Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

14 fondos de inversión para comprar si la Fed sube tipos en diciembre

Bolsamanía Bolsamanía 29/11/2015 oscar.gimenez@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) se reúne en diciembre y el mercado da por descontada una subida de tipos de interés y el inicio de la normalización de la política monetaria. Ante ello, también hay oportunidades, con fondos de inversión que pueden verse beneficiados.En Bolsamanía hemos hablado con selectores para analizar qué tipos de fondos de inversión se pueden beneficiar de un cambio en la curva de tipos, una vez que la Fed apriete el gatillo e inicie la escalada de tasas de los fondos federales (tipos de referencia para el banco central estadounidense), y por lo tanto cómo los inversores pueden modificar su cartera para aprovecharse, especialmente la parte del portafolio orientado a Estados Unidos.El mercado otorga un 70% de probabilidades a la subida de tipos, sin embargo Janet Yellen, presidenta de la Fed, siempre ha insistido en que las alzas posteriores serán progresivas y atendiendo a la marcha de la economía. “Más que el cuándo se suben los tipos, lo importante es cuánto lo hace. Es vital que sea de forma gradual, y que efectivamente haya una mejora macroeconómica y de los resultados empresariales”, apunta José María Luna, director de Análisis y Estrategia de Inversión de Profim Asesores Patrimoniales.Así, los expertos consultados por Bolsamanía repasan cómo afectará esta nueva estructura de tipos de interés a cada clase de activo y señalan 14 nombres propios de fondos de inversión que se puede beneficiar del nuevo escenario.CAMBIOS EN RENTA FIJAEn renta fija será donde más cambie la estructura del mercado con el inicio de la normalización de la política monetaria. Los expertos señalan a un tipo de activo que puede verse beneficiado, los bonos flotantes, “papeles que ofrecen un diferencial sobre una referencia, en este caso la curva estadounidense a diferentes plazos. Estos suelen ser a 3 meses, 5 años o 10 años. A modo de ejemplo, si tenemos un bono flotante referenciado al bono del Tesoro de EEUU a 10 años más un diferencial del 1%, hoy nos ofrecerá un cupón cercano al 3%, pero en caso de subir la rentabilidad de ese tramo de la curva americana al 3%, nuestro cupón será del 4%”, explica Javier Monjardín, director de análisis de Tressis.“Desde nuestro punto de vista el tener posiciones en un fondo de inversión que tenga una exposición elevada a este tipo de bonos, que además es complementada con préstamos bancarios, es una buena aproximación al mundo de la renta fija”, añade Monjardín, que pone encima de la mesa al Pimco Income por cumplir estas características, uno de los productos estrella de la gestora norteamericana.A los bonos flotantes también apunta José Hinojo, del Departamento de Gestión de Activos de Renta 4, que recomienda el fondo UBAM Dynamic US Bond, de la gestora de UBP, que “tiene por objetivo lograr una rentabilidad equivalente al Líbor (índice interbancario como el Euríbor) más 100 puntos con un objetivo de volatilidad máxima anualizada del 1,5% en un conexto de tipos muy bajos”. Así, “el Líbor tiende a subir cuando hay alza de tipos”.La otra clave para comprar fondos de renta fija si hay subida de tipos es la flexibilidad, que “pueden moverse en duración y en diferentes claves de activos”, explica José Hinojo. En este caso, un nombre propio es el Legg Mason Western Asset Macro Opportunities, con una duración flexible en un rango entre -5 años y 10 años. Además, el experto de Renta 4 destaca que la gestión también es flexible, con lo que puede invertir en bonos de alta rentabilidad (high yield), emergentes, etc. “Tiene dos tipos de estrategia, largo plazo (tendencias macro), y corto plazo (proveer estabilidad en los mercados volátiles y compensar movimientos para el largo plazo)”.Por su parte, José María Luna destaca al Halley Alinea Global, un fondo mixto de gestión flexible que puede “aprovechar un entorno de subida de tipos al ponerse corto en diferentes tramos de la curva de tipos en Estados Unidos”. También recomienda fondos que, “invirtiendo en renta fija, se posicionen de tal manera sobre la curva de tipos en Estados Unidos que aprovechen una posible alza de distintos tramos de la misma. Dos ejemplos son el Pimco Unconstrained Bond y el EDR Bond Allocation”, fondos de Pimco y de Edmond de Rothschild respectivamente.DIFERENCIA DE POLÍTICAS: DIVISASMientras que el mercado descuenta una subida de tipos de la Reserva Federal que conlleva el endurecimiento de la política, los inversores esperan a su vez nuevos estímulos del Banco Central Europeo (BCE) en diciembre, acogiéndose a las palabras de su presidente, Mario Draghi, en la última reunión. Esto provocará una mayor diferencia entre las políticas de los bancos centrales a uno y al otro lado del Atlántico, algo que ya se ha dejado notar en el tipo de cambio. El euro está cerca de mínimos anuales respecto al dólar, al acabar este viernes en el cruce de 1,0594.Así, Luna apuesta por fondos que puedan “seguir aprovechando la apreciación del dólar frente al euro”, como monetarios en dólares. Dos ejemplos son el Pioneer US Dollar Short Term C Eur ND y el JP Morgan US Dollar Treasury Liquidity A USD.RENTA VARIABLE: GRANDES COMPAÑÍAS“Las subidas de tipos suelen provocar un comportamiento positivo de la bolsa. La renta variable americana está cara, pero puede haber alzas en los próximos meses”, argumenta José Hinojo. En este sentido, incorpora a la lista el T-Rowe Price US Large Cap Growth, con una cartera concentrada en 60-75 compañías de gran capitalización, y una “gestión basada en el análisis fundamental. El gestor invierte en compañías de alta calidad con rápido crecimiento, independientemente de su presencia o peso en el índice de referencia”.Con similares características el director de Análisis y Estrategia en Profim agrega el Fidelity America A Eur, “centrado en compañías de gran capitalización pero también con posiciones en empresas de mediano tamaño que aprovechen mejor la propia dinámica de crecimiento estadounidense”. Este experto también aboga por fondos de bolsa norteamericana estilo growth (búsqueda de empresas con alto potencial de crecimiento) como el Legg Mason US Large Cap Growth Eur; y fondos de bolsa estadounidense que inviertan en empresas con potencial de revalorización y vendan aquellas que consideran caras. “Quizás en un entorno tendente a la normalización de la política monetaria es una de las estrategia que más lógica pudieran tener pues, por valoración, la Bolsa de Nueva York no está barata. Un par de ejemplos son el Schroder GAIA Sirios US Equities A EUR o el Threadneedle American Absolute Alpha”, agrega.Por último, desde Tressis Javier Monjardín opta por el fondo Robeco US Large Cap por su orientación al sector financiero y al tecnológico. “Una subida del precio del dinero incrementa los márgenes de la banca”, indica. En cuanto a las tecnológicas, “la industria no se tendría que ver perjudicada por la apreciación del dolar porque al producir gran parte de sus componentes fuera de Estados Unidos el efecto divisa se ve compensado”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon