Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania es el principal problema de la zona euro, según FT

Bolsamanía Bolsamanía 12/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El Financial Times ha publicado un artículo firmado por Martin Wolf en el que afirma que Alemania es el principal problema de la zona euro. El diario británico critica que las ideas y los intereses del país germano no deben determinar todo. Considera que esta situación es herencia del punto de vista convencional de Alemania.

De hecho, Martin Wolf explica que la condición de Alemania como acreedor ha dado una voz dominante al Gobierno de Angela Merkel en los asuntos de la eurozona, llegando incluso a atreverse a criticar abiertamente la política monetaria puesta en marcha por el Banco Central Europeo (BCE), tal y como recoge El Boletin. Sin embargo, de acuerdo con el Financial Times, Alemania podría ser de facto el principal problema al que se enfrenta la zona del euro.

Asimismo, Wolf afirma que los intereses de los acreedores son “importantes”, pero “parciales, no generales”, considera que esta situación es herencia del “punto de vista convencional de Alemania”, basado en el “ordoliberalismo de posguerra”, lo que se conoce ahora como neoliberalismo. Desde este enfoque, la macroeconomía ideal tiene tres elementos: un presupuesto equilibrado (casi) todo el tiempo; la estabilidad de precios (con una preferencia asimétrica por la deflación); y la flexibilidad de los precios.

Sin embargo, FT apunta que este “es un enfoque razonable para una economía pequeña y abierta. Es factible para un país más grande, como Alemania, con las industrias altamente competitivas". Sin embargo, Wolf señala que no se puede generalizar a una economía continental, como la de la zona del euro. Lo que funciona para Alemania no puede funcionar en una economía tres veces más grande y mucho más cerrada al comercio exterior”.

Por ello, Wolf señala que “las ideas y los intereses de Alemania son de gran importancia para la zona euro, pero no deben determinar todo. Si los alemanes creen que esto debilita fatalmente la legitimidad del proyecto europeo, deberían utilizar su opción de salida”. Pero, siempre y cuando el país se mantenga en el euro, debe aceptar que el BCE también tiene un trabajo que hacer”, concluye.

LAS QUEJAS DE ALEMANIA AL BCE

En el artículo también se puede leer que las quejas de Alemania se han centrado en las políticas monetarias del Banco Central Europeo, en los tipos de interés negativos y en la flexibilización. De hecho, apunta que las críticas a las políticas del BCE son muy amplias como por ejemplo que no han logrado reducir el endeudamiento o que apenas han mantenido la inflación por encima de cero. En resumen, según el FT,Alemania considera que la política del BCE se ha convertido en una gran amenaza para la estabilidad.

La mayor parte de estas quejas se centran en que durante el último trimestre de 2015, la demanda real de la zona euro bajo un 2% respecto al primer trimestre de 2008, mientras que la demanda de EEUU creció un 10%.

Hay que destacar que el BCE está tratando de evitar una espiral en la deflación en una economía que sufre por una demanda débil. El presidente del BCE, Mario Draghi, insiste en que los tipos bajos de interés establecidos por el banco no son el problema. Son en cambio "el síntoma" de la demanda de inversión insuficiente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon