Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abertis ya gana más de 50 millones con su autocartera a la espera de la mejora de Atlantia

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/05/2017 Óscar Giménez

El mercado espera más de Atlantia. Así lo refleja el movimiento reciente de Abertis en bolsa, que ha cerrado este lunes por primera vez por encima del precio de la oferta pública de adquisición (OPA) -en 16,5 euros- de la compañía italiana, y este martes ha acabado en 16,63 euros tras revalorizarse un 0,57%. La autocartera puede ser clave para el éxito (y resultado) de la operación.

La compañía que dirige Francisco Reynés ha recibido una OPA que valora la compañía en más de 16.300 millones de euros. Exactamente la capitalización en la que cotiza tras acabar ayer en 16,53 euros, levemente por encima de la oferta de la empresa italiana por la totalidad de su capital, del que un 8,253% es autocartera.

Un total de 81,7 millones de acciones valoradas en el mercado en 1.350 millones de euros. El consejo de Abertis deberá decidir si vende estos títulos acudiendo a la oferta. “El consejo deberá decidir y, legalmente, no tendrá que hacerlo hasta que se formalicen los plazos, lo que será en torno a finales de año”, anticipan en Abertis. En caso de acogerse a la OPA, Abertis generará más de 50 millones de euros en plusvalías que incorporará a su cuenta de resultados.

El grueso de la autocartera procede de una OPA que realizó la operadora de autopistas e infraestructuras en 2015 sobre acciones propias. La operación se saldó con la incorporación de 61,3 millones de títulos por 15,7 euros cada uno. En aquel momento ofreció una prima del 11% a sus accionistas. Pero dos años después tiene plusvalías latentes de más de 50 millones de euros, sin contar con los otros 20,4 millones de acciones que tiene a su disposición.

CAMBIOS CONTINUOS

Abertis ha movido en gran medida su autocartera históricamente. En la última década ha fluctuado entre el 2% de 2008, el 10% de 2012 o el 0,9% al que cayó en 2014. El movimiento de importantes accionistas en su capital ha influido en ello. ACS vendió un 10% a OHL por 730 millones de euros -desde entonces la compañía ha duplicado su precio- en 2012, que le permitió a la constructora que preside Florentino Pérez una inyección de liquidez. Por su parte, OHL salió del capital en enero de este año, tras varias ventas de paquetes de acciones, para aligerar la carga de su deuda. El fondo de capital riesgo CVC también pasó por los registros accionariales de la empresa de autopistas e infraestructuras. En todos estas compras y ventas ha habido cambios en las acciones propias que posee Abertis.

La autocartera es una vía para estabilizar la cotización, al reducir el número de acciones en circulación, protegerse precisamente ante una operación no deseada, o tener munición para vender si es necesario y poder pagar dividendos o realizar compras. Aunque en los últimos tiempos Abertis ha tirado de caja y de deuda para ello. En el primer caso, la tesorería alcanzó los 1.824 millones en marzo, mientras que la deuda se situó en 14.994 millones de euros.

“Abertis ha sido muy activa con operaciones corporativas como hemos visto con Sanef e Hispasat”, recuerda Ángel Pérez, analista de Renta 4. “No creemos que vaya a hacer nada más con la autocartera antes de que se concrete la operación con Atlantia, aunque tendrá que mejorar la oferta para ello”, añade el experto, que cree que hay margen para ello si Atlantia pone en valor la caja y las futuras indemnizaciones del Estado a Abertis, que alcanzan los 1.494 millones de euros por la AP-7 que pagará a partir de 2021.

El analista hace referencia a la inversión durante este año de 1.640 millones de euros para aumentar su participación en un 35% adicional hasta el 88% del capital de la concesionaria francesa HIT, que controla el 100% de Sanef. La semana pasada, además, compró el 33% de Hispasat por 302 millones de euros, elevando su participación hasta el 90,74%. El resto de la empresa de satélites está en manos del Estado, que tendrá que tomar partido en la OPA de Atlantia: “Se analizará Hispasat, que es un activo estratégico para el Gobierno y que tiene su normativa específica”, señaló el ministro Luis de Guindos al respecto.

LA CAIXA TENDRÁ QUE PRONUNCIARSE

La oferta de Atlantia es de 16,5 euros por acción o de 0,697 acciones especiales de Atlantia por cada una de Abertis, aunque limitada a un máximo del 23,2% del capital de la compañía italiana. Entre los requisitos de la OPA está la aceptación del 50% del accionariado, para tomar el control de la firma española, y que al menos el 10% se pague en acciones.

Si todos los accionistas de Abertis acudieran a la oferta, el capital de Atlantia quedaría compuesto por los accionistas minoritarios actuales (se diluiría su participación del 56,1% hasta el 46,9%), Edizione -grupo Benetton- (25,5%), accionistas de Abertis (16,4%), GIC -fondo soberano de Singapur- (6,9%) y Fondazione CRT -caja de ahorros de Turín- (4,3%).

Las condiciones de la OPA dejan las llaves de que prospere en La Caixa, que a través de Criteria controla un 22,3% del capital de Abertis. “Ningún fondo va a querer quedarse con acciones de Atlantia en vez de cobrar. La oferta está diseñada para La Caixa, pero necesitará una prima para acudir”, opina Pérez. En la misma línea, los expertos de Bankinter aconsejan “no acudir” esperando una oferta mejor.

© Proporcionado por Bolsamanía

Además de La Caixa y la autocartera de Abertis, que suman un 30,5% del accionariado, varios institucionales figuran entre los inversores a los que debe convencer con su puja Atlantia. El mayor accionista, tras el banco catalán, es la gestora norteamericana Capital Research & Management con un 10,09%. Le siguen Lazard Asset Management (3,54%), Vanguard (1,45%) y BlackRock (1,33%). En total, un 24,86% de la concesionaria española está en manos de fondos de inversión, varios de ellos locales. A esto hay que sumar un 1,74% que controla Inmobiliaria Espacio, propiedad del Grupo Villar Mir.

El 57,4% del capital, por lo tanto, está en manos de inversores institucionales, 'insiders' y de la propia Abertis a través de la autocartera. El 42,6% restante, valorado en casi 7.000 millones de euros, está en manos de accionistas minoritarios, cuya decisión en la OPA será irrelevante para que tenga éxito si todos los institucionales se mueven en la misma dirección.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon