Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Análisis | El referéndum del Brexit ¿plantea los mismos interrogantes que las elecciones en España?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/06/2016 Alexander Bueso

No conoceremos el resultado definitivo hasta mañana pero por ahora las cosas pintan bien para el referéndum británico, parece que el Reino Unido votará por permanecer dentro de la Unión Europea y ojalá no me equivoque. Si se cumple ese escenario, será una fantástica noticia, se habrá evitado que una de las grandes potencias europeas socave el proyecto Europeo y desate una fuerte inestabilidad política a largo plazo, con las consecuencias de toda índole que ello podría acarrear a medio y largo plazo.

Aun así, estoy bastante molesto. Se ha montado un referéndum y uno de los principales argumentos ha sido la inmigración, sin menoscabo de que no se puede minusvalorar el reto que se espera que los flujos migratorios supongan en el futuro. Y no solo en Europa o el mundo 'desarrollado'.

© Proporcionado por Bolsamanía

Eso en un país donde casi la mitad de la emigración procede de fuera de la UE y del resto una buena parte son estudiantes. ¡Solo falta que se he prohíba la entrada a los turistas!

Entonces ¿por qué poner a medio mundo en estado de alerta? La principal razón parece haber sido la necesidad de silenciar a una influyente y populista minoría dentro el partido Tory (conservador) británico, los llamados "backbenchers". 'Queréis referendo, tomar referendo' ha sido la respuesta del primer ministro David Cameron, 'explicad a la gente la razón detrás de vuestras constantes criticas y maniobras'.

Tanto así, que en su ultimo informe anual sobre el Reino Unido el Fondo Monetario Internacional advirtió sobre los riesgos que supondría la salida de Reino Unido del país. Entre ellos figuraba que los "intereses locales" estuvieran intentando manipular la situación con el fin de promover los suyos propios. Vaya, lo típico en muchos países, pero no por ello menos grave. En el Reino Unido al menos, la gente parece haber dado la espalda al populismo.

Molestia personal aparte, con el tiempo el referéndum británico quizás resulte muy útil, porque no veo porque las respuestas a los interrogantes que ha puesto sobre la mesa deberían ser distintas en el caso español.

¿Qué hace falta para que la economía del Reino Unido prospere? Reformas y mucho esfuerzo sostenido en el tiempo. Y no solo por la herencia de la crisis sino también por los nuevos retos que se vislumbran en el horizonte. Porque iba a ser distinto en el caso español?

¿Tendría sentido que nos salgamos de la Unión Europea? O que cualquiera de las comunidades autónomas lo hiciese? Que riesgos comportan ese tipo de iniciativas para toda Europa. Tanto en Reino Unido, como en España, y en el resto de Europa, la ciudadanía está cansada de la crisis y la incertidumbre en múltiples frentes, lo cual es caldo de cultivo para el populismo.

De cara ya a las elecciones de este próximo fin de semana, en mi humilde opinión subyacen muchos de los mismos temas y tensiones que en el actual debate político británico. Al final, viene a ser una cuestión de si ante una crisis nos dividimos, y cada uno busca ponerse a salvo, la reacción más natural en el ser humano, o si remamos todos en la misma direccion de una vez por todas.

Voten a quien voten (faltaría mas) España necesita no solo una buena gestión económica por parte de la coalición que salga de las urnas, sino también un consenso entre los partidos (si, todos) a medio plazo, porque la salida de la crisis no se va a conseguir ni en una ni en dos legislaturas, sino que requerirá un esfuerzo sostenido.

La buena noticia es que si parece haber una salida a la crisis actual, y España comenzó hace ya tiempo por acometer las reformas mas difíciles, que ahora muchos de nuestros vecinos intentan imitar, con mayor o menor éxito.

Sin embargo, la soluciones no serán ni fáciles, ni exentas de mas esfuerzos, ni se va a salir de la crisis a golpe de mas deuda y de elevar el gasto público (aunque sea una buena forma de comprar votos), por ejemplo. Y si alguien les dice lo contrario, les están mintiendo a la cara.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon