Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atentos: Goldman prevé más problemas desde China en los próximos años

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La transición de China hacia un modelo económico centrado en el consumo interno mantendrá a los mercados emergentes bajo presión durante los próximos cinco años, según anticipan los expertos de Goldman Sachs. El consejo de estos expertos a sus clientes es que "ajusten su exposición" a los activos de los mercados emergentes (EM)."El país está intentando orientar su economía desde las exportaciones y la inversión hacia un modelo más equilibrado centrado en el consumo", han señalado desde Goldman en un informe titulado 'El gran dilema de China', recogido por CNBC. "Una agenda de reformas tan compleja e interconectada nunca ha sido realizada a esta escala. La transición, si se consigue, no es probable que sea suave", han añadido.En su opinión, esta transición provocará un aumento de la volatilidad no sólo en 2016, sino en los próximos cinco años. "Las economías desarrolladas no serán inmunes a la volatildad que emana desde China, pero los impactos directos e indirectos serán menos. No obstante, esperamos que los mercados desarrollados sobrerreaccionen, como lo hicieron en agosto de 2015 y lo han hecho a principios de 2016".EL YUAN SERÁ DEVALUADO UN 20% EN LOS DOS PRÓXIMOS AÑOSGoldman espera una caída de entre el 10% y el 20% del yuan durante los próximos dos añosRespecto a las acciones, consideran que "todavía no están lo suficientemente baratas para garantizar un consejo de sobreponderar. No son lo suficientemente baratas respecto a las acciones de Estados Unidos".Uno de los aspectos más preocupantes para los mercados emergentes es que China intentará devaluar su divisa durante los próximos años. En ese sentido, esperan una caída de entre el 10% y el 20% durante los próximos dos años. "Una depreciación sostenida del yuan lastrará a las divisas de los mercados emergentes y contrarrestará el aumento de rentabilidad de la deuda de esos países".Además, Goldman ha comentado que "los EM son más dependientes de la demanda china de materias primas para manufacturas e inversiones inmobiliarias, por lo que esperamos un menor crecimiento en las dos áreas y menores retornos en estos países".JOSÉ LUIS CAVA CONSIDERA QUE EL YUAN ES CLAVE PARA LAS BOLSAS“El que el petróleo esté barato es bueno, pero el yuan tiene una correlación alta con el movimiento del crudo y de las bolsas y, cuando el yuan cae, caen las bolsas y el crudo. Creo que las bolsas se estabilizarán cuando el yuan lo haga”, ha señalado el experto independiente, José Luis Cava, a Bolsamanía.El yuan se gestiona en virtud de un sistema de tipo de cambio estrecho y controlado con respecto al dólar"El yuan chino (CNY) se gestiona en virtud de un sistema de tipo de cambio estrecho y controlado con respecto al dólar estadounidense (USD), según el cual el Banco Popular de China (PBOC) establece una fluctuación diaria máxima de dos puntos porcentuales con respecto al dólar a partir del tipo de cambio diario oficial", explican los expertos de Ebury."En los últimos dos años, el PBOC ha per mitido una depreciación gradual del yuan. Sin embargo, en agosto, el Banco Popular de China sorprendió a los mercados de divisas al realizar una serie de devaluaciones del yuan, dejando su tipo de cambio fijo respecto al dólar estadounidense alrededor de un 3% más bajo en tan solo una semana. A consecuencia de una serie de publicaciones de datos económicos decepcionantes de China, el yuan se ha resentido, cayendo en enero por debajo de su nivel mínimo en cinco años", explican estos expertos.EL PBOC RECORTA LOS TIPOS DE INTERÉSCreemos que se le ha concedido excesiva importancia al rendimiento reciente del mercado de valores chino"En un intento por estimular la debilitada economía china, el banco central se ha visto obligado a actuar y últimamente ha llevado a cabo una serie de recortes de los tipos de interés. En octubre, el tipo de referencia se redujo en 25 puntos básicos hasta el 4,35 %, lo cual constituyó la sexta bajada de tipos del país en los últ imos doce meses. Mientras tanto, las reservas mínimas del banco se redujeron un 0,5 % más", señalan desde Ebury.En su opinión, "los mercados financieros chinos han recibido un duro golpe durante los últimos meses. El índice compuesto de Shanghái ha caído casi un 20 % desde mediados de diciembre, lo que agrava en mayor medida la venta masiva del yuan. Sin embargo, creemos que se le ha concedido excesiva importancia al rendimiento reciente del mercado de valores chino, y no esperamos que esto cause más devaluaciones significativas del yuan en relación con los niveles actuales. En comparación con la economía china, su mercado de valores es relativamente pequeño. Sólo el 20% de la riqueza doméstica nacional está atada a acciones chinas, comparado con el 60% en Estado Unidos".EL OBJETIVO ES LA INTERNACIONALIZACIÓN DEL YUANUna fuerte devaluación debilitaría la confianza en la moneda china y sería contraproducenteLa riqueza de los hogares chinos se invierte principalmente en bienes inmuebles, y los precios inmobiliarios se han estabilizado e incluso recuperado en los últimos tiempos. Por otra parte, preocupa el agotamiento de las reservas de divisas en China en los últimos dieciocho meses con el fin de proteger la moneda. Sin embargo, las reservas totales siguen siendo muy altas y China cuenta con el mayor fondo de reservas de divisas extranjeras del mundo.Uno de los principales objetivos a largo plazo de China es la internacionalización del yuan como medio de cambio y reserva de valor. Una fuerte devaluación debilitaría la confianza en la moneda china y, en última instancia, sería contraproducente.UNA FUERTE DEVALUACIÓN DEL YUAN SERÍA CONTRAPRODUCENTEMedidas administrativas y controles de capital reforzados serán usados para desalentar la fuga de capitalesAsimismo, un yuan más débil sería contrario al objetivo de reequilibrar la economía china dejando a un lado la inversión y fomentando el consumo interno. Teniendo en cuenta lo anterior, seguimos creyendo que las autoridades chinas perseverarán en su objetivo implícito de mantener la estabilidad del yuan con respecto a su cesta ponderada de divisas, cuya composición estimamos en alrededor de un 45 % de dólares estadounidenses, un 30 % de euros y un 20 % de yenes japoneses.Mientras tanto, medidas administrativas y controles de capital reforzados será probablemente usados para desalentar la fuga de capitales, en lugar de para devaluar la moneda. Dado que la divergencia de posturas en materia de política monetaria entre el Banco de Japón, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal presionarán a la baja al yen y al euro frente al yuan, pronosticamos únicamente pérdidas graduales del yuan con respecto al dólar estadounidense en relación a los niveles actuales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon