Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué bancos se verán más afectados por el pago de impuestos por sus créditos fiscales?

Bolsamanía Bolsamanía 29/09/2015
© Proporcionado por Bolsamanía

El Gobierno anunció este lunes que modificará el tratamiento de los créditos fiscales (DTA, "Deferred Tax Assets") de los bancos mediante una reforma del Impuesto sobre Sociedades.La banca española tendrá ahora que tributar para que los DTA puedan seguir siendo computados como capital de máxima calidad "pero se elimina, a cambio, cualquier incertidumbre sobre la investigación abierta por la Comisión Euorpea sobre la legalidad de los avales públicos a estos créditos", señalan los analistas de Ahorro Corporación.Las entidades más afectadas por el pago de impuestos serán Sabadell, BBVA, CaixaBank, Bankia y Santander

LOS BANCOS MÁS AFECTADOS POR ESTE CAMBIO

Según los cálculos realizados por estos expertos, las entidades más afectadas por el pago de impuestos (como un 1,5% sobre la diferencia entre el valor de los DTAs garantizados y los impuestos pagados entre 2008 y 2014) serían:- Sabadell (unos 75 millones de euros).- BBVA (74 millones de euros).- CaixaBank (69 millones de euros).- Bankia (61 millones de euros).- Santander (55 millones de euros).Como porcentaje sobre el beneficio neto esperado en 2015, explican desde Ahorro que representaría un 11% en Sabadell, un 6% en Liberbank, un 5% en Bankia y un 5% en CaixaBank.

UNA MODIFICACIÓN PARA ALINEARSE CON EUROPEA

El Ministerio de Economía ha anunciado esta modificación del trato fiscal de los DTAs para eliminar posibles discrepancias con la legislación europea. Cabe recordar que la CE está estudiando la legalidad de los DTAs que las entidades financieras de Grecia, Portugal, Italia y España tienen activados en sus balances por un importe total de 40.000 millones de euros y que podrían ser considerados como una recapitalización indirecta e ilegal de las entidades financieras de dichos países.

El importe de los DTAs está garantizado por los distintos Estados que además permiten computar dicho importe como “core capital” a sus entidades financieras aunque con la entrada en vigor de Basilea III (2019) dicho importe no será considerado como capital de máxima categoría. "Entendemos que la modificación de la LIS (Ley impuesto de sociedades) en España permite mitigar el riesgo regulatorio existente en el cómputo de los DTAs como activo apto de calidad para el cómputo en las ratios de capital y en este sentido la CE (Comisión Europea) ha manifestado su satisfacción.

El cambio conllevará un coste estimado de 420 millones de euros para el conjunto de las entidades financieras españolas y representa el 1,5% de la diferencia existente entre el impuesto pagado entre 2008 y 2015 y el valor de los DTAs (en torno a 28.000 millones) que entendemos bastante razonable. Desde nuestro punto de vista, el sector bancario español se debería ver beneficiado por esta medida, especialmente las entidades cuyo volumen de DTAs tiene un mayor peso en relación a los APRs (activos ponderados por riesgo) y en concreto las siguientes: Sabadell (7,0%), Bankia (6,0%) y Caixabank (3,0%)", señalan los expertos de Bankinter.

LOS CRÉDITOS FISCALES, UNA DE LAS DEBILIDADES DE NUESTRA BANCA MEDIANA

Jaume Puig, director de GVC Gaesco Gestión, comentaba hace unos días a Bolsamanía que los créditos fiscales son una de las cuestiones relacionadas con nuestra banca mediana que más preocupa. "Los créditos fiscales contabilizan en su activo aunque Basilea III diga que no se pueden computar", recalcaba.Se refería Puig también a ese aval de 40.000 millones del Estado sobre los créditos fiscales y a ese conflicto con Europa.

“Esto se ha ido agravando porque se hace en 2003 y hace unos meses la Unión Europea dijo que esto no podía ser, porque el Gobierno estaba avalando deuda a empresas privadas y los bancos están contabilizando esos activos como si los tuvieran al 100%. Se ha iniciado un proceso con la UE que puede tardar 5 ó 6 años y en ese tiempo los bancos los tendrán que dar por perdidos en la parte que corresponda”, señalaba Jaume Puig.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon