Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

10 años desde que Steve Jobs presentase el iPhone: los retos de un smartphone que revolucionó el mercado

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/01/2017
© Proporcionado por Bolsamanía

Tal día como hoy, un nueve de enero de 2007, Steve Jobs presentó al mundo el que prometió que sería un dispositivo que revolucionaría las telecomunicaciones, y el genio de Apple no se equivocó. Una década después, el iPhone se ha convertido en una referencia y ha abierto la puerta a una nueva forma de comunicarse.

El iPhone no fue el primer smartphone de la historia pero Steve Jobs logró hacer ver a todo el mundo lo especial que era desde la primera conferencia de desarrolladores en la que lo mostró al mundo. El smartphone de la manzana ha cambiado mucho desde el primer modelo, por dentro y por fuera, Apple ha ido renovando e innovando con su dispositivo estrella. Cerca del 60% de los ingresos de los de Cupertino provienen del iPhone y la caída de las ventas durante dos trimestres puso en alerta la compañía.

El lanzamiento, hace unos meses, del iPhone 7 devolvió a los consumidores el interés sobre un nuevo dispositivo, al que muchos critican no haber innovado demasiado. Los pocos avances han hecho que se multipliquen los rumores sobre cómo será el próximo iPhone 8. El smartphone del décimo aniversario será un gran avance, según muchos rumores. De cumplirse con las expectativas será el primer teléfono de Apple que contará con sistema de carga inalámbrica. Los usuarios cargarán su dispositivo a través de una almohadilla, sin cables. Un sistema que ya utilizan algunos teléfonos Android, y que dotará a iPhone de mayor velocidad de carga, sin interferencias ni interrupciones.

Además, se espera que el próximo iPhone tenga un diseño renovador, y entre otras características, estará fabricado en vidrio y tendrá un marco de metal. Todos los rumores apuntan a que los de Cupertino lanzarán al mercados tres nuevos terminales este año. Dos de ellos seguirán los pasos de los modelos anteriores, no así el tercero, el cual incorporará pantalla OLED. No obstante, los tres terminales tendrían cubiertas de cristal.

Tim Cook, actual director de Apple, ha querido resaltar la importancia del lanzamiento del primer iPhone, al que considera "la referencia de los teléfonos inteligentes durante su primera década", como recoge en un comunicado. El presidente de Marketing de la compañía, Phillip Schiller, ha ido más allá y ha afirmado que "el iPhone se ha convertido en el dispositivo más esencial en nuestras vidas".

EL RETO DE TRUMP

Donald Trump aseguró a principios de año que si acababa siendo elegido presidente de Estados Unidos, obligaría a Apple a recuperar la producción de su dispositivos para el país. Sin embargo, un estudio aseguró que de fabricarse en norteamérica, los teléfonos tendrían un precio de 2.000 euros. Según publicó Business Insider, trasladar la fabricación supondría elevar el coste de la fabricación hasta los 600 dólares. Esto se traduciría en un precio final de 2.000 dólares en el teléfono de Apple. Para llegar a esta conclusión se han tenido en cuenta factores como el incremento del coste laboral con respecto a China o los componentes del teléfono fabricados en Asia, que implican una mano de obra de obra requiere más de 150.000 personas.

“Generar este tipo de infraestructura en Estados Unidos será muy dificil” explica el analista jefe de IHS Markit Technology's Outsourced Manufacturing Intelligence Service, Dan Panzica, asegurando que llevar la infraestructura a Estados Unidos implicaría la construcción desde cero de una red de fabricación que ha crecido en Asia durante las últimas décadas y que en Estados Unidos no existe.

Tras ser elegido como presidente de Estados Unidos, Trump ha mantenido su apuesta y llegó a llamar por teléfono al CEO de Apple, Tim Cook, y prometer "grandes recortes" de impuestos a las grandes compañías que trasladen sus fábricas a suelo estadounidense. "Sería un gran logro para mí si consigo que Apple construya una gran planta de producción en Estados Unidos, o muchas grandes plantas en Estados Unidos, en lugar de China o Vietnam", aseguró Trump en una entrevista concedida al diario estadounidense 'The New York Times'.

Más en MSN:

Memes en las redes con el nuevo iPhone 7

Memes en las redes con el nuevo iPhone 7

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon