Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abánades (Quabit): "Nos está sorprendiendo el interés de los institucionales"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 16/02/2017 Nieves Amigo

Quabit (antigua Astroc) está en el ojo del huracán, y lo va a seguir estando, al menos hasta que finalice la ampliación de capital -las nuevas acciones comenzarán a cotizar el próximo 20 de marzo- con la que piensa captar 38 millones de euros. La compañía levanta pasiones y también ‘odios', porque no son pocos los que están ‘pillados', aunque su presidente insiste en que no todos los accionistas tienen minusvalías, ya que la mayoría ha entrado en los últimos años. El dinero de la ampliación irá destinado a su Plan Estratégico para 2017-2021, gracias al cual, según Félix Abánades, presidente de Quabit, despegarán “como un cohete”.

Pregunta (P.):. ¿Qué tiene que decir a todos aquellos que consideran que su Plan Estratégico es poco realista?

Respuesta (R.): Hay dos casas colocadoras (Arcano y Renta4) que lo han revisado de arriba a abajo y lo ven totalmente realista. Partimos de una compañía con un balance saneado, con una deuda a pagar a largo plazo y con activos libres de cargas. Ya casi hemos hecho gran parte del plan sólo con poner a trabajar los activos propios, y tenemos financiación aprobada que nos da para invertir 130 millones, además del dinero que proviene de la ampliación. Contamos para invertir, a partir del 15 de marzo, con 150 millones de euros. Con eso ya estaría hecho el plan. Simplemente tenemos que cumplir los plazos previstos en un mercado alcista como el que estamos viviendo. Si no somos capaces de cumplir el plan, es que somos unos 'mantas', porque no es un plan que parta de cero.

P.: Usted afirma que este plan les hará "despegar" y uno de sus colocadores, Arcano, sostiene que triplicará su valor en bolsa hasta 2019. ¿Es una previsión demasiado optimista?

R.: Lo que dice Arcano se basa en que las promotoras cotizadas, europeas y americanas, cotizan entre 1,5 veces y 2,5 veces el valor el libros. Nosotros estamos cotizando por debajo de las 0,7 veces en estos momentos. En cuanto pongamos en marcha el plan de negocio y en el año 2019 hayamos entregado 1.500 viviendas, estaremos cotizando a 1,5 o a 2, y eso debería recogerlo la cotización de al compañía. Aunque ya se sabe que la bolsa no siempre recoge la realidad.

P.: ¿Cree que los pleitos judiciales con Enrique Bañuelos pueden perjudicar de alguna manera ese positiva evolución que esperan para la acción?

R.: No, no afectan a la compañía. Son juicios que tiene Grupo Rayet no sólo con Enrique Bañuelos, sino con parte del Consejo de Administración, con los valoradores, con el auditor, con el colocador de la salida a bolsa... Yo espero ganar todos estos pleitos porque, además, hay fundamentos más que de sobra para ganarlos. Si los ganamos, el principal accionista de la compañía saldrá muy reforzado y eso debería también reflejarse en Quabit de manera indirecta.

P.: ¿Y cuál ha sido su secreto para haber permanecido en el accionariado de Astroc cuando todos los demás accionistas han ido 'cayendo' por el camino?

© Proporcionado por Bolsamanía

R.: Luchar, luchar y seguir hacia adelante, y no tirar la toalla.... y sobre todo aguantar mucho y perder todo.

P.: Precisamente usted ha expresado en más de una ocasión que su situación financiera es complicada e incluso ha dicho que volverá a endeudarse para acudir a esta ampliación, de la que prevé suscribir un 10%. ¿No cree que esto, aunque denota confianza en la compañía, también transmite incertidumbre a los accionistas?

R.: Es la realidad. El Grupo Rayet no salió del concurso de acreedores hasta el año pasado. La situación nuestra es la que es entre otras cosas porque invertimos casi todo lo que teníamos en salvar Astroc. Por suerte, el grupo, poco a poco, se va consolidando. Yo lo que espero es que nuestro principal activo, que es Quabit, retome un valor más que suficiente.

P.: ¿Qué tal ha ido el 'road show' para vender la ampliación entre los accionistas e inversores?

R. Hemos estado en Londres y en España. Hoy tenemos una segunda visita a Londres a determinados fondos institucionales que quieren entrar más en detalle. Nosotros tenemos casi 20.000 accionistas minoritarios. Hemos ido a 18 ciudades para tener encuentros con los accionistas que han ido bastante bien. Ha habido una afluencia importante y la mayoría ha expresado que van a acudir a la ampliación. De lo que estamos sorprendidos es del interés de los inversores institucionales españoles. Mientras que en la anterior ampliación no hubo interés de los inversores españoles institucionales, aunque entraron algunos, y sólo tuvimos como máximos 10 reuniones, en esta ocasión vamos a tener 40 o 50 encuentros con inversores institucionales españoles que ya se creen que el sector va hacia arriba.

P.: ¿Cree que van a cubrir la ampliación íntegramente?

R.: Sí, no me cabe la menor duda.

P.: La Sareb y el fondo KKR no van a acudir a la ampliación, de hecho KKR ha ido reduciendo progresivamente su participación en Quabit...

R.: KKR ya ha salido de Quabit y si le queda algo lo acabará vendiendo. En el caso de Sareb, como su idea es liquidar los activos que tiene, tampoco va a acudir a la ampliación. La Sareb saldrá de Quabit en el momento adecuado y de manera adecuada porque es el principal acreedor de la compañía y le interesa que vaya bien.

P.: Los últimos datos de la CNMV sitúan en los bajistas en Quabit en máximos, lo que indica que hay quien no confía en sus planes para despegar. ¿Le preocupa que, por mucho que se esfuercen, la desconfianza en la compañía persista?

R.: Nosotros tenemos bajistas y alcistas porque somos un valor muy volátil. Yo creo que, una vez que se confirme el éxito de la ampliación, la gente se va a convertir en alcista otra vez.

P.: El dividendo es uno de los principales reclamos de su Plan Estratégico. Ha dicho que este año se pagará en acciones y que, a partir de 2018, se abonará en efectivo. ¿Puede concretar cuándo tienen pensado pagar el dividendo este año?

R.: Lo tiene que aprobar la junta de accionistas que tendremos en junio. No podemos adelantar más.

P.: Sus accionistas están esperando los resultados con mucha expectación. ¿Qué esperan para estas cifras?

R.: Las vamos a presentar el 28 de febrero y esperamos que sean positivas. Una de nuestras fortalezas es que fuimos la única compañía que no activó el crédito fiscal en los años de las pérdidas. Estamos en la pequeña discusión con los auditores de cuánto nos dejan activar este año, pero es un colchón de 183 millones de euros de cuota que vamos a poder activar este año y los siguientes y que nos va a ayudar mucho durante el periodo de maduración, hasta que entreguemos las viviendas, para seguir dando resultados positivos. En cuanto a la deuda, la deuda Quabit es muy baja y está aplazada a largo plazo con Sareb. Está muy estabilizada gracias a la ampliación de diciembre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon