Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

5 pueblos de Almería que debes visitar en tus vacaciones de verano

Bolsamanía Bolsamanía 01/07/2016 Bolsamanía

Si aún no has decidido dónde ir de vacaciones, si no has elegido entre playa o montaña, un apartamento cerca de la costa o una casa rural,... te ayudamos a elegir. Repasamos para ti los 5 lugares con más encanto en la provincia de Almería que seguro aún no conoces y que se adaptan a todos los gustos. Seguro que después de leer este artículo tendrás claro a dónde quieres ir de vacaciones este verano.

Almería reúne todo lo necesario para unas vacaciones de verano perfectas. Sus preciosos paisajes y su clima la convierten en uno de los destinos turísticos más solicitados en época estival. Además suele ser lugar de rodaje de numerosas películas precisamente por eso, por sus vistas, que pueden otorgar una fotografía que convertirá al visitante en la envidia entre sus amigos. Pero también es lo que es por sus pueblos, que aportan atractivo y belleza a la ciudad gracias a sus playas, paisajes, arquitectura y demás.

Prepara las maletas porque viajamos hasta Almería para tener las mejores vacaciones posibles. Comenzamos el repaso a estos lugares únicos de una las provincias con más encanto de Andalucía en Berja. Enclavado en la falda de la Sierra de Gádor, entre las comarcas de la Baja Alpujarra y el poniente almeriense, Berja presenta una diversidad paisajística que va desde las claras aguas de la playa de Balanegra hasta las impetuosas cumbres de la sierra, tal y cuenta la web 'Los pueblos más bonitos de España'. Destacan la presencia de numerosos manantiales en torno a los que se articulan los diferentes barrios, de los que destacan Alcaudique, Benejí, Castala o Río Chico. Su aspecto, su arquitectura y su ambiente te harán desplazarte a un ambiente playero, de comodidad y relajación, de donde no te querrás mover.

Otro de los puntos de mayor atractivo de Berja es su patrimonio. Los viajeros deben visitar la Alcazaba de Villavieja, uno de los pocos restos de la Berja islámica, formada por un conjunto de alquerías dispersas por la vega. Su importancia cultural y relevancia histórica le han permitido su declaración como Bien de Interés Cultural desde el año 1987.

© Proporcionado por Bolsamanía

Nuestra segunda parada es Mojacar. Un pueblo en boca de muchos últimamente pero que pocos conocen todo su potencial. Una maravilla que enamorará a sus visitantes gracias a su combinación de playa y montaña. Situado en pleno corazón de Sierra Cabrera, se alza su silueta blanca, como uno de los pueblos más bonitos y peculiares de España. El encalado casco antiguo, también llamado Mojácar pueblo, está formado por viviendas escalonadas, acomodadas a la topografía del terreno. El núcleo de Mojácar, en su parte más playera, ofrece una gran oferta hotelera y de ocio encaminada al disfrute del visitante y conserva una estructura de terrazas escalonadas, rincones y estrechas calles muy reconocible. De especial mención son las fiestas de Moros y Cristianos, de recreación histórica de gran belleza y colorido.

Su luz, su encanto y su atmósfera especial, que le otorga una sociedad multicultural, hacen de Mojácar un lugar ideal para la creación artística. Prueba de ello son los numerosos artistas que han elegido esta localidad para vivir y crear. Se trata, en definitiva, de un pueblo muy especial, muy bonito de ver y con mucho que ofrecer.

Siguiendo nuestro viaje por Almería llegamos hasta Nijar. Conocido también como Comarca de Níjar, es uno de los municipios más extensos de España. En su término municipal se encuentra el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar en cuyo territorio se asientan conocidas localidades turísticas como Las Negras, Los Escullos, San José o Aguamarga. El visitante descubrirá increíbles paisajes de dunas, calas y playas, que incluso han sido escenario de numerosos rodajes de películas, anuncios y vídeos musicales, según explica la web 'Pueblos20.net'. De obligada visita es el Valle de Rodalquilar, donde antaño hubo famosas explotaciones mineras de oro. En la villa de Níjar, capital del municipio, se puede conocer el trabajo de los artesanos en alfarería.

En cuanto a la gastronomía nijareña, es una cocina que intenta sorprender al visitante con una colección de platos denominados “pobres” pero de rico sabor casero y mimada elaboración. También podemos captar las raíces e influencias árabes en su gastronomía, como demuestran platos como los andrajos, la harina torcía, las migas y las talvinas.

Nuestra penúltima parada por Almería no lleva hasta Tabernas. Este pueblo se encuentra situado a 30 kilómetros de la capital y a 404 metros de altitud. Lugar donde se encuentra el “Paraje Natural del Desierto de Tabernas”, que comparte su extensión con otros municipios como Alboloduy, Gérgal, Gádor y Santa Cruz. Tabernas es conocido mundialmente por su desierto, escenario de los denominados spaghetti westerns.

Presenta un paisaje subdesértico, con casi tres mil horas de luz al año. Destacan los poblados cinematográficos Oasys, Fort Bravo y Western-Leone, donde se pueden ver recreaciones de las peleas entre buenos y malos, la oficina del Sheriff, el banco y otros ambientes del oeste americano. El municipio también alberga un circuito de velocidad, donde se realizan pruebas para el campeonato de motociclismo de Andalucía y las instalaciones de la Plataforma Solar, el mayor centro europeo de ensayos de aplicaciones de la energía solar térmica.

© Proporcionado por Bolsamanía

Velez Blanco es nuestra última parada por los pueblos de Almería. El Conjunto Histórico del pueblo cuenta con un alto valor patrimonial. Su importante pasado queda atestiguado por el elevado número de edificios, casas palaciegas, sus edificaciones singulares y el Castillo de los Fajardo, cuyos frisos, una de las piezas más valiosas del Renacimiento español, se exhiben en el museo Metropolitan de Nueva York.

Por su privilegiada ubicación, a 1.100 metros de altitud, esta localidad ofrece veranos que se presentan siempre frescos y suaves, por lo que es un lugar adecuado para disfrutar de aires puros, aguas claras y espacios verdes no contaminados. Destaca la Cueva de los Letreros, en la que se encuentra el Indalo, pintura rupestre del Neolítico que representa una figura humana, y que se ha convertido en el símbolo de la provincia de Almería.

Y esto ha sido todo. Como habéis podido comprobar, Almería cuenta con una gran variedad de preciosos pueblos, cortados todos por el mismo patrón: la costa. Pero cada uno con un encanto y estilo diferentes. Todos ellos muy disfrutables, por lo que te recomendamos visitarlos y volver a contarnos tu experiencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon