Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué dicen los expertos el día después de Draghi? 'Mucho ruido y pocas nueces'

Bolsamanía Bolsamanía 04/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El mercado está decepcionado con Mario Draghi y el italiano está 'triste' porque está acostumbrado a que sus palabras sirvan para que las bolsas suban y no paga que ocurra todo lo contrario, tal y como vimos este jueves.Las medias no le han resultado suficientes a un mercado que esperaba un incremento en la cuantía mensual que el Banco Central Europeo (BCE) destina a la compra de activos y que asciende a 60.000 millones. En cuanto al recorte de la tasa de facilidad de depósito, se especulaba con una rebaja de entre 10 y 20 puntos básicos (al final fue de 10, hasta el -0,3%), y estuvo en línea con lo esperado. También, como se esperaba, se extendió el programa de compra de activos, en este caso, como mínimo, hasta marzo de 2017.Por lo tanto, se cumplió con menos de lo previsto y eso provocó las caídas que se vieron en las bolsas europeas y en todas las bolsas mundiales (también Estados Unidos ha caído con fuerza durante la noche y Asia ha hecho lo propio en la madrugada)."Podemos sacar una lectura positiva de todo esto, y es que el BCE no lo ve tan crudo como para haber tenido que anunciar medidas más contundentes", dicen desde Self Bank"Mucho ruido y pocas nueces", dice Felipe López, experto de Self Bank, sobre el resultado de esta última reunión del BCE. Sin duda, se habían levantado muchas expectativas y, cuando esto ocurre, es mucho más fácil decepcionar porque, a menudo, debes hacer incluso más de lo que prometiste.Aun así, añade López, "podemos sacar una lectura positiva de todo esto, y es que el BCE no lo ve tan crudo como para haber tenido que anunciar medidas más contundentes. No olvidemos que las políticas expansivas estimulan la economía de manera artificial y llevan consigo un riesgo importante de provocar burbujas en determinados activos".Por su parte, los expertos de Banca March dicen que las caídas que se vieron este jueves se deben también a otras variables como "factores técnicos y también un sobreposicionamiento del mercado en las últimas semanas, descontando en exceso un cambio radical en las políticas del BCE". A pesar del escenario de volatilidad que impera en los mercados y que ellos mismos reconocen, recomiendan "mantener las posiciones dentro de la actuales recomendaciones para los distintos perfiles de riesgo" e incluso aprovechar el momento para "tomar posiciones".EN 2016 LA POLÍTICA MONETARIA SEGUIRÁ SIENDO "MUY EXPANSIVA"La principal decepción de este jueves vino por el hecho, como ya se ha comentado, de que no se haya aumentado la cantidad destinada al mes a la compra de activos. Sin embargo, señalan los expertos del banco suizo UBP, "la ampliación del programa de recompra de acciones hasta la primavera de 2017, como mínimo, aumenta el tamaño total del programa en cerca de 400 millones de euros"."La ampliación del programa de recompra de acciones hasta la primavera de 2017, como mínimo, aumenta el tamaño total del programa en cerca de 400 millones de euros", subrayan desde UBPSeñalan estos analistas que en el próximo año vamos a continuar viendo una política "muy expansiva" mientras que las reformas estructurales anunciadas por muchos países "también deberían comenzar a dar sus frutos". Recalcan, además, el hecho de que Draghi dejara la puerta abierta a nuevas medidas en el futuro si es necesario.LA MODERACIÓN DEL BCE PONE LAS COSAS MÁS FÁCILES A LA FEDCraig Erlam, experto de Oanda, dice que la nota positiva de esa acción menor a lo esperado del BCE es que "la decisión de la Reserva Federal es un poco más fácil". Si las medidas hubieran estado por encima de lo esperado "eso habría supuesto todo un dilema para los funcionarios de la Fed dado que la fortaleza del dólar en el último año ha dificultado la recuperación".Añade Erlam que, con esto en mente, el informe de empleo de este viernes "podría ser clave debido a que los funcionarios de la Fed aún buscan más pruebas de que la economía está en condiciones de absorber una subida de tipos"."El informe del mes pasado fue excepcional y fue mucho más allá de lo que se requiere para justificar una subida de tipos. A menos que veamos una revisión a la baja sustancial de las cifras de octubre, me resulta difícil prever un informe este viernes que pueda hacer que los funcionarios de la Fed se cuestionen la decisión de subir tipos este mes".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon