Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Artur Mas al banquillo por la consulta soberanista del 9-N

Bolsamanía Bolsamanía 28/06/2016 Bolsamanía

Finalmente el juez sentará en el banquillo de los acusados a Artur Mas por haber organizado y puesto en marcha el referéndum por la independencia de Cataluña, celebrada en 2014, así como también abrirá juicio oral a la ex vicepresidenta del Govern Joana Ortega y la ex consellera de Enseñanza Irene Rigau. Así lo ha informado este martes en TSJC en un comunicado.

El juez de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha acordado trasladar su decisión a las partes para que puedan solicitar así la apertura del juicio oral contra Mas y presenten escritos de calificación o bien pidan el sobreseimiento del caso.

El magistrado que investiga la causa del 9N ha finalizado la investigación del caso y ha concluido que debe seguirse la acusación contra Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por presunta desobediencia y prevaricación administrativa.

© Proporcionado por Bolsamanía

El magistrado por tanto ha desestimado la petición de sobreseimiento pendiente que habían solicitado las defensas de los políticos investigados por organizar el referéndum del 9 de noviembre de 2014.

ARTUR MAS DESOBEDECIÓ AL TC

El pasado mes de febrero, la Fiscalía Superior de Cataluña concluyó que el ex presidente de la Generalitat hizo caso omiso del TC y mantuvo la convocatoria del 9N a pesar de la suspensión de la misma.

Los fiscales Emilio Sánchez Ulled y Francisco Bañeres aseguraron que Mas conocía la decisión del TC cuatro días antes y aun así "incumplió la obligación que como convocante le atañía de dejar sin efecto" el referéndum.

"TENDRÁ QUE HABER UNA CONFROTACIÓN CON EL ESTADO"

Por su parte, el ex presidente de la Generalitat y presidente de CDC aseguró el pasado lunes en declaraciones a Catalunya Radio que “si las cosas se hacen bien, con todas las fuerzas independentistas agrupadas y suman mayoría, tendrá que haber una confrontación con el Estado”.

Mas apuesta por tanto por la unión de los independentistas en las próximas elecciones al Parlament, que planteará como unas elecciones plebiscitarias para contar votos a favor de la independencia. Si se confirma la mayoría independentista, Mas cree que “habrá que hacer algún acto de confrontación con el Estado” y, “a partir de aquí tendrá que haber pacto”.

El pasado 9 de noviembre de 2015, más de 2,3 millones de personas (alrededor de un tercio de los llamados a las urnas) participaron en la consulta catalana, en la que un 80,76% de los votantes dijeron sí a las preguntas planteadas en el referéndum, a saber: si querían que Cataluña fuera un Estado y, en caso afirmativo, que este fuera independiente. Artur Mas dijo acto seguido que la convocatoria fue un "éxito total".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon