Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué los mercados se siguen derrumbando?

Bolsamanía Bolsamanía 13/02/2016 Bolsamanía

El aumento de la volatilidad en los precios de las acciones, visas, bonos y materias primas en lo que llevamos de año tiene a los inversores perplejos y no hacen otra cosa que buscar respuestas.

Tal y como informa Expansión, en las últimas semanas, ante las turbulencias de los mercados, los inversores optaron por vender acciones y refugiarse en los bonos del Tesoro, el oro y el Yen. En la actual situación encontrar una opción aceptada es difícil, en lugar de ello hay diversas explicaciones, presentamos varias de ellas.

1. El crecimiento no evoluciona y está parado

La caída de los precios del petróleo desde junio de 2014 ha sido atribuida al exceso de oferta. No obstante, cuando este año los precios de referencia cayeron por debajo de 30 dólares, los inversionistas comenzaron a apuntar a una desaceleración de la demanda.

"Si los precios de las materias primas en su conjunto son en general débiles, esto me dice que, en general, la demanda mundial es débil", afirma Paul Nolte, gestor de cartera de Kingsview Asset Management.

2. El crédito barato

Durante gran parte de 2015, mientras la Reserva Federal se disponía a elevar las tasas de interés de corto plazo, los inversores apostaron a que los bancos se beneficiarían al embolsar la diferencia entre lo que cobran por sus préstamos y lo que pagan por los depósitos. Sin embargo, este año las acciones financieras se desplomaron cuando los inversores concluyeron que las tasas no subirán mucho durante varios años. El Banco de Japón sacudió a un sector financiero ya herido cuando recortó el 29 de enero las tasas y las dejó en territorio negativo.

El episodio pone de manifiesto tanto las oscuras perspectivas sobre la economía mundial como la volatilidad que ha acompañado a los principales temas macroeconómicos en los últimos 12 meses.

3. Incertidumbre por el yuan

Según expone Expansión, muchos inversores creen que China devaluará el yuan, una medida que agravará los problemas de la economía global. El gobierno asegura que no tiene esta intención pero algunos fondos de cobertura ya apuestan contra su moneda.

4. EE.UU. no mejora

Muchos inversores temen que EE.UU., la economía de mejor rendimiento del mundo desarrollado, sea arrastrado por fuerzas globales como el fortalecimiento del dólar.

© Proporcionado por Bolsamanía

El sector manufacturero se contrajo en enero por cuarto mes consecutivo. El crecimiento del empleo, durante mucho tiempo el aspecto más positivo de la expansión económica, se desaceleró el mes pasado. La Reserva Federal no ha escondido su preocupación. "El mayor riesgo en la mente de todos es que se produzca una brusca desaceleración en los mercados emergentes que vaya a repercutir en EE.UU.", dice David Lefkowitz, estratega de acciones de UBS Wealth Management Americas.

5. Los fondos soberanos

Cuando los precios del crudo eran más altos, los países productores de petróleo inyectaron miles de millones de dólares en fondos soberanos de inversión. Algunos expertos creen que ahora esos fondos están liquidando acciones que compraron en tiempos más felices. La información sobre quién está vendiendo es escasa y hay razones para preguntarse si estos fondos podrían realmente tener un efecto significativo en los mercados de EE.UU, argumentan desde Expansión.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon