Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Para qué sirve la jornada de reflexión? No queda muy claro con las redes sociales

Bolsamanía Bolsamanía 19/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

España vive este sábado la jornada de reflexión a solo un día de las elecciones del 20D. Durante este día no se puede hacer propaganda electoral ni pedir el voto ya que, según indica la legislación vigente, los partidos nos tienen que dejar descansar de su publicidad desde las cero horas del día inmediatamente anterior a la votación para que podamos pensar con tranquilidad a quien debemos votar en día de los comicios. Sin embargo,hay que contar con que en plena época 2.0 los medios de comunicación no son los únicos que informan, sino que las redes sociales o los mensajes de móvil forman parte de nuestra vida diaria.Según ha informado El País, los partidos políticos habitualmente bajan el tono por las redes pero no dejan de compartir imágenes o mensajes de un fuerte contenido propagandístico. Ante estos acontecimientos, cabría preguntarse si la jornada de reflexión sigue teniendo sentido en la época que vivimos, algo a lo que el investigador del Departamento de Sociología de la Universidad de Ginebra y editor de Politikon, Jorge Galindo, dice que no. Así, según la opinión de Galindo que recoge El País en Verne, ningún partido ha considerado necesario adaptar la ley electoral a las nuevas tecnologías cuando se dio la reforma de 2010 y por lo tanto, según explica, tanto la jornada de descanso como los cinco días sin encuestas no tienen sentido cuando aparece difuminada la barrera entre la esfera púbica y la privada. “El ejemplo más claro es Twitter”, puntualiza, pues indica que lo usamos como parte de nuestro ocio pero realmente hay usuarios que piden el voto en esos días.Galindo considera que esta jornada “es irreal" y "no se corresponde a la vida moderna"De esta manera, y según señala el medio, el experto considera que esta jornada “es irreal" y "no se corresponde a la vida moderna". Además, Galindo tampoco es favorable a una jornada de reflexión aunque no tuvieran cabida las redes sociales ya que según indica, "parte del supuesto extraño de que es malo que alguien elija su voto por influencia de partidos o de encuestas” Sin embargo, indica que no es negativo y que no se puede evitar.Así, Gutiérrez-Rubí, añade según el medio que la jornada de reflexión presupone de una forma paternalista que “la reflexión ha de ser en silencio, cuando mucha gente reflexiona conversando con los demás” y además, muchos expertos coinciden en que la mayoría de los ciudadanos llega al sábado con el voto decidido sin necesitar la pausa que obliga nuestra legislación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon