Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atentado en Estambul: al menos 39 muertos en una discoteca, mientras el atacante sigue huido

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 02/01/2017 Bolsamanía

(Fuente imagen: Reuters)

El mundo se blindaba para protegerse de los ataques en la noche de Fin de Año y en Estambul los esfuerzos se han visto emborronados por una nueva matanza en las primeras horas de 2017. Un hombre, que en un principio se informó que iba vestido de Papá Noel, entró a las 1:45 de la madrugada (23:45 en España) en la sala de fiestas Reina en Estambul y asesinó a tiros a 39 personas. Después de todo, consiguió huir.

Entre los fallecidos se encuentran 16 extranjeros y hay además cerca de 70 personas que resultaron heridas. "Un terrorista martirizó a un policía que controlaba la puerta principal con un arma de largo alcance y mató a un civil antes de acceder a la sala y atacar a personas inocentes", ha explicado el gobernador de la metrópolis turca, Vasip Sahin, quien también ha afirmado que se trata de un nuevo atentado terrorista, el vigésimo que ha sufrido Turquía en el último año, que ha dejado casi 200 muertos a manos de distintos grupos terroristas.

© Proporcionado por Bolsamanía

El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha señalado que "no es cierto" que el terrorista fuera vestido de Santa Claus, como se afirmó en un inicio, y ha añadido que la policía ya tiene unos primeros indicios sobre su posible identidad. El atacante abandonó el arma en el lugar de los hechos y aprovechó el caos para huir. La Policía turca le busca ahora, pues varias cámaras de seguridad le han captado durante el asalto.

"Por desgracia, el atacante disparó de forma cruel y despiadada contra personas inocentes que estaban celebrando el Año Nuevo y disfrutando", agregó Sahin. En el momento del atentado había más de 500 personas en la sala de fiestas, según la cadena de televisión privada NTV.

De acuerdo a la CNN de Turquía algunas personas saltaron al agua del Bósforo al tratar de huir de las balas y después fueron rescatados por la Policía.

En un primer momento, cuando el caos todavía reinaba, los medios turcos informaron de que habían sido hasta cuatro terroristas vestidos de Papá Noel los autores de la masacre. Más tarde, la cadena local CNN Türk apuntó a un atacante, que se había dado a la fuga. La zona fue acordonada de inmediato y sólo se permitió el acceso a la multitud de ambulancias que se congregaron allí para asistir a los heridos.

"Dispararon a todos con armas automáticas, eran tres o cuatro, dispararon en la cabeza a todos los que estaban vivos", señaló uno de los heridos, ingresado en el hospital del vecino distrito de Sisli, a la agencia turca de noticias Dogan.

Entre los fallecidos y heridos en el atentado figuran ciudadanos de varios países de la región, así como de algunos europeos, según la información que están ofreciendo las autoridades turcas y las de los países de origen de las víctimas. También se ha confirmado que no hay españoles entre ellos.

NINGÚN GRUPO TERRORISTA HA REIVINDICADO LA AUTORÍA

La sala de fiestas Reina es un bar exclusivo y muy concurrido de Estambul donde acuden famosos y la élite secular turca, además de turistas, por lo que las medidas de seguridad suelen ser estrictas, aunque en esta ocasión fallaron.

De momento ningún grupo terrorista ha reivindicado la autoría del atentado. Según el ministro del Interior, Suleyman Soylu "Nuestra policía ha puesto en marcha una operación y esperamos que sea capturado pronto".

Las autoridades turcas habían cancelado varios festejos públicos por el año nuevo debido al elevado riesgo de ataques terroristas, que se había intensificado por la ofensiva de Ankara en la ciudad siria de Al-Bab, uno de los enclaves del Estado Islámico (ISIS). Sólo en Estambul, 17.000 policías estaban desplegados, algunos precisamente disfrazados de Papá Noel o de vendedores callejeros, para prevenir ataques, según la agencia Anatolia.

REACCIONES

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido este domingo que Turquía luchará para acabar con los ataques de grupos terroristas y quienes les apoyan. "Como nación, lucharemos para acabar no solo con los ataques armados de grupos terroristas y las fuerzas detrás de ellos, sino también contra sus ataques económicos, políticos y sociales", ha sostenido Erdogan en un comunicado.

"Están intentando crear el caos, desmoralizar a nuestros ciudadanos y desestabilizar nuestro país con abominables ataques que tienen como objetivo a civiles", ha añadido el mandatario turco.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mostrado su "pesar por las víctimas del ataque". "Pesar por las víctimas del ataque en una discoteca de Estambul; sigo la evolución. Unidos contra el terror. España, con el pueblo turco. MR", reza el mensaje publicado por el presidente en la red social Twitter.

La Casa del Rey ha condenado la "barbarie sanguinaria" del atentado. La institución ha dedicado su primer tweet del año a la tragedia para transmitir "su solidaridad con el pueblo turco y las víctimas". "España, con la libertad frente al terror", concluye el mensaje publicado en la red social durante la mañana de este domingo.

El Papa también ha condenado el atentado y ha arremetido contra "la mancha de sangre" del terrorismo. "Por desgracia, la violencia ha golpeado también esta noche de celebración y esperanza. Con profundo dolor, expreso mi cercanía al pueblo turco, rezo por las numerosas víctimas y los heridos, y por toda la nación en luto", ha señalado Francisco tras haber rezado el primer Ángelus del año.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon