Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Volverá el petróleo a los 100 dólares? La OPEP y el oscuro escenario que anticipa House of Cards

Bolsamanía Bolsamanía 13/06/2016 Óscar Giménez

El petróleo podría caer hasta los 20 dólares. Esta predicción fue bastante habitual por parte de Goldman Sachs y otros bancos de inversión a finales del pasado año y en el inicio de éste, cuando el crudo tenía una tendencia bajista que parecía no tener fondo y con la que llegó a perder los 30 dólares, marcando mínimos de 12 años. Sin embargo, desde entonces los precios han rebotado más de un 80% y ahora la pregunta es dónde está el techo.

Históricamente, el crudo ha sido mayor motivo de preocupación por escaladas puntuales del coste y el daño que sufrían las economías desarrolladas, dependientes generalmente de la importación de la materia prima como es el caso de España. Así ocurrió en la mayor crisis económica ocurrida entre el Crash de 1929 y la caída de Lehman Brothers en 2008. En los años 70, la economía mundial se vio golpeada por lo que los economistas llaman una crisis de oferta, con fuertes alzas de la inflación y estancamiento del crecimiento.

OTRO TIPO DE CRISIS DEL PETRÓLEO

Durante este periodo, la entonces joven Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP, que había nacido en 1968) decidió no exportar crudo a los países que habían ayudado a Israel en la guerra de Yom Kipur, que enfrentaba a esta nación con Siria y Egipto. Esto se produjo en 1973, y llevó a los precios del crudo a dispararse por encima de los 100 dólares a precios reales (teniendo en cuenta la evolución de la inflación).

En aquel momento economías como Estados Unidos tenían una fuerte dependencia de las importaciones desde el Golfo Pérsico, y precisamente fue entonces cuando la Casa Blanca prohibió las exportaciones de las empresas locales, para lo poco o mucho que produjeran se quedara en el país y se redujera la dependencia exterior.

La crisis quedó atrás y hubo un descenso paulatino de los precios hasta el cambio de siglo, cuando al compás de la fuerte demanda internacional en tiempos de bonanza económica y la congelación de la producción desde la OPEP, comenzó otro repunte que se alargó hasta 2008, cuando el barril tipo Brent, referencia en Europa, alcanzó los 140 dólares. Pero entonces llegó la crisis financiera internacional, la recesión de la economía y un drástico recorte de las compras, con lo que los precios corrigieron mientras los productores no querían perder cuota de mercado.

La commodity evolucionó hasta un nuevo equilibrio de 100 dólares en 2014, antes de iniciar un periodo de corrección que hundió los precios hasta perder los 30 dólares en febrero, en medio de la revolución del fracking en Estados Unidos que le llevó a convertirse en el primer productor mundial, por delante de Arabia Saudí. La economía árabe inició una 'guerra' por ganar cuota de mercado que llevó a muchos analistas a pronosticar caídas hasta los 20 dólares.

LO QUE DIBUJA HOUSE OF CARDS

© Proporcionado por Bolsamanía

Es difícil saber si Kevin Spacy y el resto de personas que hacen posible la afamada serie de Netflix House of Cards, entre el equipo de dirección, producción, y actores, son especialistas en el mercado de materias primas, pero la preparación de la quinta temporada llegó en este escenario. Y justo esta temporada, tiene como hilo conductor un auge de precios del petróleo provocado por la OPEP que desemboca en una crisis económica como en los años 70.

Lo que se preguntan muchos analistas es si esta ficción es posible que se convierta en realidad. Es decir, si podría prolongarse el rebote actual del petróleo, que por lo pronto le ha llevado a superar los 50 dólares. “Los precios del petróleo han repuntado debido a los recortes del gasto en capital que hemos visto en países ajenos a la OPEP, lo que ha golpeado a la oferta, mientras la demanda se está recuperando. En Estados Unidos el número de equipos para producir esquisto (crudo extraído con el fracking) se ha reducido un 80% desde 2014, con lo que el suministro en el país ha comenzado a declinar”, explica Bolsamanía el analista Nitesh Shah, de ETF Securities.

¿HABRÁ ESTABILIDAD CON EL PETRÓLEO?

Los precios se han estabilizado en las últimas sesiones alrededor de los 50 dólares. Sin embargo, a estos niveles “aún puede haber elementos que impulsen los precios, como la presión sobre los pozos petroleros en Estados Unidos”, indica Shah. Además, en el caso de la OPEP, este experto recuerda que según cálculos de ETF Securities Arabia Saudí necesita un precio de 90 dólares por barril para alcanzar un equilibrio fiscal, pese a los ajustes que ha realizado recientemente para sobreponerse al nivel bajo de precios. Mientras que en la gestora tienen dudas sobre la capacidad de Irán para aumentar su producción tanto como el Ejecutivo persa quisiera, después de que en enero se levantaran las sanciones por parte de la Unión Europea y de Estados Unidos.

Pese a ello, los precios por encima de los 100 dólares podrían ser una realidad muy lejana. “Tenemos dudas de que volvamos a verlos”, admite Nitesh Shah. “En su plan estratégico 'Visión 2030' Arabia Saudí ha anunciado que quiere reducir su dependencia del crudo. En el pasado ayudó a mantener los precios para impulsar los ingresos públicos. Con el cambio de estrategia del país y la falta general de cohesión en el resto de la OPEP, es difícil que el petróleo vuelva a los 100 dólares”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon