Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abengoa, ¿más cerca de la quiebra o de la salvación?

Bolsamanía Bolsamanía 26/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Los trabajadores de Abengoa no se creen las palabras tranquilizadoras de la compañía ni que, después de los cuatro meses de 'gracia' tras declarar preconcurso, vaya a salir de esta situación. La estadística tampoco se lo creen: sólo entre un 3% y un 5% de las compañías que caen en concurso de acreedores logran solucionar la situación y sobrevivir. En la mente de todos están empresas como Martinsa-Fadesa (la quiebra más grande en España hasta este momento), Service Point, Pescanova, Gowex, Codere, La Seda... Por cierto, el presidente de Gowex desayunaba hace unos días tranquilamente en una bonita cafetería de la periferia. Y es que, en nuestro país da la impresión de que, cuando una empresa quiebra, los que se quedan más "desamparados" no son los dueños sino los empleados, los acreedores y todos los "satélites" que giran a su alrededor.Lea aquí: En directo | El minuto a minuto de la crisis de AbengoaEn la mente de todos están empresas como Martinsa-Fadesa, la quiebra más grande en España hasta este momento, Service Point, Pesanova, Gowex, Codere, La Seda...Miramos ahora a Abengoa y nos hacemos la pregunta clave, ¿está más cerca de la quiebra o de la salvación? Algún medio ha vendido la retirada de Gestamp como un "órdago", es decir, casi como un tira y afloja más dentro de las negociaciones de ésta con los bancos. Sin embargo, no da la sensación de que Gestamp vaya a dar marcha atrás en su decisión, del mismo modo que no da la sensación de que los bancos vayan a ceder y a aportar el capital que se les pide.¿Qué ocurriría entonces? Pues, pasados los cuatro meses de "gracia" para seguir negociando tras declararse en preconcurso, llegaría el fatídico momento de anunciar el concurso de acreedores y ahí, puede pasar de todo. Compañía suspendida y a esperar si se recupera lo invertido con pocas esperanzas. "Lo que está claro es que, ni accionistas ni acreedores van a recuperar toda su inversión", señala Javier Flores, experto de la Asociación Europea de Inversores Profesionales (ASINVER).Vamos a tener una quiebra por capítulos para diluir el impacto, señala Javier FloresPara Flores, la situación es tremendamente complicada y tiene claro que finalmente Abengoa acabará quebrando. "Sin ninguna duda. Otra cosa es que esa quiebra la vayamos a tener pasado mañana o por capítulos. Yo creo que se hará por capítulos para diluir el efecto en banca y porque estamos en vísperas de unas elecciones", señala Fores a Bolsamanía, y añade: "Abengoa hoy en día no es viable. Cómo va a ser viable una empresa que en medio año paga 400 millones de intereses. Esto sólo se sostiene a costa del capital de los acreedores y de los accionistas. Habrá canje de acciones, veremos algo tipo Pescanova, la banca entrando como accionistas... no hay por dónde agarrarlo".¿LLEGARÁ O NO LLEGARÁ EL "CABALLERO BLANCO"?La banca está a la caza de un "caballero blanco" que salve Abengoa. Dicen que prefieren un socio industrial y preferiblemente español, pero esto no es que sea difícil, es que parece casi imposible. "Si no lo han conseguido hasta ahora, la verdad es que no tiene muy buena pinta", señala Gabriel López, de Inverdif Asesores EAFI, para quien lo más probable es que finalmente no llegue ese "caballero blanco" y acabemos viendo una compañía quebrada. "Algo hay detrás que no sabemos", añade.Desde Inverdif dudan que lleguen un 'caballero blanco' mientras que IG Markets cree que existen demasiados intereses como para dejar caer a AbengoaDaniel Pingarrón, de IG Markets, se muestra sin embargo más optimista porque cree que hay demasiados intereses políticos como para dejar caer una compañía de estas características."Que aumente el paro en Andalucía no interesa a los políticos, sin olvidar que los bancos tienen 4.000 millones de exposición sin provisionar. Yo creo que, aunque en estos momentos no hay ningún indicio y no hay ninguna empresa que pueda estar interesada, es viable pensar que la situación es propicia para que se haga lo posible desde las administraciones públicas". Eso sí, de llegar un socio, Pingarrón cree que será extranjero. "Socios españoles es difícil que aparezcan ya que estamos ante un mercado muy pequeño y, si hubiera alguno, ya habría 'enseñado la patita'. Ahora mismo hay cero empresas en el radar".Cabe señalar, por otro lado, que el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha declarado esta mañana que, aunque espera que Abengoa se salve, estamos ante un problema de una empresa privada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon