Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así es como un inversor consiguió hundir a Wall Street desde la casa de sus padres en Londres

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/03/2016 Bolsamanía

El nombre Navinder Sarao no dice nada, pero sus acciones sí que valen millones. Al menos para Wall Street, ya que en provocó en 2010 una caída de 1.000 puntos en la bolsa neoyorkina. ¿Lo más interesante? Los detalles de cómo fue capaz de hacerlo.

Lo hizo desde su cuarto en la casa de sus padres en Londres o, al menos, de eso lo acusa el FBI que prepara su extradición a Estados Unidos donde se enfrenta 22 cargos, incluido fraude. También se le acusa de spoofing o la práctica de comprar y vender con la intención de cancelar la transacción antes de ejecutarla.

Mientras, Sarao niega con total tranquilidad los cargos y sus abogados expresaron sus intenciones de apelar la decisión.

ASÍ DICE EL FBI QUE TRANSCURRIERON LOS HECHOS

Desde una computadora en el cuarto en el que se crió, este hombre de 37 años que vestía informalmente, negoció de forma remota un canje bursátil en Chicago, una ciudad que nunca había visitado. En menos de cinco años, Sarao hizo más de 42 millones de dólares.

Sarao estaba operando en la Chicago Mercantil Exchange, un mercado altamente computarizado en el que las personas, los corredores de carne y hueso, tienen pocas posibilidades. En Chicago, la presión es feroz para ver las órdenes de compra y venta solo unos pocos minisegundos antes que el otro corredor lo haga.

¿Por qué? Porque si su operador computarizado obtiene la información dos o tres milésimas de segundo antes que los demás, puede hacer dineroDetenido un trader británico por el flash crash de mayo de 2010. Si se trata de una orden de compra grande, su operador computarizado puede comprar primero que los demás, "marcando la tendencia" y añadiéndole presión a los precios para que suban.

© Proporcionado por Bolsamanía

Lo que Navinder Sarao entendió, como lo hicieron otros antes que él, fue que el comercio de alta frecuencia hace que el mercado se ponga nervioso.

"Como una manada de ovejas que es empujada hacia una dirección u otra por un perro pastor, esos operadores también podrían asustarse", asegura un experto a la BBC. O, para ser más precisos, podrían ser falseados. De acuerdo con los investigadores del FBI, Nav Sarao había modificado un software disponible comercialmente, había alterado un algoritmo, para hacer justo eso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon