Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué empresas españolas ganan y pierden con la victoria de Clinton o Trump?

Bolsamanía Bolsamanía 09/11/2016 Virginia Mora

Las elecciones presidenciales de EEUU tienen en vilo a inversores y empresas. Sobre todo a estas últimas, que no saben el panorama que les espera a partir de este miércoles, una vez se conozcan los resultados de la votación. En España hay varias compañías que se mantienen a la espera de conocer si finalmente gana la demócrata Hillary Clinton o el republicano Donald Trump, ya que dependiendo de ello podrían verse beneficiadas o perjudicadas.

Y es que las propuestas que han hecho ambos candidatos durante la campaña electoral anima a pensar en las posibles consecuencias de su ascenso a la Casa Blanca. Según explica el analista de Self Bank Felipe López-Gálvez, "son muchos los sectores concretos que permanecen atentos a los que ocurra", y es que "la apuesta de Hillary Clinton por las energías limpias podría perjudicar a las petroleras, incluidas las de fracking". Además, si finalmente "se sale con la suya y acaba subiendo el salario mínimo se verían damnificadas las cadenas de comida rápida y distribuidores tipo Wal-Mart, que trabajan con márgenes estrechos".

Por el contrario, explica el analista, la mayoría de empresas de consumo "agradecerán la defensa que hace la candidata demócrata de la inmigración", un colectivo del que depende en gran medida el consumo en EEUU, que representa cerca del 70% del PIB.

© Proporcionado por Bolsamanía

En el otro lado de la moneda, una posible victoria de Donald Trump haría que la deuda pública estadounidense se viese "con peores ojos" por parte de los inversores, ya que "podría caer el dólar y pasaría a tener más riesgo debido al previsible incremento del gasto público". Además, "las manifestaciones de Trump sobre el endurecimiento de los acuerdos comerciales podrían tener implicaciones en el comercio con Latinoamérica y China; de modo que, de forma indirecta, podría impactar en las empresas que tienen intereses comerciales en estos países", destaca López-Galvez.

Para el experto de Self Bank, está claro que muchas empresas españolas estarán atentas a lo que ocurra "bien porque tengan negocio directamente en EEUU o bien por su relación con Latinoamérica", región que verá retrasada su recuperación en el caso de que Trump salga elegido presidente. "A priori, la elección de Clinton debería favorecer a Gamesa, Grifols o constructoras como Ferrovial y OHL. Por el contrario, Repsol y Técnicas Reunidas podrían salir reforzadas si gana el candidato republicano", asegura el analista.

Además, indica que "el impacto que pueda tener en las acciones de Santander, BBVA o Mapfre es difícil de analizar" porque a pesar de que la menor regulación por la que apuesta Trump les beneficiaría, también podrían recibir mal la demora de la subida de tipos por parte de la Fed que casi con total seguridad se produzca si vence el republicano.

¿OTRO CISNE NEGRO?

Tras la inesperada victoria del 'Brexit' en el referéndum celebrado en Reino Unido el pasado mes de junio, los inversores temen ahora que podamos ver otro 'cisne negro' en las elecciones estadounidenses, que sería la victoria de Triump. Los inversores cada vez se fían menos de unas encuestas que no se ponen de acuerdo sobre el ganador de las presidenciales, por lo que el recuento de votos va a ser "crucial" para los mercados, como apuntan desde Self Bank.

Hay que recordar que históricamente la bolsa americana se ha comportado mejor con un inquilino demócrata en la Casa Blanca que con uno republicano. Y la historia también dice que las reacciones del mercado en los días posteriores no son premonitorias de lo que ocurrirá en los años venideros. Así, conviene tener en cuenta que en las primeras sesiones tras la elección de Barack Obama en 2008 la bolsa cayó un 5% y tras los comicios de 2012, un 3,6%. Sin embargo, bajo su mandato la bolsa americana ha registrado una de sus mejores rachas alcistas de todos los tiempos, recuerda López-Gálvez.

"Se extenderá un sentimiento generalizado de alivio en caso de que Donald Trump no llegue al poder ya que este controvertido personaje traerá consigo al principal enemigo de los mercados: la incertidumbre", dice el experto, que señala que Clinton es "una candidata con un discurso continuista y sensato, por lo que su elección aportará mayor estabilidad". "Esta estabilidad y la mejora de la economía deberían ser argumentos de sobra para que la Reserva Federal retome la subida de los tipos de interés", concluye.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon