Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué pasará en los mercados sin el 'dinero fácil' de los bancos centrales? Seis claves para 2016

Bolsamanía Bolsamanía 10/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La marea global de 'dinero fácil' que ha impulsado las valoraciones de las bolsas en los últimos años han llegado a su punto más alto, advierten en BlackRock. El gigante de la gestión de activos expone sus perspectivas para el próximo año.BlackRock Investment Institute desgrana su visión para los mercados en 2016, ejercicio para el que recomienda a los inversores “prestar mucha más atención en 2016 al ciclo empresarial, crediticio y de valoraciones, en un momento en el que el impacto del ciclo de política monetaria se está disipando”.La entidad recuerda que las valoraciones en general “ya no están baratas”, y que “los márgenes de beneficios empresariales se ven presionados en muchos mercados”. En este contexto, “esperamos una subida de precios escasa o nula en la renta fija y leves ganancias en la mayoría de los mercados de renta variable en 2016”.Esperamos una subida de precios escasa o nula en la renta fija y leves ganancias en la mayoría de los mercados de renta variable en 2016No obstante, no todo es negativo, ya que BlackRock espera un repunte del crecimiento global. Así, resume en siete claves sus perspectivas para 2016:1. MERCADOS BURSÁTILES SIN FUELLESegún BlackRock, la mayor parte de las bolsas se han quedado sin fuelle este año, debido a que la expansión de indicadores como el PER (ratio entre beneficios y precio de la acción) y los dividendos “han ocultado pecados como el estancamiento o el descenso de los beneficios”.Para el próximo año, “la pregunta es si los mercados pueden sostenerse por sí mismos, ahora que las condiciones financieras internacionales son ligeramente más restrictivas. Si las empresas quieren aumentar sus beneficios, es vital que los ingresos vuelvan a crecer, especialmente en los mercados donde las valoraciones son elevadas”, apunta Russ Koesterich, director global de estrategia de inversión del BlackRock Investment Institute.Los efectos de las fluctuaciones del dólar estadounidense y los precios del petróleo serán dos variables a vigilar muy de cerca, advierte el experto.2. VOLATILIDADLa volatilidad ha disminuido “desde los máximos que se registraron durante la oleada de ventas masivas en las bolsas mundiales”. Sin embargo, “podría aumentar de nuevo”, añade Koesterich, que recomienda: “La exposición a empresas de calidad, como empresas consolidadas de tecnología y salud, ha demostrado ser un contrapeso eficaz en periodos de mayor vulnerabilidad”.La exposición a empresas de calidad, como empresas consolidadas de tecnología y salud, ha demostrado ser un contrapeso eficaz en periodos de mayor vulnerabilidad3. CICLO DE CRECIMIENTO DE EEUU“De la economía estadounidense dependen muchas cosas en 2015”, señalan en la entidad. “Aunque las estimaciones de consenso sobre el crecimiento estadounidense en 2016 se han revisado gradualmente a la baja, creemos que al ciclo de crecimiento todavía le queda recorrido”, afirma Koesterich, a pesar de que da por hecho que se acabó la época de tipos en mínimos históricos, entre cero y 0,25%, por parte de la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés).4. LA AUSTERIDAD REMITE EN EUROPA“Esperamos que el impulso reformista pase a un segundo plano y deje su sitio a los controles fronterizos y las cuestiones relacionadas con la seguridad en 2016. Consideramos que se dará un impulso modesto al crecimiento en 2016 a medida que los gobiernos reducen sus políticas de austeridad y aumentan su gasto público, no solo en seguridad”, indica Ewen Cameron Watt, director global de estrategia de inversión de BlackRock.5. JAPÓNEl Banco de Japón podría verse obligado a nuevas medidas de expansión cuantitativa y que el Gobierno pueda elevar el gasto, “ahora que la economía japonesa vuelve a coquetear con la deflación. En ambos casos, el efecto para los beneficios empresariales sería positivo”, indican en BlackRock. Cameron Watt destaca que “un aspecto importante es que el sector empresarial japonés está comenzando a prestar atención a los derechos de los accionistas, lo que se traduce en más pagos de dividendos y recompras de acciones”.6. ATERRIZAJE SUAVE EN CHINASi China no alcanza el objetivo de crecimiento del 6,5% del Gobierno de China para su plan quinquenal actual “no sería ninguna tragedia”BlackRock prevé un aterrizaje suave para la economía de China, algo que ha preocupado mucho este año en los mercados. De hecho, en la gestora creen que si no se alcanza el objetivo de crecimiento del 6,5% del Gobierno de China para su plan quinquenal actual “no sería ninguna tragedia”.“Donde más se dejan sentir los efectos de los cambios económicos de China es en el mundo emergente, ya que el auge de los emergentes y el comercio han dependido enormemente de la demanda china”, afirma Cameron Watt. “Los países emergentes que dependen de la demanda china y los exportadores de materias primas como Australia se enfrentan a un doble peligro, ya que el crecimiento chino ha seguido contrayéndose más y más rápido de lo previsto y la composición del crecimiento ha cambiado rápidamente, desde la demanda de recursos naturales hasta la demanda de bienes de consumo, servicios y productos lácteos”, añade.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon