Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Análisis | Crisis bancarias, a costa de sus responsables

Bolsamanía Bolsamanía 06/07/2016 Antonio Papell
© Proporcionado por Bolsamanía

Los bancos italianos y portugueses están en una situación muy delicada por su descapitalización y mala calidad de activos, algo que ha quedado de manifiesto a raíz del brexit, que ha desnudado las debilidades financieras de todos los actores.

En Italia, donde la crisis está provocando caídas bursátiles extraordinarias (la bolsa de Milán ha perdido desde enero la cuarta parte de su valor, el doble de la medida de las demás plazas europeas), los bancos han reducido su valor en bolsa hasta, en algún caso, el 10% del valor en libros. El Monte dei Paschi, el más antiguo del mundo y tercero de Italia, ya vale menos de 1.000 millones, la décima parte de su valor contable, después de que el BCE le haya conminado a que reduzca en 10.000 millones la cartera de morosos… En Portugal, la crisis es comprable, y la Caixa Geral de Depósitos, el mayor banco del país, público, acaba de ver cómo ha dimitido su cúpula directiva al no haber sido renovada seis meses después del fin de su mandato…

Lo gobiernos italiano y portugués están negociando una salida con la Comisión Europea y con el BCE, pero no va a ser fácil porque la unión bancaria ha cambiado los términos del problema y ya no son de aplicación la soluciones de saneamiento dadas después de Lehman Brothers.

La unión bancaria ha establecido, como se sabe, que en caso de crisis de instituciones financieras, los estados no pueden correr en su socorro si antes no han actuado los accionistas y los acreedores. Ya está bien de que los excesos de ciertos banqueros acostumbrados a disparar con pólvora del rey tengan que ser resueltos por el erario público, como ha sucedido también por cierto en España, donde el Gobierno debería informar con más transparencia de los retornos que obtienen los recursos aportados al rescate bancario.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon