Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aluvión de críticas contra Dijsselbloem por decir que España se ha gastado el dinero en alcohol y mujeres

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 22/03/2017 Virginia Mora

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, está en el punto de mira. Sus polémicas declaraciones sobre los países del Sur, de los que dice que se han gastado el dinero en alcohol y mujeres después de pedir ayuda a sus socios europeos, le han puesto en la picota y le han valido un buen número de críticas. Las últimas, de los partidos españoles, que se han pronunciado en el Congreso y a través de las redes sociales.

Este martes, cuando se desató la polémica, Dijsselbloem se negó a rectificar y disculparse por las palabras proferidas en una entrevista en el diario alemán 'Frankfurter Allgemeine Zeitung', y se defendió argumentando que el comentario explicaba su opinión sobre la solidaridad. En concreto, dijo en la entrevista: "En la crisis del euro, los países del Norte se han mostrado solidarios con los países afectados por la crisis. Como socialdemócrata, atribuyo a la solidaridad una importancia excepcional. Pero el que la solicita, tiene también obligaciones. Yo no puedo gastarme todo el dinero en copas y mujeres y pedir luego que me ayudes".

Y pese a las críticas, ha insistido en la misma idea. "No, ciertamente no", enfatizó el ministro de Finanzas holandés al ser preguntado por esta cuestión por el eurodiputado de ICV Ernest Urtasun. "No es lo que dije", indicó, para después mostrar su sorpresa por el hecho de que la prensa española hubiese recogido estas afirmaciones "por alguna razón".

"Mi declaración es para dejar absolutamente claro lo que significa la solidaridad para mí. Soy socialdemócrata y valoro mucho el principio de solidaridad dentro de una sociedad, dentro de Europa. Pero siempre debe venir con compromisos y esfuerzos", argumentó ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara. Asimismo, el presidente del Eurogrupo remarcó que es necesario "asumir la responsabilidad" de cumplir con el marco fiscal pactado por la Unión Europea y "hacer todos los esfuerzos posibles" para "fortalecer tu propia economía" antes de pedir solidaridad.

No obstante, estas palabras, lejos de calmar los ánimos, no han hecho más que caldearlos aún más. El PSOE, en su cuenta personal de Twitter, ha pedido que deje el cargo por sus palabras, sobre las que ni siquiera se ha retractado. "Tras sus inaceptables declaraciones Dijsselbloem no merece seguir al frente del Eurogrupo. Y menos a cada minuto que pase sin disculparse", ha dicho el partido.

Tras sus inaceptables declaraciones @J_Dijsselbloem no merece seguir al frente del Eurogrupo. Y menos a cada minuto que pase sin disculparse

© Proporcionado por Bolsamanía

— PSOE (@PSOE) 22 de marzo de 2017

Pero no se ha quedado ahí. El responsable de Unión Europea y Política Internacional de la Comisión Gestora, Ricardo Cortés, ha exigido el cese inmediato del Presidente del Eurogrupo, por sus declaraciones, de las que ha dicho que son "profundamente ofensivas, xenófobas y machistas" y que cree que "chocan frontalmente con los valores socialdemócratas". Además, ha reclamado al Presidente de los Socialistas Europeos, Sergei Stanishev, que "reaccione de manera inmediata ante tales declaraciones y retire el apoyo de toda la familia política socialdemócrata a Dijsselbloem, para que no pueda seguir ejerciendo las funciones de Presidente del Eurogrupo".

Además, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha aprovechado su turno de pregunta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados para hacer referencia a este asunto. "No estoy de acuerdo con el presidente del Eurogrupo, que dice que nos hemos gastado el dinero en mujeres y alcohol. Nos lo hemos gastado en corrupción, radiales sin coches, trenes sin pasajeros y aeropuertos sin aviones", ha afeado el líder de la formación naranja.

Por su parte, el europarlamentario del PP Esteban González Pons, en una entrevista en Onda Cero este miércoles, ha dicho que "el presidente del Eurogrupo no está arrepentido de sus palabras sobre los países del sur de la Unión Europea y no ha pedido perdón" y ha recordado que "Dijsselbloem ya acusó a Junker de borracho en 2014. No es un político prudente". Precisamente esta polémica llega tras las elecciones en Holanda, que ganó Mark Rutte, aunque todavía se desconoce si Dijsselbloem tendrá o no cartera en el nuevo Gobierno. Eso podría hacer que dejase de ser presidente del Eurogrupo. Sobre este tema, el holandés ha dicho que será el propio organismo el que decida si podría continuar al frente del mismo sin cartera.

¿ESTÁ ARREPENTIDO?

De Guindos, al ser preguntado por la polémica de las palabras de Dijsselbloem dijo este martes que cree que está "arrepentido de sus palabras". "Estoy convencido de que el propio Dijsselbloem pensará y seguro que está arrepentido de sus palabras", dijo en una rueda de prensa tras la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin), recogida por Europa Press. Asimismo, apuntó que "el comentario no es afortunado ni desde el punto de vista de la forma ni desde el punto de vista del fondo", y afirmó que "nadie se gasta el dinero en gastos inútiles" sino en gastos "necesarios".

Aunque en Bruselas no lo tienen tan claro. Este mismo miércoles la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha dicho que los comentarios del presidente del Eurogrupo sobre los países del Sur son "un error". "Yo no lo hubiera dicho y creo que son un error", ha expresado la comisaria danesa al ser preguntada en una rueda de prensa por las palabras del también ministro de Finanzas de Países Bajos.

Y ante todo este revuelo, Dijsselbloem se ha visto obligado a hablar de nuevo. Según recoge El País, el holandés ha salido al paso del aluvión de críticas procedentes de varios países, y que incluyen una docena de peticiones de dimisión, diciendo: "Lamento que mi mensaje se haya malinterpretado y lamento que se haya entendido como Norte contra Sur", ha dicho a los medios holandeses, a los que además ha confirmado que no tiene intención de dimitir. Además, sobre la frase en la que hablada de alcohol y mujeres, el presidente del Eurogrupo ha apuntado que hablaba sobre sí mismo. "Pido disculpas si alguien se ha sentido ofendido", ha añadido, y tras eso ha explicado que lo que dijo "es que nadie puede esperar malgastar su dinero y después pedir asistencia financiera".

Es en ese momento cuando ha dicho que no tiene "ninguna intención de dimitir", y ha aprovechado para atribuir el malentendido a su estilo "directo", que dice es "propio de la cultura calvinista, de la sinceridad holandesa". "Entiendo que no en todas partes de Europa se aprecie eso; es otra lección que he aprendido", ha subrayado. En su opinión, "a veces el presidente del Eurogrupo debe ser estricto. Creo que necesitamos hablar claro, y que para el futuro de la Unión Económica y Monetaria hay que respetar las reglas. De lo contrario será muy difícil que sigamos juntos", ha concluido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon