Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué hemos perdido y qué hemos ganado en la legislatura más corta de la historia?

Bolsamanía Bolsamanía 30/04/2016 Alberto Sanz
© Proporcionado por Bolsamanía

Las cuatro organizaciones que obtuvieron los mejores resultados en las elecciones de 20 de diciembre, PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, no han llegado a un acuerdo a la hora de formar alianzas que pudieran facilitar la investidura de un nuevo presidente del Gobierno. Se pone así fin a la XI Legislatura, la más corta de toda la democracia española, y se abre un nuevo periodo electoral.

En este proceso de cuatro meses, el desacuerdo ha triunfado por encima del consenso. Y entre las cuatro formaciones existe un cruce de reproches por la convocatoria de estos nuevos comicios. El PP apunta al PSOE y Ciudadanos, éstos últimos a Podemos, quienes a su vez responsabilizan a los socialistas, y éstos a los populares.

Pero más que las formaciones, lo más citado en este período han sido los representantes políticos, que comienzan,algo saturados esta nueva carrera electoral. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, fue el único que intento la investidura en todo este proceso y, logró junto a Albert Rivera, el único acuerdo de gobierno de la investidura pero no sumó aglutinar más aliados para hacerlo efectivo.

Por otro lado, el número uno de Podemos, Pablo Iglesias, por su parte, se ha encontrado con grandes dificultados para hacer efectivos sus 69 escaños y se ha encontrado con diversas disputas internas en su partido por su política de pactos, llegando incluso al distanciamiento con el ideólogo de su partido Íñigo Errejón, porque éste estaba dispuesto a hacer más condiciones de cara a la firma de un pacto de izquierdas con Sánchez. El menos desgastado parece el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que basándose en que su partido contaba con el mayor número de votos, ha decido esperar a lograr que nuevos aliados apoyaran su candidatura, algo que no sucedió.

¿QUÉ HAN PERDIDO LOS CIUDADANOS?

Repetir el 26 de junio las elecciones supondrá un gasto de 130 millones de euros que se repartirán entre la administración pública, correos, telecomunicaciones y logística. Y esa cifra no incluye el dinero que los partidos reciben del Estado. Y, aunque los presupueste del Estado se aprobaron el pasado mes de octubre, no es recomendable generar partidas extraordinarios que puedan debilitar la economía.

Asimismo, los ciudadanos elevaron su participación en las elecciones del 20D, mostrando públicamente la ilusión por la nueva situación política que se abría en España. Pero, este proceso de negociaciones se ha convertido en un círculo vicioso que va a poner a prueba la paciencia del electorado, muy afectado por la crisis económica y decepcionado por el falta de consenso.

Por otro lado, la falta de acuerdo provoca que el tiempo siga corriendo y no se cree un gobierno que pueda renegociar los objetivos de déficit con Bruselas y esto contribuye que los actores extranjeros, se muestren expectantes por la situación que se vive en nuestro país para poder tomar decisiones sobre sus inversiones en el territorio español.

¿QUÉ HAN GANADO LOS ESPAÑOLES?

Los escenarios futuros no son nada optimistas y anuncian que los resultados electorales serán muy parecidos a los ofrecidos el 20D pero, en este caso, los españoles irán a votar con la mayor cantidad de información sobre sus candidatos, con dos campañas electorales, una investidura fallida y cuatro meses de negociación, han provocado una vida política en tiempo real que nunca se había vivido en el país y que otorga un mayor conocimiento de cara a acercarse a las urnas.

También esta nueva mentalidad política, ha provocado que se instale la importancia de llegar a acuerdos entre las formaciones. Los programas políticos se habían convertido en el manual de referencia para los electores, ahora también lo son el programa del resto de formaciones, porque en este caso inminente de acuerdo, su partido tendrá que negociar con propuestas que el elector no ha votado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon