Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quién soporta mayor carga fiscal en España? ¿Los hogares más ricos o los más pobres?

Bolsamanía Bolsamanía 07/06/2016 Bolsamanía
© EFE

Fedea, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, ha publicado un nuevo estudio sobre la incidencia de la actuación del sector público sobre la distribución de la renta entre los hogares españoles. Este primer número, elaborado por Julio López Laborda (Universidad de Zaragoza y Fedea), Carmen Marín González (Fedea) y Jorge Onrubia (Universidad Complutense de Madrid, Fedea y GEN), se centra en el reparto de los impuestos.

En el trabajo se estima el impacto redistributivo del sistema fiscal sobre los hogares españoles a partir de la información proporcionada por la Encuesta de Presupuestos Familiares y la Encuesta de Condiciones de Vida, elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística. El estudio se realiza para el año 2013 con datos a nivel nacional. Sus resultados ofrecen la fotografía más completa que se ha realizado hasta la fecha del reparto de la carga tributaria entre los hogares españoles de acuerdo con su nivel de renta.

Los impuestos examinados son los siguientes: Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, Impuesto sobre el Patrimonio, Cotizaciones Sociales a cargo del trabajador o autónomo, Impuesto sobre el Valor Añadido, Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuestos Especiales: sobre el Alcohol y las Bebidas Alcohólicas, sobre Hidrocarburos, sobre las Labores del Tabaco y sobre la Electricidad e Impuesto sobre las Primas de Seguros.

LOS PRINCIPALES RESULTADOS DEL ESTUDIO

"1º. Para el conjunto de impuestos analizado, el tipo medio efectivo (el cociente entre los impuestos pagados y la renta bruta) aumenta generalmente con la renta.

Sin embargo, existe una salvedad importante: el tipo medio sobre renta que soportan los hogares situados en el primer quintil (es decir, el 20% de los hogares más pobres) solo es superado por el que soporta el 10% de los hogares más ricos. Esta singularidad se debe fundamentalmente a que el consumo de este quintil, que es la base sobre la que se aplican los impuestos indirectos, excede a su renta y a la existencia de topes mínimos en las cotizaciones sociales.

2º. El conjunto de impuestos analizados reduce la desigualdad de la renta bruta, medida por el índice de Gini, en un 2,82%. Como consecuencia, los hogares más ricos (pero también los más pobres) tienen una participación en la renta total después de impuestos inferior a su participación en la renta antes de impuestos. Por ejemplo, la participación en la renta de los hogares pertenecientes al centil más rico disminuye en un 8,69% gracias al sistema tributario.

3º. Todos los impuestos indirectos se comportan de forma regresiva. En su conjunto, estos tributos aumentan la desigualdad de la renta de los hogares en un 4,02%. Entre los impuestos indirectos, es el IVA el que más contribuye a ese efecto desigualador, lo que se explica, sobre todo, por su elevado volumen recaudatorio. Este impuesto eleva la desigualdad de la renta bruta de los hogares en un 3,13%.

4º. Por lo que respecta a los impuestos directos, el IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio son globalmente progresivos, mientras que las cotizaciones sociales son regresivas, debido a la existencia de bases mínimas y máximas de cotización. La aplicación del IRPF reduce en un 7,47% la desigualdad en la distribución de la renta bruta de los hogares, lo que permite que el conjunto de impuestos directos tenga también un efecto igualador del 6,83% y que, como hemos visto, el impacto agregado de todos los impuestos considerados en esta investigación sea una disminución de la desigualdad entre los hogares.

5º. A la vista de los resultados anteriores, se observa que la redistribución mediante impuestos no representa más que una parte muy pequeña del efecto redistributivo logrado por la intervención pública a través de flujos monetarios. La mayor parte de la política redistributiva se lleva a cabo con prestaciones económicas (pensiones, prestaciones por desempleo o enfermedad, becas y ayudas para estudios, etc.), que reducen la desigualdad de la renta primaria en torno a un 30%", concluye Fedea.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon