Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Menos gasto? ¿Privatizaciones? ¿Impuestos? Las recetas para adelgazar el déficit público

Bolsamanía Bolsamanía 28/07/2016 Lorena Sacristán

Bruselas ha tomado una decisión. España no será multada, pero la Comisión Europea impone al país nuevas metas fiscales. El objetivo para este año consiste en reducir el desequilibrio hasta una cifra equivalente al 4,6% del Producto Interior Bruto (PIB), para 2017 será del 3,1% y del 2,2% para 2018. ¿Cómo puede el Gobierno (aún por formar) reducir el déficit para cumplir con Bruselas?

© Proporcionado por Bolsamanía

La tarea no será sencilla. Primero, por el historial de incumplimientos que acumula España en los últimos años. Y segundo, porque en 2015 el déficit ascendió al 5,1%, cuando el objetivo era del 4,2%, con lo que los deberes de la Comisión obligarán al futuro Ejecutivo a un esfuerzo adicional para encajar las cifras dentro de lo marcado por Bruselas.

REDUCCIÓN DEL GASTO

Para el analista de IG Markets, Daniel Pingarrón, lo más conveniente para ajustar el déficit sería "una rebaja del gasto". Por el momento, aclara el experto, el Gobierno de España se basta en "los adelantos del Impuesto de Sociedades (IS), el ahorro en los intereses de la deuda, conseguir 1.000 millones extra combatiendo el fraude fiscal (cosa que no está garantizada), y sobre todo, en un crecimiento del 3% de la economía". A su juicio, se trata de elementos poco estructurales y, por tanto, menos fiables para lograr una adecuada corrección del desajuste público.

"Si hubiera un pacto de investidura con Ciudadanos que exigiera eliminar las diputaciones, ahí aparecerían 5.000 millones de ahorro de forma estructural, por lo que, en mi opinión, sería ese tipo de medidas por las que habría que apostar", continúa. Y sentencia: "Una bajada del gasto estructural menos productivo. La reforma de las administraciones locales sigue pendiente, y hay una gran capacidad de ahorro ahí".

CORRECCIÓN DE 10.000 MILLONES

El coordinador del BIAM en el Instituto Flores de Lemus de la UC3M, José Domingo Roselló Gómez-Lobo, subraya que "no hay nada nuevo que añadir a lo que se hizo en 2011, salvo que esta vez es de mucha menos intensidad" y recuerda que "entonces se corrigieron 60.000 millones de euros de desfase, y ahora esta corrección es de 10.000".

Desde su punto de vista, se tendrían que establecer medidas sobre el gasto como "la congelación salarial a los empleados públicos, la congelación de las pensiones y las prestaciones por desempleo (o al menos la reducción) y no convocar plazas para puestos de trabajo en organismos públicos". A su vez, propone actuar sobre el gasto de los ministerios, en concreto, "sobre las compras o suministros que estos lleven a cabo", y hacer recortes sobre las inversiones que se hagan desde los ministerios de Fomento, Agricultura y Medio Ambiente.

Desde el lado de los ingresos, Roselló sugiere que se aumenten los impuestos. Por un lado, sobre el IS, y, por otro, recuerda al IRPF "sobre el que se llevó a cabo un recortito en el año 2015 y algo en 2016". También cree que es una medida muy eficaz "subir el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) o los impuestos especiales porque actúa muy rápido".

"Se produce un aumento de ingresos cuando se privatiza una sociedad pública. En ese sentido en 2012, se manejaron varias posibilidades, entre ellas Loterías y Apuestas del Estado, que finalmente no se han llevado a cabo. Podría ser que se replantease ahora", explica el experto, quien finaliza haciendo un llamamiento para la privatización de Bankia: "Antes de diciembre de 2017 debería volverse a privatizar".

REDUCIR COSTES O INCREMENTAR LA RECAUDACIÓN

La reducción del déficit puede acometerse reduciendo los costes o incrementando la recaudación, teniendo ambas alternativas sus ventajas y sus inconvenientes, tal y como destaca la responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank, Victoria Torre.

"Una de las primeras medidas de las que ya se ha hablado es la reforma del Impuesto de Sociedades, con el que se espera recaudar 6.000 millones de euros a través del nuevo tipo del pago fraccionado. Otra palanca que puede tocarse es la lucha contra el fraude fiscal, cuyas nuevas medidas podrían aportar otros 1.000 millones de euros, siendo necesario que se aprueben por el nuevo gobierno", señala la experta.

Por último, Torre piensa que se pueden incrementar otros impuestos, como los que gravan hidrocarburos. "Más cuestionadas serían otras medidas como el aumento del IRPF o del IVA, que irían además en contra de algunas de las promesas electorales lanzadas por los candidatos al Gobierno", sentencia la analista.

EUROPA SITÚA A ESPAÑA POR ENCIMA DEL 3%

La oficina de estadística europea, Eurostat, situó el pasado mes de abril la cifra de déficit de España de 2015 en el 5%, frente al objetivo consensuado con la Comisión Europea del 4,2%. Además, este dato aumenta hasta el 5,1% si se tienen en cuenta las ayudas a la banca.

Por su parte, la Comisión Europea adoptó a principios de este mes de julio el dictamen negativo sobre las medidas que el Gobierno español tomó para cumplir con los objetivos de reducción de déficit, al considerar que “relajó” el esfuerzo en 2015 pese a las recomendaciones de Bruselas.

En este sentido, se activó el proceso para multar a España hasta con 2.000 millones de euros y la congelación de parte de los fondos comunitarios que le corresponden. En concreto, certificó que el país “no ha tomado medidas efectivas” para atajar el déficit.

NO HAY MULTA PARA ESPAÑA

Sin embargo, y después de varias reuniones y encuentros, la Comisión Europea decidió este miércoles no imponer ninguna multa a España y Portugal. Bruselas, por tanto, no estrenará las sanciones por incumplir los compromisos del Pacto de Estabilidad con dos de los países que más han sufrido la reciente crisis financiera y que más recorte se han visto obligados a aplicar.

Sin embargo, sí ha establecido unas nuevas metas fiscales que exigirán más medidas a España. En concreto, el objetivo para este año es del 4,6% del PIB, para 2017 será del 3,1% y del 2,2% para 2018. Es decir, el ajuste para este año se acercará a los 5.000 millones de euros y ascenderá hasta los 15.000 millones en 2017, que concentrará el grueso de la corrección impuesta por Bruselas. La Comisión estrechará la vigilancia sobre las cuentas públicas, con informes trimestrales. Y quiere un presupuesto austero para 2017, con un recorte estructural de 5.000 millones (sin tener en cuenta el ciclo económico).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon