Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentina: el juez Griesa equipara a los bonistas no reestructurados con los fondos buitre y eleva la deuda a 8.000 millones

Bolsamanía Bolsamanía 30/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El juez estadounidense Thomas Griesa ha otorgado este viernes a los bonistas que no aceptaron las reestructuraciones de deuda de Argentina los mismos derechos que a los fondos buitre que llevan años luchando en los tribunales de Nueva York para cobrar la deuda. El fallo de Griesa, de 14 páginas, supone un duro golpe para Argentina, ya que eleva a unos 8.000 millones de dólares el total que el país deberá pagar a los litigantes en caso de que decidiera saldar su deuda con los acreedores que sí aceptaron los canjes de deuda de 2005 y 2010, informa Efe.Supone un duro golpe para Argentina, ya que eleva a unos 8.000 millones de dólares el total que el país deberá pagar a los litigantesTras escuchar los argumentos de las partes, Griesa ha considerado que los llamados bonistas ‘me too’ (yo también) deben tener el mismo trato que los fondos buitre, liderados por NML Capital, que desde 2012 cuentan con una sentencia a su favor para cobrar la deuda. Esta decisión judicial recoge una cláusula que obliga a Argentina a pagar 1.300 millones de dólares más intereses a los demandantes antes o al mismo tiempo que a los deudores que sí aceptaron las reestructuraciones de la deuda."Ordeno a la República (argentina) que cumpla con sus obligaciones bajo la cláusula pari passu y haga pagos fraccionados a los demandantes cada vez que pague, o intente pagar a los bonistas reestructurados", ha escrito Griesa en su fallo, publicado por Efe.FALLO A FAVOR DE ARGENTINANo obstante, la Corte de Apelaciones de Estados Unidos rechazó el pasado 5 de octubre la decisión del juez Thomas Griesa de abonar a los fondos buitre los 540 millones de dólares que Argentina depositó el año pasado en el Bank of New York Mellon (BoNY), destinados a pagar a los bonistas que accedieron a la reestructuración de la deuda del país.El tribunal reiteró su resolución de hace un año. Con ello, confima el varapalo judicial a Griesa y a los fondos de inversión estadounidenses, y da oxígeno a la causa defendida por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.El Estado argentino depositó en el BoNY cerca de 540 millones de dólares para satisfacer a los bonistas que se sumaron a las reestructuraciones de 2005 y 2010, pero Griesa ordenó congelar este pago con la intención de destinarlo también a los 'fondos buitre'. Buenos Aires intentó seguir adelante con el pago de la deuda a los bonistas de las reestructuraciones, pero Griesa lo impidió hasta en tres ocasiones, abriendo así el debate sobre si la nación austral había incurrido en cesación de pagos.Buenos Aires intentó seguir adelante con el pago de la deuda a los bonistas de las reestructuraciones, pero Griesa lo impidió hasta en tres ocasiones.El Gobierno argentino recurrió la decisión de Griesa y la justicia estadounidense le dio la oportunidad hasta en dos ocasiones, reclamando al magistrado que acotara el tipo de bonista que debía recibir este dinero, de acuerdo con el diario argentino 'Clarín'. "Después de que esta Corte revocara dos veces sentencias dictadas por el Tribunal de Distrito a favor de los demandantes, en lugar de seguir nuestras instrucciones, el Tribunal de Distrito certificó con acciones de clase expandidas", criticaba la Corte en una resolución anterior.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon