Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adiós al mito de la siesta: España, a la cola de los países que más duermen después de comer

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/05/2016 Bolsamanía

Adiós al mito ese de que a los españoles nos encanta dormir después de haber comido al mediodía. A pesar de que inventamos este momento de relax y la palabra se ha internacionalizado, un estudio arroja que los habitantes de España está a la cola de las personas que duermen tras haber comido.

Este análisis asegura que el 58,6% de los españoles nunca sestea, el 22% sólo en ocasiones y el 3,2% se adormece tras el almuerzo únicamente los fines de semana. La mayoría de esos pocos que gozan de un ligero sueñecito después de comer -un 72%- se conforma con recostarse en el sillón. España se encuentra en el número once del ranking elaborado por Science Advances.

© Proporcionado por Bolsamanía

Una investigación afirmó que dormir la siesta después del mediodía te quita un 30% de probabilidades de morir por alguna enfermedad del corazón. Esto se debe a que disminuye la presión arterial y desacelera los latidos.

Los neerlandeses son las personas que más gustan de dormir después de haber realizado una de las importantes del día. Seguido de Nueva Zelanda. Ambos superan el umbral de la media hora de siesta. Franceses y australianos copan el ránking de habitantes que gustan de dormir entre horas.

Los británicos y alemanes, que tantas veces han criticado el hábito tan español, se encuentran en posiciones por encima de la de España, desmontando una vez más el mito de que la siesta es cosa de nuestra fronteras.

¿ES BUENO DORMIR LA SIESTA?

Echar siestas largas o estar excesivamente cansado durante el día está asociado con un mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico, según concluye un estudio que se presenta en la 65ª Sesión Científica Anual de Cardiología, organizada por el Colegio Americano de Cardiología.

En concreto, las siestas durante 40 minutos o más se vinculan con un fuerte incremento en el riesgo de desarrollar síndrome metabólico, un conjunto de problemas de salud como presión arterial alta, colesterol alto, exceso de grasa alrededor de la cintura y azúcar en la sangre, que elevan el riesgo de una persona para la enfermedad cardiaca. Estar muy cansado durante el día también se relacionó con mayor riesgo de síndrome metabólico.

"Echar siestas está muy extendido en todo el mundo -señala el autor principal, Tomohide Yamada, especialista en diabetes en la Universidad de Tokio, Japón--. Por lo tanto, aclarar la relación entre las siestas y la enfermedad metabólica podría ofrecer una nueva estrategia de tratamiento, especialmente ya que la enfermedad metabólica ha ido aumentando constantemente en todo el mundo".

Este meta-análisis evaluó datos de 21 estudios observacionales que implicaron a 307.237 sujetos asiáticos y occidentales y se basó en el trabajo previo de Yamada y sus colegas que relacionaba largas siestas y somnolencia durante el día a una mayor prevalencia de enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon