Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

8 años del colapso de Lehman Brothers: ¿Ha mejorado la salud de los bancos desde entonces?

Bolsamanía Bolsamanía 15/09/2016 Marco Collado

Este mismo día, hace 8 años, el gigante bancario de Estados Unidos, Lehman Brothers se declaró en quiebra, iniciando uno de los mayores colapsos financieros recordados y añadiendo otro evento fatídico al peor mes histórico de la bolsa, septiembre. Desde entonces, el sector bancario sigue sin recuperarse, al mismo tiempo que los bancos centrales no dejan de inundar de liquidez el mercado.

El 15 de septiembre de 2008, el cuarto banco de Estados Unidos se declaraba en quiebra y el sistema financiero mundial se 'estampaba' contra el muro de la realidad. Y la realidad era una burbuja de crédito que explotaba en las manos a un sector bancario que se había pasado los últimos años concediendo créditos masivamente y que al final resultarían, en gran medida, incobrables.

¿SE HA RECUPERADO EL SECTOR?

© Proporcionado por Bolsamanía

Desde entonces, la economía sigue sin recuperar los niveles de entonces y aunque bolsas como las estadounidenses se encuentren en máximos históricos, esto se debe a la política de dinero gratis que adoptaron los bancos centrales para recapitalizar los malogrados balances de los bancos tras el pinchazo de la burbuja.

El sector se encuentra inmerso en una reestructuración que mejore sus estándares de capital y aumente su solvencia pero la situación económica no termina de acompañar. Con un crecimiento a niveles muy bajos, el PIB de China a sus niveles más bajos en 25 años y unos tipos de interés negativos sobre los depósitos que están lastrando los resultados del sector, no se dan las mejores condiciones para que la banca tenga una recuperación real.

La liquidez ya no es un problema, pero habrá un momento en el que los bancos centrales empiecen a subir el precio del dinero. La pregunta entonces es, ¿está la banca preparada para sobrevivir a unos tipos de interés más altos? Los nuevos requerimientos de capital disminuyen el apalancamiento y su generación de ingresos y además, un coste del capital más alto acabará con la 'rentabilidad subvencionada' que suponía comprar bonos de deuda a coste cero.

La dependencia del dinero fácil es uno de los principales problemas que señalan los inversores en relación a la banca, y si finalmente la Reserva Federal decide subir los tipos la próxima semana, se verá qué reacción tienen las cotizaciones de los bancos en la bolsa ante este nuevo panorama.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon