Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A vueltas con los fundamentales

Bolsamanía Bolsamanía 05/04/2016 Bolsamanía

El Gobernador del Banco de Japón (BOJ) ha vuelto a pedir que el mercado de divisas refleje los fundamentales. Esto, tras admitir la debilidad de la economía japonesa (PMI de servicios en marzo en 50 desde 51.2 antes), considera que la subida del JPY está afectando de forma negativa a las expectativas de las empresas manufactureras.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿Sólo en Japón? Este martes hemos conocido el dato de pedidos industriales en Alemania durante el mes de febrero: un descenso del 1.2 % mensual, tras la caída del 0.1 % antes. Los pedidos domésticos al alza un 0.9 %, aunque no han podido compensar el descenso del 2.7 % de los pedidos internacionales. Caída del 2.1 % en los pedidos de bienes de equipo, pero del 7.3 % para los pedidos de bienes de consumo.

De hecho, como ha hecho el propio Kuroda, es fácil identificar la debilidad de la demanda exterior a la combinación de una moneda sobrevalorada y la propia debilidad de las economías emergentes (India ha recortado tipos en un cuarto de punto...y hablamos de la economía en desarrollo con mayor ritmo de crecimiento de Asia). Lo interesante de todo esto es que, la menor demanda de países emergentes tiene un doble argumento: la propia debilidad de la economía china (y del resto de Asia) y la debilidad de las economías emergentes exportadoras de materias primas que se enfrentan a un descenso de sus ingresos.

Sí, cuando en una situación como la actual escucho que los fundamentos deben volver a ser la clave inmediatamente siento que se trata de influir en los mercados de divisas....¿fundamentos para quién? De China, de los países asiáticos, de los emergentes de menor ingresos dependientes de las materias primas, de los europeos excesivamente volcados en el ahorro y los ajustes. Naturalmente, no es guerra de divisas pero un mal pensado podría valorar que sí lo es.

Por el momento seguimos viendo el USD a la baja. Pero no consideramos que en el caso del EUR, llegue a romper a muy corto plazo niveles de 1.15 USD. Veremos.

José Luis Martínez Campuzano

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon