segunda edad de las máquinas ya está aquí, es una realidad, por eso desde Fundación Innovación Bankinter se ha presentado la XXIV publicación de su think tank (Future Trends Forum) en el que se ha analizado este hecho y una de las mayores preguntas surgidas es ¿La sociedad actual está lista para la revolución tecnológica?. Es obvio que más pronto que tarde seremos capaces de fabricar máquinas que no solo procesen infinidad de datos a una velocidad incomparable, sino que éstas serán capaces de pensar y sentir, de forma que sean creativas, adaptables e incluso innovadoras ¿Qué papel jugarán las personas físicas una vez que estas máquinas vayan extendiéndose en la economía y la sociedad? Para el filósofo y escritor Callum Chace el panorama de los próximos años presenta un abanico de riesgos “masivos” para el empleo y la sociedad en general, lo que no evita que sin embargo sea optimista respecto a cómo los países gestionarán estos cambios inminentes. DESTRUCCIÓN DE EMPLEOChace estima que en una sociedad como la estadounidense cerca de un 45% de los empleos actualmente existentes desaparecerán en los próximos 20 años. Una parte sustancial de los mismos lo harán en el ámbito del transporte y la logística, sectores ambos en el centro mismo del foco de las principales innovaciones tecnológicas. La otra parte sustancial de empleos que sufrirán un desempleo masivo serán los de trabajadores de sectores intelectuales (directivos, gerentes, incluso artistas). El escritor pone un ejemplo concreto de trabajo amenazado ante un hipotético avance de la robótica y la inteligencia artificial: los conductores (sean taxistas, chóferes o conductores de autobús), la llegada de un actor (tecnológico) al mercado capaz de conducir de una forma automática, rápida, efectiva y segura, supondría poner en peligro millones de empleos en aquellos sectores.Cada vez más capaces de moverse dentro de la complejidad, la improvisación e incluso la creatividadLos avances en inteligencia artificial ya han permitido logros tales como máquinas capaces de elaborar composiciones musicales indistinguibles de las elaboradas por seres humanos (dentro de unos límites). Y dentro de un sector que aún está en pañales, y del que solo son esperables nuevos avances. El cada vez más alto desarrollo en el reconocimiento de patrones marca una línea clara hacia máquinas cada vez más capaces de moverse dentro de la complejidad, la improvisación e incluso la creatividad. Esto supone amenazar a todo tipo de empleos con carga intelectual, y que hasta ahora habían sido de entre los más resistentes a los desarrollos tecnológicos. La inteligencia artificial ya es una realidad que funciona en todo el mundo, más allá de que actualmente sea por encima de todo anglocéntrica y basada en las preguntas y las preocupaciones de la sociedad occidental. Google es solo un ejemplo, de muchos, respecto a una tendencia que cada vez estará más y más extendida. Y es que los logros y las mejoras en este sector están generándose de forma exponencial. Así, lo que ayer parecía imposible, hoy ya no lo es, y mañana será plénamente alcanzable.¿CAPACES DE GENERAR NUEVOS TRABAJOS?¿Seremos capaces de crear empleos que sustituyan aquellos que parece claro que se destruirán? La experiencia nos dice que la capacidad humana de inventar nuevos empleos y vías de negocio no tiene límites aparentes. Para nuestros abuelos era impensable siquiera la posibilidad de que sus nietos pudieran ganarse la visa como diseñadores web o como videobloggers. El futuro es impredecible e imaginable pero esta vez la capacidad de crear nuevos puestos de trabajo lo tendrá más difícil ya que tendrá que competir contra una inteligencia artificial cuyo potencial crece exponencialmente.SOLUCIONESEsto dibuja un escenario con millones y millones de ciudadanos que virtualmente serán “inempleables”. ¿Cómo gestionar esta realidad? Parece claro que el escenario incluirá algún tipo de renta básica o alguna modalidad alternativa que suponga un sustento elemental y digno para todos aquellos excluidos del mercado laboral surgido tras esta revolución de las máquinas. No todo tiene por qué ser negativo. Es de esperar que al auge de las máquinas y la inteligencia artificial le corresponda también un espectacular incremento en la riqueza global. En un mundo más y más globalizado todos querrán aspirar a los más altos estándares, esta contradicción entre lo posible y lo deseable puede ser motivo de conflicto y frustración, es aquí donde debemos trabajar y adaptarnos para tener el mejor futuro posible.Visite la página web de la Fundación Innovación Bankinter para descargarse la publicación y todo el contenido relacionado con esta tendencia.Acceda a: https://www.fundacionbankinter.org/es/web/fundacion-bankinter/segundaedadmaquinas

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon