Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania-Italia: la historia de una surrealista tanda de penaltis

Bolsamanía Bolsamanía 03/07/2016 Bolsamanía

La selección de Alemania sacó billete a semifinales de la Eurocopa de Francia en una agónica tanda de penaltis contra Italia (6-5), la cual se decidió tras 18 lanzamientos con el acierto de Hector precedido por el error de Darmian, triunfo que le citará el próximo jueves con la anfitriona o la revelación Islandia.

Por primera vez en su historia el cuadro alemán eliminó al italiano en competición oficial. Pese a ser mejor y dominar el encuentro, Alemania vio en el tramo final crecer la figura de su bestia negra. Italia, verdugo en octavos de la vigente campeona España, encontró vida en el 78' gracias a un penalti inocente de Boateng cuando los de Löw mandaban con el tanto de Özil (1-1).

Pero si por algo pasará a la historia del partido será por la vibrante y surrealista tanda de penaltis que se pudo ver sobre el tapete del estadio francés. Parecía que nadie quería llevarse el gato al agua y el pase a las semifinales y finalmente, en la muerte súbita y cuando los porteros ya casi tenían en mente tirar una pena máxima, Darmian falló y Hector conseguía llevar la locura a las calles alemanas. Siete penaltis fallados entre los dos equipos y 18 en total, con Schweinsteiger desaprovechando una primera bola de partido que le volvió al cuadro alemán gracias a Neuer.

BONUCCI, DE HÉROE NACIONAL A VILLANO

Era el minuto 78 y Alemania tenía atada la clasificación hasta que el colegiado del partido pitó penalti. Bonucci, especialista en el lanzamiento de los once metros, no se lo pensó y agarró el esférico. Italia resucitó e incluso mandó en el tramo final de un partido condenado a resolverse desde los 11 metros. Por un lado Alemania, sin Gomez por lesión, no acertó a volver al partido.

Pero el destino le tenía regalado la cara amarga. En la tanda de penaltis, y siendo el último lanzador, el italiano erraba su lanzamiento, dejando a Alemania todo para que ganase y se clasificase. Schweinsteiger falló y dejó paso a otro nuevo episodio de penas máximas falladas.

ZAZA ENTRAR PARA LANZAR PENALTI...Y FALLARLO

Minuto 120 de partido y Conte decide mover el banquillo. Entra Zaza sin apenas segundos para romper a sudar. La explicación es sencilla. El jugador ofensivo, al igual que Bonucci, es un experto en lanzamientos de penalti y el seleccionador italiano tenía esa bala en la recámara para la tanda.

Lo que no esperaba Conte fue la parafernalia que montó para tirar el penalti: saltitos, amagues, miradas a la portería...y claro, cuando uno está más pendiente de hacer otra cosa que de marcar gol el resultado es nefasto. El balón pasó por encima del larguero y las malas lenguas de los allí presentes aseguran que sobrepasó el techo del estadio. Aún se está buscando el paradero del esférico.

© Proporcionado por Bolsamanía

GATILLAZO ALEMÁN CON FINAL FELIZ

Es raro ver a Alemania dar muchas oportunidades al rival. Ya en los minutos reglamentarios, los centroeuropeos dejaron con vida a Italia, y eso se paga caro. Pero lo realmente curioso fueron todas las oportunidades que tuvo para poder llevarse el pase tras los fallos del rival.

Tuvo que ser Hector el que pusiese en orden los corazones de los aficionados alemanes ya que ni Schweinsteiger, Ni Özil (autor del tanto de Alemania), supieron marcar. El horripilante penalti de Darmian que no fue ni a puerta, puso el punto y final de una de las tandas de penaltis más recordadas de la historia de la eurocopa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon