Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Admitida a trámite una querella contra el CEO de Deutsche Bank en España

Bolsamanía Bolsamanía 02/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El consejero delegado de Deutsche Bank en España, Antonio Rodríguez Pina, podría verse inmerso en un proceso judicial contra el banco alemán por sus prácticas con los clientes después de que el juez haya admitido a trámite una querella presentada por un cliente.El juzgado que investiga el caso ha admitido a trámite una querella de uno de sus clientes en la que acusa a la entidad de haberle vendido un bono y, posteriormente, haber invertido en bolsa para hacerlo ruinoso. El cliente es Jesús Gómez Castaño, un jubilado que, en junio de 2007, cambió su dinero del BBVA al Deutsche Bank y recibió una oferta que no pudo rechazar. "El director de la sucursal me sentó en un despacho y me dijo que era una inversión segura, garantizada por el Estado alemán, que iba a ganar sí o sí...". Puso dos millones de euros y en un año había perdido uno.El cliente que se ha querellado puso dos millones de euros y en un año había perdido uno"Es una estafa como un piano: ellos sabían que iba a perder dinero", dice el cliente, el primer afectado por este tipo de productos que se querella por estafa. Y podría ganar, ya que Deutsche Bank ha sido condenado en al menos dos ocasiones a indemnizar a otros clientes por estas mismas prácticas.Según se explica en la querella, además de informar deficientemente -parte del folleto, que jamás fue aprobado por la CNMV, no llegó a traducirse al español-, el banco habría perjudicado a sus propios clientes invirtiendo en bolsa contra ellos. Después de vender un producto vinculado a valores presuntamente estables, como BBVA y Santander en el caso de Gómez Castaño, Deutsche Bank habría influido en la cotización de esos mismos valores para lograr que sus clientes perdieran dinero, y así embolsárselo la propia entidad.La querella de Gómez Castaño se tramita en el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, que podría tener en cuenta las opiniones sobre la entidad vertidas por la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) y por la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores. La primera ha dicho que Deutsche Bank "jugaba con las cartas marcadas" y llevaba a cabo un "doble juego, por un lado recomendando estos bonos a sus clientes y por otro apostando para hundirles".Por su parte, la CNMV, en otro de los casos referidos a este tipo de bonos, censuraba en un informe de julio de 2014 que la entidad clasificara el bono como de "renta fija", "lo que consideramos inadecuado al poder inducir a error sobre su naturaleza".El banco, al ser preguntado por este caso, ha dicho que prefiere "no hacer comentarios sobre asuntos judiciales"Según la querella, el banco jamás llegó a invertir nada, no informó a Gómez Castaño de las pérdidas que se iban produciendo y no tradujo del inglés parte del folleto, lo que dejó indefenso al cliente, que además en aquella época se medicaba por los daños de un accidente doméstico.Habrá que ver qué pasa con esta querella y si la justicia estima que hubo estafa, aunque hay que recordar que la CNMV ya impuso a Deutsche Bank una multa de 600.000 euros el 29 de julio de 2014 por "la comercialización a clientes durante el ejercicio 2010 de notas estructuradas y otros instrumentos financieros sin evaluar si resultaban adecuados a los conocimientos y experiencia de los clientes", según se publicó en el BOE en agosto de ese año. El banco, al ser preguntado por este caso, ha dicho que prefiere "no hacer comentarios sobre asuntos judiciales".Al cierre de la sesión de este miércoles, las acciones de Deutsche Bank caen un 1,33%, hasta 24,14 euros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon