Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué cambio en el cálculo del euríbor podría evitar el abaratamiento de las hipotecas?

Bolsamanía Bolsamanía 14/03/2016 Bolsamanía

Se avecinan cambios en el euríbor a 12 meses, el índice de referencia que ayuda a determinar la cuota mensual de la mayoría de de las hipotecas españolas. Así lo ha determinado el 'European Money Markets Institute' (EMMI), la asociación de asociaciones bancarias europeas, que ultima estos meses un cambio sobre la base para su cálculo.

El ajuste entrará en vigor a partir del 4 de julio, cuando el euríbor se encuentra en la fase más profunda de su depresión. Recordamos que el pasado mes de febrero, el índice cerró en negativo (-0,008%) por primera vez en la historia. El índice acumulaba entonces 17 valores en tasa diaria en terreno negativo.

Ya antes de que el pasado jueves el BCE rebajara al 0% los tipos de interés y situara la facilidad de depósito en un -0,4%, las previsiones de los analistas, según El Mundo, señalaban que la caída podría profundizarse este año hasta el 0,1%, lo que pondrá en dificultades a las entidades más agresivas en su política comercial.

Sobre la base del saldo vivo total de los créditos hipotecarios en España y el precio del euríbor a 12 meses en diciembre, una décima negativa representa un coste anual superior a 600 millones de euros para los bancos. En el lado contrario, es un ahorro similar para millones de hogares.

© Proporcionado por Bolsamanía

En este escenario, el euríbor se ha convertido en todo menos un aliado para las entidades financieras, pero la Asociación Española de la Banca (AEB) considera que la situación es independiente del proceso de cambio.

¿EN QUÉ CONSISTIRÁ EL CAMBIO?

"El cambio en la metodología supondrá que el euríbor se calculará en función de las transacciones reales de préstamos entre bancos, en lugar de teniendo en cuenta el tipo al que las entidades se prestarían hipotéticamente, como sucede en la actualidad. Lo que se busca es una base más realista", explica Francisco Uría, socio responsable del sector financiero de KPMG España, al diario nacional.

Por su parte, el EMMI deja claro que la reforma parte de la recomendación de las principales autoridades monetarias y económicas del mundo integradas en el Financial Stability Board (FSB). Añade que los objetivos son hacerlo más transparente para minimizar las oportunidades de manipulación, como ya sucedió con el Libor, vincularlo a transacciones contrastables y hacerlo capaz de resistir tormentas financieras.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon