Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Logrará Pedro Sánchez contener una nueva crisis interna en el PSOE?

Bolsamanía Bolsamanía 02/04/2016 Bolsamanía

Pedro Sánchez se enfrenta este sábado a una complicada prueba. Su objetivo es lograr que el Comité Federal del PSOE apruebe un aplazamiento indefinido del Congreso Federal que debe celebrarse para elegir al nuevo líder del partido. Dada la dificultad de formar Gobierno y con la amenaza de otras elecciones planeando en el ambiente, el secretario general socialista ha propuesto retrasar esta cita y, así, asegurarse el cargo al menos hasta que se resuelva la situación política.

Tal y como dijo Sánchez el pasado miércoles tras su reunión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, este sábado va a proponer el aplazamiento del Congreso Federal “hasta que se constituya el Gobierno”. “No va a haber fecha, se fija el criterio de que no va a ser hasta que se constituya el Gobierno”, dijo ante la insistencia de los periodistas.

Hay que recordar que los socialistas ya habían fijado la celebración del Congreso Federal para el 20, 21 y 22 de mayo, previa votación entre los militantes para elegir al secretario general el 8 de mayo. No obstante, tras el fracaso de Sánchez en la investidura ahora muchos en el PSOE creen que no es momento de abrir una nueva crisis interna ni de poner, una vez más, en duda el liderazgo del actual secretario general.

Sobre todo porque si ningún candidato logra el respaldo del Congreso de los Diputados antes del 2 de mayo se convocarán automáticamente nuevas elecciones, por lo que si esta cita clave del PSOE se celebra en las fechas fijadas podría poner al partido en una complicada situación en plena precampaña electoral, ya que los comicios se celebrarían el 26 de junio.

EL RETO DE SÁNCHEZ

Por tanto, Sánchez ha decidido proponer el mencionado aplazamiento con el objetivo de frenar la nueva crisis interna que amenaza con surgir. Según han explicado a Bolsamanía fuentes socialistas, el líder del PSOE está bajo “mucha presión” porque debe enfrentar y sortear las críticas de los suyos al tiempo que intenta lograr un acuerdo con Podemos y Ciudadanos que le permita convertirse en el nuevo presidente del Gobierno.

Es por ello que ha propuesto aplazar el Congreso Federal. “Parece que las federaciones lo van a aceptar, lo que reforzaría a Sánchez porque si la cosa sale bien y es presidente, cuando se celebre será más complicado que alguien le vaya a disputar la Secretaría General”, han destacado esas mismas fuentes.

Y si vamos a nuevas elecciones “cabe la posibilidad” de que alguien anuncie que se presenta contra Pedro Sánchez, pero si el Congreso se aplaza este ‘maremoto’ que surgiría en el seno del partido al menos no coincidiría con la precampaña electoral.

“Si Sánchez logra convencer a las federaciones del PSOE para que aprueben el aplazamiento eso le dará mucho aire y rebajará la presión con la que acudirá a las negociaciones”, han dicho esas fuentes, que han destacado que la “jugada” del PP y Podemos, que “han intentado aprovechar la crisis del PSOE”, les ha salido mal.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿QUÉ BUSCA EL PSOE EN LAS NEGOCIACIONES?

Si finalmente hay acuerdo entre PSOE, Podemos y Ciudadanos, “lo mejor sería que hubiese una responsabilidad compartida”, es decir, que hubiese miembros de todos los partidos en el Ejecutivo, han destacado fuentes socialistas consultadas por este medio. No obstante, esta posibilidad es remota. “El electorado de C’s y Podemos no perdonaría que estuviesen en un Gobierno junto al otro, por lo que por descarte sólo queda la formación de un Gobierno en minoría del PSOE con apoyo externo de los dos partidos”. Un gobierno en minoría significaría cierta inestabilidad política, ya que los socialistas no podrían aprobar ninguna medida por sí solos, sino que necesitarían el apoyo de otros partidos para sacarlas adelante.

“Eso sería lo único aceptable para Podemos y Ciudadanos”, han considerado esas fuentes, que explican que pese a que todavía parece difícil el entendimiento entre las formaciones de Pablo Iglesias y Albert Rivera, creen que puede haberlo, al menos, en determinadas cuestiones. “Se puede fijar un programa de mínimos, con cuestiones en las que haya coincidencia, y las que no se pueden dejar como están. No se trata de ir contra el programa de Podemos, sino de avanzar en las cosas que se compartan y dejar como está aquello en lo que no haya acuerdo”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon