Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué supone para Madrid perder el rating de las agencias? Las consecuencias de la decisión de Carmena

Bolsamanía Bolsamanía 14/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El Ayuntamiento de Madrid ha experimentado muchos cambios desde la llegada de la actual alcaldesa, Manuela Carmena, pero la decisión que más ha sorprendido desde el punto de vista financiero ha sido la cancelación de los contratos con las agencias de rating Fitch y Standard & Poor’s, que hasta finales de diciembre evaluaban la solvencia de la capital. Fitch y S&P han retirado sus respectivos ratings a Madrid después de que el Ayuntamiento que dirige Carmena decidiera no renovar los contratos con ambas, que vencían en diciembre de 2015. A comienzos de enero, Fitch indicó que retiraba las calificaciones a largo plazo y como emisor en moneda local de Madrid, que se sitúan en BBB+ con perspectiva estable y S&P confirmó a través de un comunicado que la calificación para Madrid se situaba en BBB+/A-2 con perspectiva negativa, antes de retirarla.El año pasado, el Consistorio pagó a estas agencias más de 100.000 euros en total, 50.469,12 euros en el caso del contrato con Fitch y 56.481,55 euros para S&P. Carmena argumentó que la rescisión de los contratos supone un ahorro y sostiene que la calificación no es necesaria, ya que no tiene previsto realizar nuevas emisiones de deudas."Sí podría afectar a la cotización de la deuda en el mercado secundario, ya que hay fondos que por su política de inversión no pueden invertir en deuda sin rating"Felipe López Gálvez, analista de Selfbank, reconoce que “para la financiación directa de la capital no tendrá implicaciones, ya que desde 2008 el Ayuntamiento de Madrid no realizaba una emisión de deuda y además no tiene pensado hacer más en el futuro más próximo”. Sin embargo, “sí podría afectar a la cotización de la deuda en el mercado secundario, ya que hay fondos que por su política de inversión no pueden invertir en deuda sin rating o en bonos con una determinada calificación”.AHUYENTARÁ A LOS INVERSORESEn el supuesto de que el Ayuntamiento tenga que enfrentarse a un gasto no previsto, lo tendría complicado a la hora de acudir al mercado en busca de financiación. “Es de todos sabido que los inversores exigen a los emisores tener calificación por al menos una de las tres grandes agencias de calificación”, recuerda López Gálvez."La decisión de no renovar el contrato podría ahuyentar no sólo a inversores en deuda madrileña sino también a potenciales inversores en negocios de la capital"Este analista señala que “a priori el impacto será limitado”. No obstante, advierte de que “lo cierto es que la decisión de no renovar el contrato podría ahuyentar no sólo a inversores en deuda madrileña (que lo hará) sino también a potenciales inversores en negocios o inmuebles de la capital”.En este sentido, remarca que “un rating de grado de inversión en una determinada región (como era el caso de Madrid), es uno de los factores que pueden tener en cuenta los inversores extranjeros a la hora de tomar decisiones económicas”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon