Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ante la incertidumbre, normalidad

Bolsamanía Bolsamanía 23/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La semana pasada encaramos el lunes todavía con la mente puesta en la trágica barbarie sucedida en París, actos que provocaron fuertes caídas en los primeros momentos de cotización. Nada más abrir los diferentes índices todos sufrieron fuertes correcciones, principalmente los europeos. Pero fue solamente puntual, apenas duró minutos, la sorprendente reacción del mercado borró las espectaculares caídas en un abrir y cerrar de ojos, síntoma de fortaleza y normalidad que a muchos inversores dejó en el lado opuesto al que el mercado se dirigía.Las subidas fueron muy importantes y continuaron los días posteriores, la sensación era que el mercado se solidarizó con todos y, los inversores, con el mercado para no añadir más incertidumbre a la ya existente. No debemos olvidar que el mercado sigue obedeciendo a una única directriz y es la que marcan los bancos centralesPero la realidad era otra, el mercado obedeció única y exclusivamente al patrón de normalidad y a comportarse como lo debe hacer a los niveles que visitó a primerísima hora de la mañana, situación que sirvió para intoxicar de manera positiva al mundo bursátil. Los volúmenes de compra fueron elevados en los mínimos de la semana a la espera de catalizadores macroeconómicos que se fueron dando y que el mercado celebró la mayoría de ellos.Si a ello le sumamos lo que por motivos de estacionalidad sucede siempre a finales de año, con datos históricos sobre la mesa que auguran siempre un buen comportamiento y las fechas marcadas del mes de diciembre, donde los bancos centrales cerrarán el curso, -querrán ellos mismo que sea con buena nota y que el mercado también los evalúe bien-, y marcarán las reglas para encarar el 2016. Y es que, no debemos olvidarnos que el mercado sigue obedeciendo a una única directriz y es la que marcan los bancos centrales, actuales pilares económicos que sustentan la economía, cimientos por el momento sólidos y que independientemente de los focos de incertidumbres existentes, siguen gozando de la confianza del inversor.Cuando ésta se pierda deberemos reescribir los modelos y la situación cambiara drásticamente. Pero por el momento la confianza es plena, el mercado parece dejar atrás los meses de agosto y septiembre donde parecía que la economía mundial se iba al traste y donde las caídas de los índices parecían no tener suelo.Como ya comentamos ese era el mínimo que el mercado marcaría durante este volátil 2015, las expectativas siguen siendo las mismas, con un marcado sesgo alcista dentro en la renta variable.Jorge López, analista de XTB

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon