Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Ha dejado el oro de ser un valor refugio?

Bolsamanía Bolsamanía 25/01/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

Si de una cosa se han dado cuenta los inversores en estas primeras dos semanas del año, es que la economía mundial está en una posición más incierta de lo que se pensaba originalmente. Con una incertidumbre creciente y el petróleo a los niveles más bajos de los últimos años, los inversores están huyendo hacia los valores refugio. Pero, a diferencia de periodos anteriores de alta volatilidad, el oro no es el activo al que están acudiendo.

La moneda y la economía estadounidenses todavía son vistos como una de las inversiones más estables y confiables del mundo

Curiosamente, el dólar estadounidense ha sido el valor refugio para los inversores preocupados. Parte de su atractivo viene de la decisión de la Reserva Federal de elevar los tipos de interés durante los próximos 12 meses. La moneda y la economía estadounidenses todavía son vistos como una de las inversiones más estables y confiables del mundo. Por otro lado, la ralentización de China sólo ha contribuido a aumentar el valor del dólar, mientras que la caída de la demanda de materias primas está pasando factura al oro.

Lea también: China y la tensiones en Oriente Medio impulsan al oro, que vuelve a ser valor refugio

Cuando los mercados entran en tiempos de incertidumbre económica, los inversores tienden a acudir hacia activos que mantienen su valor en el tiempo a pesar de los altibajos de los mercados financieros. Tradicionalmente, esos valores han sido las commodities (materias primas) y principalmente el oro.

En este último año el oro ha caído de alrededor de 200 dólares por onza hasta los 1.100 dólares

En este último año, sin embargo, el oro ha caído alrededor de 200 dólares por onza, hasta los 1.100 dólares, y sin señales de que la caída vaya a terminar pronto. El derrumbe de los precios del petróleo parecía aumentar temporalmente su atractivo, pero el rally de corta duración fue eclipsado rápidamente por las preocupaciones macroeconómicas mundiales, como el crecimiento de China.

Lea también: China mantendrá el control en la bolsa para "cuidar" a los inversores "regulares" de los especuladores

Estas noticias están impulsando a los inversores a buscar activos de mayor riesgo con el fin de generar rendimientos, evitando así la baja rentabilidad que ofrece el oro. Sin embargo, el riesgo y la demanda de oro no son las principales causas detrás de su caída en este momento, el principal motivo es la baja inflación que se está registrando actualmente en la gran mayoría de las economías desarrolladas. Para que el oro pueda desarrollar plenamente su potencial como un activo refugio, no sólo tiene que haber una mayor volatilidad en los mercados e incertidumbre económica mundial, también debe existir una creciente inflación que amenace con diluir el valor de la moneda.

Lea también: El petróleo acelera sus caídas y deja al Brent frente al precipicio de los 31 dólares

POR QUÉ EL ORO NO SUBE

En este momento, el rendimiento del Tesoro de EEUU a 10 años es de aproximadamente del 2%, mientras que la inflación registrada por el IPC se sitúa en el 0,50%. Eso hace que la tasa de rendimiento real sea del 1,5%, una cifra que provoca que activos como los bonos sean más atractivos que las materias primas.

Para que el oro fuese una realidad como activo refugio, la inflación tendría que superar el 2%

Para que el oro fuese una realidad como activo refugio, la inflación tendría que superar el 2% a fin de generar una tasa de retorno real del Tesoro negativa. Si eso llegara a suceder, entonces veríamos que el oro se apreciaría rápidamente ya que los inversores buscarán la protección de un activo que mantiene su valor frente a una moneda en declive.

El dólar y el oro son dos caras de la misma moneda. Si uno es fuerte, el otro es débil. Hasta que no veamos un retroceso del dólar, el oro probablemente continuará con dificultades para subir. La caída de los precios del petróleo tampoco ayuda a que el metal se aprecie ya que los precios bajos de la energía tienden a ir de la mano de bajas expectativas de crecimiento, un ambiente malo para que se genere inflación. Incluso si la economía mundial continúa cayendo, es improbable que el oro actúe como activo de protección en este momento. El dólar parece seguir siendo fuerte, especialmente en su paridad con el petróleo. Una vez que el crudo se recupere, sin embargo, se podrían activar las señales de recuperación del oro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon