Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adebayo Ogunlesi, el amigo nigeriano que gusta a todos los involucrados en la venta de Gas Natural

Bolsamanía Bolsamanía 02/09/2016 Pedro Calvo

En ocasiones, las especulaciones incluso se acaban cumpliendo en el mundo empresarial. La posibilidad de que La Caixa y Repsol hicieran caja con su golosa participación en Gas Natural era un rumor continuo desde hace meses. Ahora es ya una realidad. Y la figura de Ogunlesi ha sido clave.

Nacido en Nigeria en 1953 e hijo del primer profesor de Medicina de Nigeria, Odebayo 'Bayo' Ogunlesi preside desde 2006 Global Infrastructure Partners (GIP), un fondo independiente especializado en invertir en energía, transporte y compañías de agua. Con más tres décadas de experiencia en el mundo de la banca de inversión, en 2010 su protagonismo se disparó cuando logró hacerse con el Aeropuerto de Gatwick, el segundo en importancia de Londres.

Ahora, GIP y Ogunlesi emergen en el mapa energético español. Y según fuentes conocedoras de la situación lo hace como el candidato adecuado para desatascar una operación sobre la que llevaba meses especulándose y que, desde este jueves, ya es real. Porque fue ayer cuando Repsol y La Caixa confirmaron que están negociando la venta de una parte de su participación en Gas Natural con GIP y otros fondos, aunque el verdadero interés y el peso de la operación se centra en la firma presidida por Ogunlensi.

Entre la petrolera y el brazo industrial de La Caixa (Criteria) controlan un 64,5% de la gasista. Repsol tiene un 30,1% y CriteriaCaixa, un 34,4%. Su intención, tal como confirmaron este jueves en sendos hechos relevantes enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), pasa por vender cada una un 10%, con lo que en total se desprenderían del 20% de la compañía presidida por Salvador Gabarró, una variación que obligará a modificar el pacto parasocial que Repsol y La Caixa firmaron ya en el año 2000 y modificaron luego en 2002.

La confirmación de la operación, cuyas negociaciones comenzaron en julio, le sentó de maravilla a los títulos de Gas Natural. Sumaron un 3% y cerraron a 19,07 euros, el precio más alto del año. Con esta cotización, el 20% que pretenden colocar Repsol y Criteria tiene un valor de mercado de 3.816 millones de euros.

Según fuentes conocedoras de la situación, la cotización actual supera el precio que ambas compañías dan en sus libros a Gas Natural, con lo que ambas se apuntarán plusvalías con la venta. En concreto, detallan que Criteria tiene valorada su participación en Gas Natural en torno a los 5.670 millones de euros, mientras que la valoración que hace Repsol es de 4.769 millones. En ambos casos, por tanto, sus respectivos 10% se mueven en torno a los 1.600 millones de euros, por debajo de los 1.908 millones a los que el mercado valora ahora un 10% de la gasista.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL CANDIDATO IDEAL

Aunque, sobre todo, la operación permitirá a Repsol seguir adelante con su plan de desinversiones. Su objetivo, recogido en el plan estratégico para 2016-2020 presentado en octubre de 2015, pasa por lograr 6.200 millones de euros mediante desinversiones hasta 2020, de los que la mitad se lograrían entre este año y el próximo. Con el dinero de la venta del 10% de Gas Natural aligeraría su deuda, que en el último año ya ha bajado de 13.264 a 11.709 millones de euros, y defendería sus calificaciones crediticias, puesto que está al borde del bono basura para Standard & Poor's.

La operación, por tanto, tiene sentido. Pero según fuentes próximas a las negociaciones ese sentido es aún mayor por la presencia de GIP. "Es el candidato ideal", reconocen. Y detallan los motivos: para Gas Natural supone la entrada de un accionista internacional de referencia y de prestigio, con lo que refuerza su condición de compañía multinacional; y para Criteria y Repsol, que seguirán teniendo una participación muy importante en la gasista, supondrá dar entrada en el accionariado a un inversor que contribuirá en la gestión de la compañía y en la generación de unos beneficios que se traduzcan en dividendos para sus cuentas de resultados. La intención de los vendedores es cerrar la venta antes de fin de año.

Con 33.000 millones de dólares bajo gestión, GIP protagonizaría así otra incursión en España. Ya estuvo presente en el accionariado de CLH, la compañía española dedicada al transporte y almacenamiento de hidrocarburos. Compró el 15% de la empresa en 2014 y lo ha vendido este año. Y sigue presente, junto con ACS, en el accionariado de Saeta Yield y Bow Power, en las que en 2015 se hizo con unas participaciones del 24% y del 49%, respectivamente. Ahora Ogunlesi quiere elevar la apuesta con su irrupción en Gas Natural. Y todas las partes están encantadas de que sea así.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon