Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Habrá Gobierno esta vez? Así se enfrentan los partidos a las negociaciones

Bolsamanía Bolsamanía 07/07/2016 Virginia Mora

El líder del PP, Mariano Rajoy, ya ha iniciado los contactos con el resto de partidos en busca de un acuerdo que le permita gobernar. En las elecciones celebradas el pasado 26 de junio el Partido Popular resultó vencedor, aunque los 137 escaños que cosechó en las urnas no son suficientes para formar Gobierno. Rajoy necesita pactar, y es por ello que lleva días pidiendo al resto de formaciones que le apoyen, o al menos se abstengan, para evitar unos terceros comicios y dar estabilidad al país. ¿Habrá Gobierno esta vez?

Lo cierto es que esa es una pregunta a la que todavía no se puede contestar, pero parece que a diferencia de lo que ocurrió tras el 20D los partidos están dispuestos a evitar otras elecciones: sería un nuevo fracaso y supondría decir a los españoles, una vez más, que no han sabido coger el guante que les lanzó la ciudadanía para que negociasen. Al menos así se desprende antes de las negociaciones, a las que unos llegan en mejor posición que otros.

Óscar Santamaría, director de la firma Asesores de Comunicación Pública, lo tiene claro. “El PP llega más legitimado a esta ronda de reuniones que tras el 20D al haber sido el único que ha mejorado sus resultados y, sobre todo, haber aumentado la distancia con el segundo” partido más votado, el PSOE, ha dicho a Bolsamanía. No obstante, el experto remarca que Rajoy puede tener complicado repetir en La Moncloa ya que el partido “sigue siendo fuertemente cuestionado por el resto de formaciones, que le acusan de falta de autoridad moral, personalizando en Rajoy, para encabezar la regeneración y la lucha contra la corrupción”.

Por su parte, en opinión del experto “el PSOE sigue teniendo la posición más incómoda, ahora más que tras el 20D, pues tiene menor margen de maniobra que entonces”. Hay que recordar que tras las elecciones de 2015 la suma de las ‘izquierdas' arrojaba mejores números que ahora, que como dice Santamaría “simplemente no da”. La de los socialistas es una posición incómoda porque “es clave para que se pueda constituir o no Gobierno, lo que muy probablemente acabará facilitando en segunda votación con su abstención”.

‘RAJOY ESTÁ MÁS TRANQUILO'

El experto ha dicho también que Podemos “llega con mucho menor margen de maniobra y decisión, al no sumar con el PSOE” y que Ciudadanos está en una situación parecida a la formación morada, tras haber perdido escaños, aunque “sigue jugando a ser bisagra, lo que quizás consiga y finalmente logre, de alguna manera, estar en el futuro Gobierno”.

Con este panorama, Santamaría señala que el PP es el que “parte con ventaja” en las negociaciones no sólo por ser el partido más votado, sino por la posición del resto de formaciones y porque parece haberse impuesto la idea de que no debería haber otras elecciones. “Rajoy se ve con fuerza para sumar, y está más tranquilo además que tras el 20D porque ahora la izquierda lo tiene mucho más complicado, por no decir casi imposible, para sumar”.

© Proporcionado por Bolsamanía

LAS TRES OPCIONES DEL PSOE

Y sobre la posición del PSOE, Santamaría se muestra contundente: en las actuales circunstancias los de Pedro Sánchez, que tienen casi imposible llegar a un pacto de izquierdas con Unidos Podemos porque “no sumaría los apoyos suficientes para salir adelante, sólo tiene tres opciones:

1- La gran coalición con el PP, algo que parece descartado.

2- Votar en contra de la investidura de Rajoy en la primera y en la segunda votación, lo que “provocaría una nueva situación de bloqueo, pues no habría bloque de gobierno alternativo posible y eso llevaría a unas terceras elecciones, un escenario que nadie imagina ya a estas alturas”.

3- Abstenerse en segunda votación y facilitar la investidura. “Podría utilizar la fórmula de que sólo se abstuvieran algunos diputados, que podrían ser tan solo uno o dos, los mínimos imprescindibles para que saliera adelante la investidura mientras el resto del grupo socialista vota en contra”. Eso, ha dicho Santamaría, el PSOE “lo justificaría apelando a la responsabilidad institucional y con esa fórmula visualizaría cuál es realmente su postura”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon