Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Apple tira de más músculo que ingenio en el iPhone 7

Bolsamanía Bolsamanía 08/09/2016 David Vicente

En un momento en el que las ventas del iPhone se han convertido en un quebradero de cabeza para Apple, los de Cupertino han decidido no arriesgar demasiado con su nuevo teléfono. El iPhone 7 refuerza muchos de los puntos ya fuertes del iPhone 6S y no arriesga en ofrecer un nuevo diseño o funcionalidades realmente innovadoras.

Si algo va bien recomiendo no tocarlo y el iPhone es un producto que se ha ganado la fama a base de su rendimiento y prestaciones, eso sin duda, pero Apple ha impregnado a todos sus productos siempre de un toque innovador que los hacía únicos frente a la competencia. El último iPhone 7 carece principalmente de innovación, de presentar algo nuevo, diferente y que a nadie se le hubiese ocurrido aún.

Dejando al margen que todo lo que presentó Apple el miércoles ya había sido contado a golpe de filtración, pero eso no es nuevo en los tiempos que corren, los de Cupertino sólo fueron capaces de sorprender con el último gran videojuego que llega al Apple Store: Super Mario Run, la última versión de la saga de Nintendo adaptada a los iPhone y demás dispositivos de Apple.

El nuevo iPhone 7 es mucho más fuerte en lo que ya eran fuerte sus hermanos mayores: hasta tres veces más rápido que el del iPhone 6, el doble de volumen que el iPhone 6s, mayor rango dinámico y mejor calidad en el manos libres, una carcasa resistente al agua, con una protección nunca vista frente a derrames, salpicaduras y polvo, cámara de 12 Mpx con gran angular, nueva cámara FaceTime HD de 7 Mpx con amplia gama cromática,... y así hasta un largo etcétera. El problema es que ninguna de las prestaciones es revolucionaria sólo siguen explotando las funcionalidades y puntos fuertes clásicos.

© Proporcionado por Bolsamanía

UN DISEÑO CONOCIDO POR TODOS

Históricamente Apple daba siempre un giro en el concepto del diseño de los iPhone cuando cambiaba el número. La versión 7 era esperado por todos ya que había muchos rumores sobre si la carcasa pasaría a ser de cristal u otros diseños revolucionarios que circularon por la red. El nuevo iPhone 7 tiene un diseño acabado en plata, oro y oro rosa, además de dos nuevos acabados en negro, un fantástico negro con apariencia mate anodizada, y un innovador negro brillante con un look profundo.

EL SONIDO, 'LA GRAN REVOLUCIÓN'

Uno de los únicos elementos que se le puede llamar innovador es la apuesta de Apple por mejorar el sonido en el iPhone 7. La compañía ha introducido nuevos altavoces con sistema estéreo que ofrecen un sonido "hipnótico y sorprendente", según los de Cupertino. Aseguran que el nuevo dispositivo tienen el doble de volumen que el iPhone 6s, mayor rango dinámico y un teléfono manos libres de mejor calidad.

Los EarPods, el nuevo sistema de auriculares, con conector Lightning del nuevo iPhone 7 prometen un sonido increíble y para los que quieran olvidarse de los cables, Apple ha lanzado los AirPods. Un producto que ya existía pero que la compañía de la manzana le da su toque personal para reiventarlo. Los nuevos auriculares inalámbricos potencian el sonido y ofrecen una autonomía superior a la de otros sistemas de sonido similares. Los AirPods son compatibles con Siri, de modo que el usuario puede acceder a su asistente personal favorito con un par de toques.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon