Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Puede ser el petróleo la nueva 'crisis subprime' para los bancos de EEUU?

Bolsamanía Bolsamanía 19/04/2016 Óscar Giménez

El petróleo barato ha supuesto un quebradero de cabeza para los bancos estadounidenses, en la medida en que durante los últimos meses se han producido impagos de créditos y bonos y una creciente lista de quiebras en la industria.

La temporada de resultados de Estados Unidos, que ha arrancado con el sector financiero, ha dejado ya sus primeras conclusiones, y una de ellas es que los bancos han ganado menos en el primer trimestre de 2016 que en el mismo periodo de 2015.

Importantes descensos que se producen en medio de dos claves. Una es la merma de las ganancias en la banca de inversión, ya que en un periodo de alta volatilidad y continuos vaivenes en los mercados, los clientes han realizado menos operaciones de compraventa de acciones o bonos.

La otra tiene que ver con el petróleo y con la solvencia de los bancos. El sector financiero estadounidense está realizando importantes dotaciones ante impagos ya producidos o potenciales créditos fallidos desde la industria petrolera.

En concreto, el primero en publicar sus cifras fue JP Morgan Chase, con un descenso en el beneficio de un 6,7% y dotaciones de 1.824 millones de dólares, un 90% más que el año anterior. En el caso de Bank of America, el beneficio cae un 13% y la dotación es de 997 millones, un 30% más. Lo mismo sucede con Wells Fargo (provisiones de 1.090 millones, un 79% más) y con Citigroup (233 millones ante posibles impagos).

¿HAY MOTIVOS PARA EL ALARMISMO?

© Proporcionado por Bolsamanía

"No va a ser bueno para los bancos, que se verán afectados", señala Manuel Arroyo, director de Estrategia de JP Morgan Asset Management España, que reconoce que hay previsiones que hablan de riesgo sistémico y de una posible nueva crisis subprime como la que se vivió entre 2008 y 2009 con los impagos masivos de hipotecas de baja calidad.

Los precios del petróleo, aunque han rebotado desde enero, se mueven en niveles inferiores en un 60% a los máximos de 2014, por encima de los 100 dólares. S&P prevé que alrededor de un 4% de las empresas del sector en Estados Unidos que tienen un rating de grado de inversión (por encima de BBB-) se declaren en default, más del doble que en 2014, según recoge Financial Times.

No obstante, Arroyo llama a la calma. "La mayor parte de financiación de las petroleras ha sido a través de emisión de bonos y préstamos con bancos pequeños y locales". "No hay riesgo sistémico aunque vayan a afectar negativamente" las quiebras que el mercado prevé que va a haber en la industria.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon