Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué tienen en común los iPhone de Apple y los coches de Tesla?

Bolsamanía Bolsamanía 21/05/2016 David Vicente

El 'Model 3' de Tesla ha supuesto toda una revolución en el mundo de los coches eléctricos y de la automoción en general similar a la que supuso, en su momento, el iPhone de Apple en el sector tecnológico y la telefonía. Ambas compañías diseñan productos para ser líderes del sector, pioneros en innovación y una referencia para sus competidores. ¿Llegará el 'Model 3' a revolucionar tanto su industria como ha llegado a hacerlo el iPhone? ¿Qué tienen en común y qué les separa?

Tesla ha anunciado que todas sus expectativas ya se han visto superadas. El 'Model 3' roza las 400.000 reservas, según los últimos datos ofrecidos por la compañía. Los clientes hacen cola para lograr el coche eléctrico de la compañía por alrededor de 35.000 dólares. Las reservas han superado a cualquier otro lanzamiento del fabricante.

El Model 3 es el resultado de unir el rendimiento, la seguridad y la amplitud de una coche de alta calidad. Además, el modelo cuenta con cinco estrellas de seguridad en todas las categorías y con una capacidad para cinco personas. El consejero delegado de compañía aseguró que la versión más sencilla del vehículo tendrá una autonomía de casi 350 kilómetros y podrá acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de seis segundos, aunque ha apuntado que habrá modelos que lo harán todavía más rápido, según recoge la información de Europa Press.

El amor por el diseño es una de las grandes claves que diferencian al iPhone y al Model 3 de sus rivales. Steve Jobs y Elon Musk se preocuparon durante el proceso creativo no sólo de diseñar el mejor producto posible sino de hacerlo lo más atractivo posible. El diseño se ha convertido en uno de los factores decisivos en el proceso de decisión de compra por parte de los clientes.

Ahora bien, ni el iPhone ni el Model 3 son sólo simples productos bonitos. Ambos han presentado innovaciones importantes en su sector han creado tendencia y aunque no han sido ni el primer teléfono inteligente ni el primer coche eléctrico se han convertido en referentes gracias a hacer algo diferente a lo anterior y que ha enamorada a la gente. Steve Jobs demostró con el iPhone que lo importante no era crear el primer teléfono inteligente, lo importante era crear el mejor, que más fácil se usase y más gustase a la gente. En la carrera por la innovación llegar el primero es importante pero más aún es innovar de verdad. Un proyecto como Tesla y sus vehículos eléctricos se rigen por el mismo patrón. Los coches eléctricos ya existen, lo que Musk se propuso fue crear un coche eficiente que se pudiera fabricar con los instrumentos actuales y accesible para cualquier bolsillo de la misma forma que un vehículo actual.

El éxito de Tesla como compañía y de sus diferentes vehículos radica en haber sido capaz de enamorar a todos los espectros, desde los ejecutivos hasta los más 'frikis' de la tecnología o los preocupados por el medio ambiente. El posicionamiento de la marca ofrece un producto de lujo a un precio razonable y con la mayor tecnología. Otra de las claves es el control de todo el proceso de sus vehículos. Tesla, al igual que Apple con sus dispositivos, se encarga desde la fabricación a la venta y ofrece un mantenimiento de sus vehículos así como los puntos de carga para los coches en sus supercargadores. Ambas compañías ofrecen toda una completa oferta de diferentes elementos que el cliente necesite.

© Proporcionado por Bolsamanía

Otro aspecto en común son los 'padres' de las criaturas. Muchos señalan ya a Elon Musk como el nuevo Steve Jobs de esta generación. Musk a sus 44 años es conocido por haber sido el cofundador de compañías como PayPal, Tesla Motors, SpaceX, SolarCity, Hyperloop o OpenAI. Actualmente se centra en Tesla, como director ejecutivo, en trabajan en desarrollar coches 100% eléctricos y viables para producción en la era moderna; en SolarCity, donde es Presidente, trabajan en diseñar fuentes de electricidad renovables para los vehículos Tesla; y en SpaceX, donde ocupa el cargo de CEO, en donde crean nuevos transbordadores espaciales y cohetes.

Quienes ven en él el sustituto de Steve Jobs hacen referencia a su carácter creativo, emprendedor, innovador y sus ganas de cambiar el mundo. Colonizar Marte y acabar con los medios de transporte contaminantes son dos de sus sueños actualmente, que de conseguirse modificarían el mundo tal y como lo entendemos sin lugar a dudas. Jobs y sus desarrollos cambiaron la forma en que la gente se puede comunicar y acceder a la información de forma nunca antes vista.

EL PRECIO, EL ASPECTO QUE LES DIFERENCIA

Según Tesla, el número de pedidos, cercarnos a los 400.000, no corresponde al número de clientes ya que en muchas ocasiones el mismo cliente ha realizado un pedido de varios vehículos. Como cualquier coche, el 'Model 3' tiene la opción de añadir complementos que encarecen su precio final. El coste del modelo básico es de 35.000 dólares y según la compañía el pedido medio hasta ahora ronda los 42.000 dólares, un precio en la media de un vehículo con las prestaciones del 'Model 3'.

Tesla al contrario que Apple ha apostado por un precio competitivo en sus productos, un coste que le haga competitivo y ponga aún más en valor sus puntos fuertes. Los de Cupertino siempre han defendido sus precios altos, el líder en innovación debe ser el líder en precio y la estrategia les ha funcionado a lo largo del tiempo, aunque como medida intermedia Apple lanzó hace unas semanas el iPhone SE, el más barato de la historia de la compañía, y que tiene el objetivo de liderar la gama media alta de smartphones, objetivo que según confiesa la compañía está cumpliendo con creces.

© Proporcionado por Bolsamanía

Lea además: Tesla sigue arrasando con el Modelo 3 y acumula 325.000 reservas

Además, el alto número de reservas que está teniendo el 'Model 3' supone una importante fuente de ingresos para Tesla. Cada cliente que realiza una reserva de un vehículo debe dejar un depósito, el cual es totalmente reembolsable hasta que el vehículo esté puesto en producción. El dinero permite a Tesla continuar con la investigación y la adjudicación de fondos a la fabricación de los automóviles en su sede de Palo Alto, California, la construcción de su fábrica de baterías en Nevada y una expansión de las tiendas minoristas, centros de servicio y la red Supercharger. Tesla tenía 283,4 millones dólares en depósitos de clientes a finales de 2015, según su último informe anual.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon