Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania, en contra de nuevos estímulos del BCE: ¿Problemas para Draghi?

Bolsamanía Bolsamanía 23/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Alemania no es partidaria de que el Banco Central Europeo (BCE) lleve a cabo nuevos estímulos en su política monetaria. “Actualmente no hay razón para más medidas, especialmente en el caso de aumentar el programa de compras”, advierten desde el país germano.Así se ha manifestado Sabine Lautenschläger, representante de Alemania en el Comité Ejecutivo del BCE, que considera que no hay justificación para hacer más expansiva la política monetaria de la institución que preside Mario Draghi. Esta opinión va en contra de las conclusiones de la última reunión del banco central y del mensaje de Draghi, que anticipó nuevas medidas y aseguró que hará todo lo posible para presionar al alza a la inflación.La política monetaria expansiva “tiene sus límites”, según recoge Europa Press, ya que su función es “comprar tiempo”, pero no puede resolver los problemas estructuralesLa banquera alemana sostiene que la política monetaria expansiva “tiene sus límites”, según recoge Europa Press, ya que su función es “comprar tiempo”, pero no puede resolver los problemas estructurales, la débil recuperación de la zona euro o los bajos niveles de inflación.“Al igual que un medicamento, el efecto de las medidas de política monetaria disminuyo por su uso continuado, mientras los efectos no deseados aumentan. Puede hacer creer al paciente que se ha recuperado y no tiene que trabajar en las causas de su enfermedad, lo que hace que no pueda excluirse un daño a largo plazo”, asegura Lautenschläger, según publica Europa Press.ALGUNOS LOGROSLa representante germana en el BCE ha reconocido avances de la política de compra de activos, pero asegura que no ha logrado cumplir con la expectativa de una rápida normalización de las perspectivas de inflación a medio plazo. El objetivo de IPC del banco central es el 2% a medio plazo. Sin embargo, el IPC armonizado de la zona euro fue del 0,1% mensual y anual en octubre.Por lo tanto, prosigue Lautenschläger, el BCE debe revisar cuidadosamente la necesidad de nuevos estímulos, algo que anticipó Draghi y que da por sentado el mercado de cara a la reunión de diciembre.Asimismo, informa Europa Press, la banquera alemana pide más esfuerzos a los Gobiernos de la zona euro. A su juicio se necesitan más reformas para impulsar el crecimiento y crear empleo. Sin embargo, los tipos de interés históricamente bajos (actualmente en el 0,05%) desincentivan a los ejecutivos tomar medidas, que es lo que “necesita la zona euro”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon