Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Altos ejecutivos de la vieja banca trasladan la batalla a los 'robo advisors'

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/04/2017 Óscar Giménez

La batalla es la misma, captar dinero. Pero las herramientas son muy diferentes. Algunos de los máximos responsables de la banca tradicional, como Santander o BBVA, participan ahora en proyectos 'robo advisors' dedicados a la inversión en gestión pasiva. Es decir, 'fintech' que realizan lo opuesto a los productos de inversión de los bancos en los que desarrollaron su carrera profesional. Los 'robo advisors' tendrán la oportunidad de crecer con la normativa MiFID II, que pondrá el acento en los costes, según ha sucedido en otros países.

Los gestores automatizados de carteras invierten automáticamente las aportaciones de sus clientes en fondos indexados -que replican a un índice- y ETF -fondos cotizados- en función de las carteras modelo preestablecidas y los diferentes perfiles de riesgo. La práctica está muy extendida en otros países, donde también tiene más peso la gestión pasiva, pero no en España. Aun así, hay alumnos aventajados que se han lanzado con proyectos de estas características al ver que su ausencia es una oportunidad de crecimiento. Es el caso de Indexa Capital, que tras un año y medio de vida ya gestiona 36 millones de euros, o Finizens, que se estrena en 2017.

Ambas 'fintech' son agencias de valores cuya misión es ser gestores automatizados para carteras de inversión. Y también los dos han llegado a un acuerdo con Cáser para el lanzamiento de planes de pensiones con estas características. Otro elemento común en los dos proyectos es la apuesta que han realizado ex altos cargos de la banca tradicional, actores de la industria de la gestión de activos y fondos de capital riesgo. Entre ellos están dos ex consejeros delegados de los grandes bancos españoles: Pedro Luis Uriarte y Javier Marín, que han ocupado el puesto de CEO en BBVA y Santander respectivamente.

Uriarte se unió en mayo al comité asesor de Indexa, en el que se deciden los productos que compondrán las carteras. Junto a él están el CEO y co-fundador, Unai Ansejo; Manuel Conthe, ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV); Luis Martín Cabiedes, profesor del IESE e inversor de capital riesgo; y Luis M. Viceira, profesor de Harvard. Todos ellos son asimismo inversores.

Ansejo fundó Indexa junto con François Derbaix, quien lanzó en 2000 Toprural y es un inversor habitual en negocios relacionados con Internet; y Ramón Blanco, fundador en 1999 del bróker Selftrade.es. En el capital, además, participan Cabiedes (Cabiedes & Partners), Alejandro Santana (Fides Capital), Yago Arbeloa (Viriditas Ventures), Marta Esteve (Rentalia), Álvaro Ortiz (Munumio) y Alejandro D. Caneda (ex ingeniero de Trout GmbH y Destinia).

Uno de sus principales competidores será Finizens, que tiene a Axon Capital como uno de sus grandes inversores. Su ex ejecutivo Giorgio Semenzato está detrás del lanzamiento con Martín Huete, un clásico de la industria que lideró la gestora de Caja España. El gestor automatizado de inversiones realizó en febrero una ampliación de capital de 700.000 euros en la que entraron Jordi Bartomeu, Steven Zitzer, Miguel Haupt o Inversiones Altius, en la que tiene una participación Javier Marín, ex consejero delegado de Banco Santander entre 2013 y 2014.

© Proporcionado por Bolsamanía

CADA VEZ MÁS JUGADORES

Las nuevas tecnologías y el auge de la gestión pasiva, con el foco en reducir al mínimo posible los costes, han propulsado los 'robo advisors', herramientas que invierten automáticamente el dinero del cliente en productos como fondos indexados -que replican a un índice- y ETF -fondos cotizados-. Estos modelos se han extendido en otros mercados, donde la gestión pasiva come cada vez más terreno a la inversión activa tradicional. Aunque en España es un fenómeno incipiente, ya hay varios jugadores con aprobación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además de Indexa y Finizens, están Feelcapital (cuya figura legal es EAFI, ya que sólo asesora), inbestMe (agencia de valores), el primero que invertirá únicamente en ETF (fondos cotizados), Finanbest (varios de sus fundadores proceden también de la banca) o ETFmatic, aplicación presente en 32 países.

Los veteranos de la banca comercial y de la industria de gestión de activos han visto una oportunidad de crecimiento con estas 'fintech'. Su cuota de mercado en la industria de activos bajo gestión aún es muy reducida, pero cuentan con las expectativas de que tienda a crecer con la normativa MiFID II, que pondrá a partir de 2018 un mayor foco en los costes soportados por las inversiones. “Las nuevas generaciones pueden llegar a usar directamente alguno de los 'robo advisors' sin pasar antes por la gestión tradicional de patrimonio, ya que son nativos en las nuevas tecnologías”, vaticina un informe sobre asesoramiento financiero de IEB y EFPA. El estudio recuerda que en Estados Unidos estos instrumentos han pasado de gestionar 0 dólares en 2012, hasta los 300.000 millones en 2016, mientras que la proyección de la consultora A.T. Kearney es que alcancen los 2,2 billones de dólares en 2020.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon