Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué espera el mercado de Draghi y del BCE? De la obsesión por los tipos negativos al riesgo del Brexit

Bolsamanía Bolsamanía 02/06/2016 Bolsamanía

El Banco Central Europeo (BCE) se reúne este jueves y, como siempre, mantiene en vilo al mercado. No obstante, esta vez menos que en anteriores ocasiones, ya que los expertos no esperan ninguna medida adicional. Así, la atención estará centrada en el discurso de su presidente, Mario Draghi, que se producirá desde Viena.

El BCE publicará el comunicado con las decisiones sobre política monetaria a las 13:45 horas y, salvo sorpresa mayúscula para el mercado, en él explicará que se mantienen los tipos aplicables a las operaciones principales de financiación (los de referencia) en el 0,0%, los de facilidad marginal de crédito en el 0,25% y los de facilidad de depósito en el -0,4%.

"El BCE se limitará a reiterar su intención de mantener una política monetaria expansiva", explican los analistas de Bankinter. Esto es lo que espera el mercado, además de una otra defensa de Draghi de las decisiones de la autoridad monetaria tomadas hasta ahora y la reivindicación de la independencia de la institución, ante las nuevas críticas que han llegado desde Alemania. Esta semana, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, volvía a la carga para asegurar que "es necesario reconocer" que el BCE aplica una política común para los 19 estados miembros que "no es la óptima para Alemania".

© Proporcionado por Bolsamanía

La cuerda parece tensarse cada vez más entre Mario Draghi y el ministro alemán. En abril, Schäuble que es muy conocido por no tener 'pelos en la lengua' (y esto lo sabe muy bien Mario Draghi), culpó a la política monetaria expansiva del BCE del ascenso del partido anti-inmigración en Alemania. Es más, según un periodista de Dow Jones, Schäuble también habría dicho a Draghi: '...puedes estar muy orgulloso y atribuirte el 50% de los resultados de un nuevo y exitoso partido germano gracias a su política', una ironía muy usual en el ministro de Finanzas alemán.

Más allá de referirse indirectamente a Alemania, el mercado espera que lo haga de forma directa a Reino Unido. "Draghi tendrá que decir algo más sobre el Brexit al ser la última reunión antes de la votación (el 23 de junio), ya que luego no habrá mayor margen de maniobra", explica Ramón Morell, analista de ETX Capital. Tras la reunión del pasado 21 de abril, tras ser preguntado por ello Draghi dijo que la propia posibilidad de que "ha tenido consecuencias significativas en el mercado". "Consideramos que la participación del Reino Unido en la Unión Europea es beneficio mutuo", agregó.

LOS TIPOS NEGATIVOS ENCIMA DE LA MESA

Los tipos negativos volverán a entrar a escena. Hay dos vertientes. Por una parte la posibilidad de que en el futuro el BCE reduzca aún más los tipos de referencia, ahora en el 0,0%, y explore el terreno negativo como han hecho el Banco de Japón y las autoridades monetarias de países como Dinamarca, Suiza o Suecia. "Es algo que se plantean como muy complicado", opina en este sentido Morell.

En la última reunión de la institución, que tuvo lugar como ocurre habitualmente y a diferencia de esta ocasión en Frankfurt, se preguntó a Draghi por los tipos negativos, pero lo que hizo es responder como si la pregunta fuera sobre los tipos de depósito, que están en negativo desde 2015 y en marzo pasaron del -0,3% al -0,4%. Se trata de la remuneración que ofrece el BCE a los bancos por mantener en su balance los depósitos.

El BCE reconoce que los tipos negativos afectan a los bancos negativamente, algo que critica el sector financiero. "Nos están matando", aseguraba en este sentido Francisco González, presidente de BBVA. Los tipos de facilidad de depósito han tenido un impacto positivo en los volúmenes de préstamos, según informan los bancos a la autoridad monetaria, aunque han provocado un efecto negativo en los márgenes netos de ingresos por intereses y préstamos del sector financiero, aseguraron las actas de la última reunión.

ACLARACIONES DE SU POLÍTICA

"Es muy probable que el BCE anuncien las cuatro fechas y los detalles más relevantes sobre la medida de política monetaria TLTRO II más conocida en la jerga monetaria como 'subastas de barra libre'", explica Carlos Salvador, profesor de CUNEF, que habla así de las operaciones de refinanciación a largo plazo que aprobó el BCE en marzo para inyectar liquidez en el sector financiero, en cuatro rondas con vencimiento a cuatro años.

Además, en aquel mes aumentó la cantidad destinada al mes a la compra de activos desde los 60.000 hasta los 80.000 millones de euros mensuales a partir de abril, e incluyó en este programa (QE) la compra de deuda corporativa. "No está claro cuál será el importe, ni tampoco si empezará a comprar inmediatamente o no", explican los analistas de Bankinter, en referencia a los bonos corporativos, y apuntan a una posible cifra de partida de 5.000 millones de euros al mes. Un factor relevante, advierte Carlos Salvador, ya que "el programa de compra de deuda corporativa, que tiene previsto implementarse este mes de junio, afectará tanto a la formación de los precios en los mercado como a la composición de las cartera de los inversores".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon